lunes 20 de noviembre, 2017

PRO venderá las acciones de empresas que posea la Anses si es gobierno.

Comentarios desactivados en PRO venderá las acciones de empresas que posea la Anses si es gobierno.

La respuesta de Bossio no se hizo esperar y fue a través de un comunicado.

PRO venderá las acciones de empresas que posea la Anses si es gobierno.

La novedad se originó la semana pasada en el último día del Coloquio de IDEA en Mar del Plata, en medio de un panel de debate económico con los representantes de las principales fuerzas políticas con posibilidades electorales.

Francisco Cabrera, ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad, fue en representación del PRO y propuso que una de las vías alternativas para limitar la injerencia del Gobierno en los directorios de las empresas sería vender las acciones que están en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES.

El proyecto todavía no tomó una forma definitiva, pero es una de las ideas que ha debatido el equipo económico del think tank Fundación Pensar, que dirige Cabrera, como parte del programa del PRO, dado que el macrismo siempre se ha mostrado muy crítico del uso que hizo el Gobierno de los directores estatales en empresas públicas.

En diálogo con LA NACION, Cabrera explicó que la idea preliminar consistiría en “vender en bloque las acciones de empresas del FGS a fondos de pensión internacionales, que podrían elegir colocar directores con el objetivo de maximizar el valor de la compañías” y así obtener beneficios para sus asegurados.

Vender en bloque las acciones de empresas del FGS a fondos de pensión internacionales, que podrían elegir colocar directores con el objetivo de maximizar el valor de la compañías
Por otra parte, también detalló que “el dinero en efectivo que ingresaría al FGS [como resultado de las ventas] significaría un ingreso neto de divisas y se podría reinvertir con una estrategia de renta fija, ya sea deuda corporativa, papeles comerciales o hasta inclusive un bono de infraestructura”.

De acuerdo con su último reporte a fin de junio pasado, el FGS posee un 10,23% de su cartera comprada colocada de empresas líderes como Telecom, Banco Macro, Siderar, Grupo Galicia y BBVA Francés. En total, representa unos $41.972 millones (equivalentes a U$S 5158 millones) sobre un total de $409.995 millones.

La composición del FGS se completa 64,2% con títulos públicos y obligaciones negociables; 13% en proyectos productivos y de infraestructura; 3,7% en plazo fijo y 8,9% en disponibilidades y otros.

Durante el Coloquio, Cabrera había opinado: “El Estado fue muy irresponsable en el manejo del FGS, porque ha utilizado a las acciones del fondo para intervenir en las empresas, lo cual me parece peligroso”.

En funcionario se refería a la designación plena de representantes estatales en las empresas con pleno ejercicio de derechos políticos que comenzó en julio de 2011. Uno de los casos más icónicos había sido por entonces el ingreso de Axel Kicillof al directorio de Siderar.

“En el mundo los fondos (de pensión) ponen directores en las empresas, de ninguna manera pretenden defender a un sector, lo que pretenden es que a la empresa le vaya lo mejor posible y obtener potenciales mejores recursos para los pensionados”, había dicho Cabrera como antesala a la propuesta de venta de acciones.

EL COMUNICADO DE BOSSIO

En respuesta a las declaraciones de Cabrera, el funcionario del PRO y Ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad, que prometió que si ganaba el PRO, “iban a partir en pedazos el FGS y a subastarlo” y ” a vender en bloque las acciones de empresas del FGS a fondos de pensión internacionales”, el Director Ejecutivo de ANSES, Diego Bossio señaló que: “La propuesta del PRO, que es regalar el ahorro y el esfuerzo de los argentinos, no tiene nada de novedosa. Es el mismo modelo neoliberal privatizador de los noventa, el de un Estado ausente que llevó a que más de la mitad de los argentinos estuvieran en la pobreza y casi un cuarto desempleado. Esta es la verdadera batalla ideológica que está en discusión: Un Estado presente que incluya y empuje la producción y el empleo o una economía neoliberal, donde se acentúe la desigualdad y la exclusión. La verdadera discusión es entre el modelo en marcha y el PRO: es el de una Argentina para todos o una Argentina para unos pocos.”

