sábado 23 de septiembre, 2017

Cobos aseguró que “en su gobierno” cualquier persona que cometa un delito irá presa, “sea extranjero, argentino o vicepresidente”.

Comentarios desactivados en Cobos aseguró que “en su gobierno” cualquier persona que cometa un delito irá presa, “sea extranjero, argentino o vicepresidente”.

El diputado radical y precandidato a presidente por UNEN afirmó, además, que federalizará los recursos del Estado para evitar "peregrinaciones" de intendentes y gobernadores, que cada uno los administrará en sus distritos // ELISA CARRIO cada vez más cerca de acordar una interna con Mauricio Macri, acompañada por el titular de la UCR, Ernesto Sanz: "La mitad de la gente quiere una alianza no peronista", dijo la diputada chaqueña.

Cobos aseguró que “en su gobierno” cualquier persona que cometa un delito irá presa, “sea extranjero, argentino o vicepresidente”.

El diputado y precandidato presidencial del Frente Amplio UNEN Julio Cobos aseguró que si llega a la Casa Rosada “irá presa” cualquier persona que comete un delito sin importar “si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”.

Cobos también aseguró que si llega a la Presidencia “el primer día” de su gobierno convocará a los gobernadores de todo el país “para decirles que los recursos que hoy están en el Presupuesto Nacional y lo ejecuta el Poder Ejecutivo de manera discrecional serán de ellos de modo institucional”.

“Así daremos por terminada la peregrinación de gobernadores e intendentes a funcionarios nacionales que solo consiguen migajas, presiones y humillaciones”, consideró el diputado mendocino, durante una visita que realizó anoche a Tucumán.

Afirmó además que si ocupa la primera magistratura “no habrá discriminación por ideas o por política” y destacó que su Gobierno “será de profundo respeto por la República, de igualdad ante la ley y con certidumbre de división de poderes. En mi gestión, todos serán iguales ante la ley. Esto quiere decir que sean extranjeros, argentinos, ministros o vicepresidente de la Nación, el que cometa un delito, va preso”.

CARRIO Y SANZ SIGUEN DIALOGANDO CON MACRI

Nadie habla ni acepta que se hable de pacto, pero los “vasos comunicantes” entre ambos están más aceitados que nunca. Elisa Carrió machaca, día a día y a pesar de las quejas de sus socios de UNEN, sobre la necesidad de ir a una “interna abierta” con Mauricio Macri. Y aunque desde Pro se opta por la prudencia y nadie se anima a decirlo en voz alta, no son pocos los macristas que reconocen que los contactos bien pueden transformarse en algún tipo de acuerdo de cara a las presidenciales de 2015.

“El 50% de la gente quiere una opción no peronista (en 2015). Y para ganar hace falta ir a una interna (con Macri)”, dijo Carrió a LA NACION. La diputada y líder de la CC-ARI negó un acuerdo con Pro, pero reconoció que hay diálogos y advirtió que se tiene fe para la eventual contienda. “A Macri se le puede ganar, los que no quieren ir es porque se creen perdedores”, dijo, en alusión a los presidenciables de UNEN, que, como Hermes Binner y Fernando “Pino” Solanas, rechazan una interna con Macri.

¿Qué opinan Macri y los referentes de Pro sobre los gestos de Carrió? “Su insistencia nos beneficia, coincide con nuestra idea de abrir el espacio”, afirman cerca de Macri. En lo formal, nadie en el macrismo opinará sobre los “conflictos internos” de UNEN, pero todos creen que Carrió y varios dirigentes radicales (con Oscar Aguad y hasta Ernesto Sanz a la cabeza) pueden ser interlocutores válidos para las negociaciones que se vengan.

“No podemos meternos a analizar a dirigentes que no responden a nuestro espacio político. Pero respetamos la valentía y la integridad de Carrió”, afirmó el titular de Pro nacional, Humberto Schiavoni. “Carrió siempre comprendió que la dicotomía es república o populismo. Y que no hace falta disfrazarse de socialdemócrata para pelear juntos contra un partido que se disfraza de oficialismo y oposición para seguir en el poder”, elogió la ex aliada Patricia Bullrich.

Precisamente, Bullrich es uno de los “vasos comunicantes” entre ambos dirigentes. Los macristas Gabriela Michetti y Federico Pinedo, y los “lilitos” Fernando Sánchez y Paula Olivetto se encargan de mantener aceitado el diálogo. No se trata sólo de diálogos en las sombras: a la reunión de Michetti y Carrió de la semana pasada le seguirá el martes otra foto conjunta de ambas con Aguad y Rogelio Frigerio (nieto), en una charla-homenaje a Rogelio Frigerio organizada por la juventud del Movimiento de Integración y Desarrollo.

¿Compartirán Macri y Carrió un mismo espacio, aunque sea para competir? Las opiniones están divididas en Pro. “Tarde o temprano van a ir juntos a la interna Les conviene a los dos. Si se va de UNEN, Carrió se lleva los votos radicales y a Macri todo eso le sirve mucho para llegar al ballotage”, analizó una figura experimentada del macrismo. En las antípodas, otro dirigente expresó sus “temores” sobre un acercamiento de Carrió, “que nos puede traer conflictos si la dejamos acercarse”.

Además de las críticas que Carrió sostuvo en relación con el empresario Nicolás Caputo (cercano a Macri), un eventual triunfo del líder de Pro supondría, además, abrir la caja de Pandora para más conflictos. “Lilita quiere meter presa a Cristina si Macri llega al poder”, susurran cerca de la diputada, una postura alejada de las buenas relaciones que el gobierno porteño se esmera a tener con la Casa Rosada, en el nivel operativo.

En relación con UNEN, y después de las fotos de Sergio Massa con dirigentes radicales, la estrategia del macrismo parece haber dado un vuelco. “La estrategia de seguir nuestro propio camino estaba al límite y quisimos aclararles que no hay condicionamientos”, aclararon en el Ministerio de Gobierno, que encabeza Emilio Monzó. El radical formoseño Ricardo Buryayle y sus correligionarios Martín Lousteau (Capital) y Francisco Torroba (La Pampa) ambicionan gobernar sus provincias y pidieron (y obtuvieron) respuestas tranquilizadoras. “Seguimos conversando, no cerramos las puertas y ellos se dan cuenta que Massa también tiene un límite”, explicaron en Pro.

Más allá de las negociaciones “locales”, la posibilidad de una interna entre Macri y Carrió (con Sanz como vice, como quisiera la líder de la CC-ARI) no parece tan descabellada. “Carrió está en UNEN, y hay una discusión sobre confluir o no. Eso lo va a definir la realidad, y se acelerará si el Gobierno sigue con esta actitud autoritaria de aprobar leyes casi sin tiempo para analizarlas”, afirmó Pinedo a LA NACION.

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.