lunes 20 de noviembre, 2017

La interna K va tomando forma con Scioli sacando ventaja.

Comentarios desactivados en La interna K va tomando forma con Scioli sacando ventaja.

El gobernador bonaerense tiene los votos, pero la Casa Rosada la decisión. Esto recién empieza.

La interna K va tomando forma con Scioli sacando ventaja.

Un día después del plenario de la militancia, el encuentro hecho anteayer en el Mercado Central en que el kirchnerismo escenificó una fuerte demostración de unidad, las agrupaciones más cercanas a la Presidenta compartían ayer una certeza: ningún postulante del oficialismo podrá llegar a la Casa Rosada si no se compromete a continuar el proyecto y si no reconoce la conducción de Cristina Kirchner más allá de 2015.

“Ésa es nuestra lucha para lo que viene, que lo colectivo se imponga sobre lo individual, que el proyecto esté por delante de cualquiera de los candidatos”, dijo a LA NACION el jefe de una de las principales agrupaciones de Unidos y Organizados (UyO), el frente que coordina La Cámpora y que armó el encuentro de anteayer, en el Mercado Central. “Nadie puede ser presidente sin este espacio. Nadie puede ser presidente sin Cristina”, tradujo otro dirigente de peso de UyO.

En lo que pareció una continuación del clima que se vivió anteayer en La Matanza, durante su discurso de ayer por cadena nacional la Presidenta puso en primer plano a la militancia e insistió en el concepto de “empoderar a la sociedad” para afrontar los tiempos que vienen.

Con claras muestras de cansancio físico, los dirigentes de UyO se mostraron ayer muy conformes por el resultado del plenario, que logró reunir a casi todos los postulantes del oficialismo (de Daniel Scioli a Sergio Urribarri), al gabinete nacional, a buena parte de los intendentes del conurbano, a organismos de derechos humanos y a gremios cercanos a la Casa Rosada.

Luego de largos meses de bajo perfil, el kirchnerismo puro dio una muestra de vitalidad, recuperó la iniciativa y procuró poner en cuestión el clima de fin de ciclo. De hecho, la primera decisión surgida del plenario, que hasta fin de año se repetirá en el interior del país, fue la convocatoria a un acto multitudinario en la Plaza de Mayo el 25 del mes próximo, a once años del inicio del mandato de Néstor Kirchner.

“Se demostró que somos una fuerza viva y que vamos a condicionar cualquier armado electoral”, dijo a LA NACION el jefe de otra agrupación de militancia. “El liderazgo de Cristina va más allá de los tiempos institucionales”, agregó.

El discurso del secretario legal y técnico, Carlos Zannini, que cerró el plenario de anteayer, también apuntó a resaltar el liderazgo de Cristina Kirchner por sobre cualquiera de los dirigentes que aspiran a sucederla. El funcionario sostuvo que la tarea principal de la militancia “no es buscar candidatos, sino interpelarlos y empoderar a la sociedad para que cada trabajador, cada persona, reclame sus derechos”. E insistió: “Tenemos que ser interpeladores de los candidatos que aparezcan: preguntarles qué van a hacer con la asignación por hijo, con YPF, con el empleo”.

La otra cara de ese razonamiento es que, bajo el esquema en que el proyecto tiene más peso que el candidato, todos los postulantes del oficialismo parten de un pie de igualdad, incluido el gobernador Daniel Scioli, el que más resistencia generaba hasta hace un tiempo en el kirchnerismo puro.

Una postal del nuevo escenario fue la recorrida por el Mercado Central que el gobernador bonaerense compartió anteayer con el secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque. En UyO destacaban que Scioli no sólo fue uno de los candidatos presidenciales que acudieron a la cita de la militancia, sino que además lo hizo de acuerdo con las reglas fijadas por la organización: no tuvo un lugar de privilegio, participó del acto de apertura, pero no fue uno de los oradores.

Esa mayor apertura se evidenció también en declaraciones que hizo el filósofo Ricardo Forster, referente de Carta Abierta y uno de los que habían explicitado su rechazo a una candidatura presidencial del gobernador bonaerense. Sin darle su respaldo, ayer dijo que Scioli “se ha ganado, por derecho, ser [pre]candidato a presidente” por el Frente para la Victoria, ya que “ha mostrado lealtad importante en momentos difíciles”. En tanto, Julián Domínguez y Agustín Rossi, otros de los que deslizaron sus aspiraciones presidenciales, repitieron que todavía es muy pronto para hablar de candidaturas.

La interpelación de la militancia sobre los candidatos, a la que aludió Zannini en La Matanza, todavía no tiene un formato definido. Pero los dirigentes de UyO apuestan a acumular capital político en la figura de Cristina Kirchner para que ella mantenga la conducción del espacio, más allá del recambio presidencial. Quieren además que el sector más leal a Cristina Kirchner mantenga buena cantidad de espacios de poder institucional después de 2015. En esa lógica, aspiran a conservar un núcleo de kirchnerismo puro en el Congreso, como garantía de que el próximo presidente no desande el camino recorrido.

(Fuente: LA NACION)

Los comentarios están cerrados.