lunes 25 de septiembre, 2017

Capitanich y Aníbal Fernández le restaron importancia al tema Boudou.

Comentarios desactivados en Capitanich y Aníbal Fernández le restaron importancia al tema Boudou.

No se tomará licencia, afirmaron ambos.

Capitanich y Aníbal Fernández le restaron importancia al tema Boudou.

Capitanich aseguró que no hubo reuniones especiales por Boudou y volvió a compararlo con Macri: “Es exactamente el mismo caso”.

El jefe de Gabinete aseguró que ni él ni la Presidente se encontraron para analizar la situación procesal del Vicepresidente. Aseguró que hay un “tratamiento inequitativo y desigual” entre su figura y la del jefe de Gobierno porteño. Evitó responder si le pedirán que se tome licencia, pero anticipó: “Todo lo que había que decir ya se dijo”

El gobierno nacional eludió responder con precisión si le pedirán al vicepresidente Amado Boudou que se tome licencia tras haber sido procesado en el caso Ciccone. Sin embargo, las palabras de Jorge Capitanich tienden a indicar que esa solicitud no se producirá.

“Todo lo que había que decir ya se dijo”, se excusó esta mañana el jefe de Gabinete cuando fue consultado acerca de la decisión del juez Ariel Lijo. En la conferencia de prensa que da cada día en Casa Rosada además aclaró: “Respecto a esta cuestión no hemos tenido diálogo porque trabajamos en temas de agenda institucional respecto a la complejidad de la causa judicial de los fondos buitre en los Estados Unidos. Es parte del trabajo que nos corresponde hacer”.

“En mi carácter de jefe de Gabinete no soy abogado penalista para opinar sobre el estado procesal”, se excusó Capitanich. Pero, como todo el oficialismo, insistió en la supuesta desigualdad de trato que reciben Boudou y Mauricio Macri ante similares situaciones procesales. “El caso del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es exactamente el mismo y uno observa que la participación en los medios es casi inexistente. Los mismos dirigentes opositores que se expiden con furibundas declaraciones sobre esta causa no lo hacen con la causa del jefe de la Ciudad. Observo un tratamiento inequitativo y desigual”, protestó.

El viernes, el juez Lijo resolvió procesar a Boudou por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública en el caso que investiga la transferencia irregular de la imprenta de valores Ciccone Calcográfica. Macri, en cambio, se encuentra procesado por la causa que desde 2009 investiga la red de escuchas y espionaje montada por el agente Ciro James para seguir a políticos y empresarios.

En cuanto se conoció el fallo, los abogados del Vicepresidente anunciaron que apelarán la medida. Pero no serán los únicos: las defensas de Nicolás Ciccone y Guillermo Reinwick anticiparon que presentarán distintos pedidos de nulidad. En apenas cuestión de meses, la familia propietaria de la imprenta pasó de ser testigo y damnificada a convertirse en imputada por haberse quedado con el 30% de la sociedad tras el desembarco del fondo The Old Fund. Para el magistrado, se convirtieron en cómplices al aceptar asociarse en la explotación de la llamada máquina de hacer billetes.

ANIBAL FERNADEZ: “HAY PRESUNCION DE INOCENCIA”

Aníbal Fernández negó que Boudou vaya a tomar licencia: “Sigue existiendo la presunción de inocencia”. El senador kirchnerista aseguró que los pedidos de la oposición para que el vicepresidente se aparte de su cargo por el caso Ciccone es una “ventaja politiquera berreta”. Pese a que está procesado, recordó que es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Además, negó cualquier vínculo con la causa.

El primer indició lo dio esta mañana Jorge Capitanich en su conferencia de prensa. Y, apenas minutos más tarde, la decisión fue confirmada por Aníbal Fernández: Amado Boudou no se tomará licencia pese a haber sido procesado en el caso Ciccone.

El senador nacional consideró que los pedidos opositores para que el Vicepresidente sea apartado de su cargo son una “ventaja politiquera berreta”. “Sigue sin haber un elemento de fondo que cuestione esa situación, más que el auto de procesamiento, que puede ser apelado”, consideró.

En su entrevista con el canal Telefé, Aníbal Fernández recordó que “sigue existiendo la presunción de inocencia aunque exista un procesamiento” en su contra. “Por eso tiene el derecho a la apelación”, insistió.

“No hay que tenerle miedo a esas cosas. Cuando el tribunal de alzada se exprese (sobre la apelación que presentarán los abogados de Boudou), veremos cómo siguen las cosas. Está bien que lo resuelva la Justicia”, concluyó al respecto.

El senador dio también su primera explicación oficial luego de que en el fallo del juez Ariel Lijo apareciera nombrada una factura a nombre de la jefatura de Gabinete que él por entonces conducía: “Un amigo periodista ayer me llamó a modo de comentario y pregunta. Yo lo desconocía, me metí en el Centro de Información Judicial, bajé el escrito y en la página 262 figura la jefatura de Gabinete de ministros. Si uno sigue leyendo, dice que tanto el Síndico de la quiebra (de la ex Ciccone Calcográfica) como los administradores de la quiebra no saben de qué se trata ese tema. Entonces vienen a la jefatura de Gabinete y le preguntan. Ellos le dicen: ‘Nunca esa factura entró al Gobierno’. El juez va luego a la oficina nacional de contrataciones, que también le contesta que esa factura no ingresó al Estado”.

“Es algo que dibujaron en la contabilidad de la empresa y tendrán que seguir viéndolo en la contabilidad de la empresa”, concluyó.

ADNbaires/Fuente Infobae

 

Los comentarios están cerrados.