martes 21 de noviembre, 2017

Absolvieron al juez Hooft en el juicio político provincial: ¿causa armada por la propia justicia?.

Comentarios desactivados en Absolvieron al juez Hooft en el juicio político provincial: ¿causa armada por la propia justicia?.
Absolvieron al juez Hooft en el juicio político provincial: ¿causa armada por la propia justicia?.

El Jurado de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados de la provincia de Buenos Aires decidió, por ocho votos contra dos, absolver al juez Pedro Cornelio Federico Hooft y reintegrarlo como titular del Juzgado en lo Correccional N° 4 de la ciudad de Mar del Plata, cargo en el que estaba suspendido por disposición de este mismo Jurado desde el 5 de marzo de 2013.

La mayoría, formada por los conjueces abogados Héctor Ricardo Martín, Eduardo Gustavo Adolfo López Wesselhoefft, Atilio Ricardo Rossello, José Luis Núñez y José Miguel Nemiña; los legisladores senador Héctor Luis Vitale y diputado Abel Eduardo Buil; y el ministro de la Suprema Corte Juan Carlos Hitters, consideró que Hooft no incurrió en los delitos de lesa humanidad que se le imputaron.

Los cargos, finalmente desestimados por la mayoría del cuerpo, remitían a su actuación en Mar del Plata en el año 1977 en el denominado caso de la “Noche de las Corbatas”, donde fueron secuestrados y permanecen desaparecidos varios abogados; además de otros delitos de lesa humanidad, como haberse declarado incompetente para juzgar los homicidios remitiendo los expedientes a la Subzona Militar XV y, en especial, haber realizado visitas a centros clandestinos de detención.

En minoría, el senador Luciano Martini y la diputada Lucía Portos votaron por la destitución del magistrado, por considerar que sí había cometido los delitos de lesa humanidad enunciados.

La causa

La causa se inició en marzo de 2006, con una denuncia impulsada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, al entender que Hooft “contribuyó intencionalmente con el terrorismo de Estado, permitiendo que se pudiesen cometer delitos de lesa humanidad” y exigió su indagatoria, procesamiento y detención como presunto responsable por acción u omisión de los delitos de “tormentos seguidos de muerte, tormentos cometidos en forma reiterada, violación reiterada” y como autor “del delito de abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público, denegación de justicia y supresión de objetos destinados a servir como prueba”.

Luego se sumaron a la denuncia la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense y la Comisión Provincial por la Memoria.

Sin embargo, desde un primer momento la familia del acusado y su defensa sostuvieron que la acusación fue armada con intencionalidad política desde la Procuración general de la Nación y realizaron una denuncia penal al considerar que se hallan frente a un caso de “corrupción judicial”.

“Se hizo justicia de una vez por todas”

En declaraciones a Infobae, Pedro Federico Hooft, hijo del juez restituido y uno de los defensores, aseguró que “se hizo justicia de una vez por todas, se rechazaron todos los cargos de la acusación y se dispuso la absolución del juez y su inmediata reincorporación”.

Además, aclaró que esto debería impulsar la causa por corrupción judicial que se inició en 2013. “Hace un año que la causa no tiene movimiento”, afirmó Federico, quien recordó que “lo que nosotros denunciamos fue a partir de una conversación, en la que el fiscal me reconoció que no existían delitos de lesa humanidad, que había una inmensa presión política, que él no firmó el pedido de llamado de indagatoria, sino que el fiscal Adler, excusado, no podía tomar intervención en la causa, le llevó un escrito solicitando el pedido de indagatoria”.

El hijo del juez conoce al fiscal Claudio Kishimoto desde 1993 y en virtud de esa confianza habló con él y lo grabó. En la grabación aportada como prueba por los Hooft, Kishimoto admite: “Le quieren cortar la cabeza. Lo quieren colgar a tu viejo, no sé por qué tanto encarnizamiento”.

A partir de allí, en mayo último, la familia de Hooft denunció a fiscales y a un juez por el armado de la causa.

“Derrota para los fiscales armadores de causas”.

(Fuente: Infobae)

Los comentarios están cerrados.