La propuesta del funcionario del PRO había sido formulada en el último día del Coloquio de IDEA en Mar del Plata, en medio de un plantel económico de partidos políticos opositores. El ministro del PRO Francisco Cabrera, propuso que una de las vías para reducir la presencia del Estado en los directorios de las empresas sería vender las acciones que están en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES. El proyecto es una de las ideas del think tankde la Fundación Pensar, que dirige Cabrera, como parte del programa del PRO.

Sobre la propuesta económica del PRO de liquidar el FGS, Bossio señaló que “el verdadero objetivo del PRO es generarle un perjuicio al Estado y a los intereses de los argentinos. Si se vendieran en bloque las acciones de las empresas del FGS, las mismas perderían valor, por lo que se devaluaría el valor del Fondo. Se trata de una verdadera transferencia de recursos hacia unos pocos. Además, propone que esta transferencia de acciones vayan a fondos de pensión internacionales, desnacionalizando la economía. No solo roza lo delictivo, sino que además es muy triste que un argentino confié más en los de afuera que en los de adentro. ”

“El nivel de irresponsabilidad y la falta de seriedad del PRO con esta propuesta, es temeraria. Además demuestra un altísimo nivel de desconocimiento e ignorancia. El FGS no compró acciones de empresas, sino que estás venían de las AFJP. Es la misma historia de siempre, los mismos de siempre vienen para arrasar y a dejar un tendal de pobreza y miseria a su paso. Cabrera era un representante de las AFJP, y es lógico que piense como piensa. Uno tiene la sensación de que el PRO tiene una profunda nostalgia del neoliberalismo de los noventa. El PRO quiere volver al país en el que el 40% de los argentinos no podían jubilarse, y las jubilaciones estaban congeladas. Lamentablemente los argentinos tenemos que estar muy alertas, porque como “nuevas propuestas” se busca presentar a las viejas recetas que nos llevaron a la crisis más profunda de nuestra historia”, amplió Bossio.

Desde el 2008, el FGS pasó de $100.214 millones a más de $460.000, en poco más de 5 años. Los activos del FGS están compuestos en un 63,3% por Títulos Públicos Nacionales, un 13,1% por Proyectos Productivos o de Infraestructura, un 11,5% por Acciones y un 3,4% por Plazos Fijos, entre otros. Desde su constitución, el FGS ha mantenido su posición en acciones en más de 40 empresas argentinas de primera línea que cotizan en la bolsa local. En más de 5 años, no se ha vendido nunca una acción de estas empresas, manteniendo una política activa en cuanto a la asistencia en las asambleas y directorios, permitiendo así el monitoreo de una de las inversiones más importantes del Fondo, que hoy representan 11,5 % de la cartera total. La política llevada a cabo por ANSES permitió que este inciso de la cartera fuera el más rentable en estos 5 años junto, con los Títulos Públicos. Cuando se creó el FGS, este poseía $7800 millones en acciones argentinas, y hoy supera los $50.000 millones, con una suba de más del 540% en el período, pasando de representar menos del 8% de la cartera a más del 11%. Esta prudencia en el manejo del portafolio permite, además, quitarle volatilidad al mercado y a la propia cartera del FGS, dando previsibilidad a las propias empresas sobre el actuar de sus accionistas principales, en este caso la ANSES.

Por último, el Director de la ANSES, adelantó que el jueves de la próxima semana estará asistiendo a la Comisión Bicameral Especial de Control de los Fondos de la Seguridad Social, a rendir cuentas de la evolución del valor del FGS y de las inversiones del mismo. “Como ya es habitual, la próxima semana estaré asistiendo a la Comisión del Congreso a dar cuenta de cada decisión de inversión del FGS, ante legisladores oficialistas y opositores. Yo no recuerdo a ningún directivo de las AFJP rindiendo cuentas de lo que hacían con la plata de los argentinos, cuando además cobraban comisiones que llegaban al 40% de los aportes. Sin embargo, desde que el Estado Nacional asumió la administración del Fondo, se cuadruplicó el valor del Fondo con un manejo prudente, transparente y responsable. Lo que más les molesta a ciertos sectores es que el Estado sea exitoso en la administración de los fondos y que pueda hacerlo de forma transparente en beneficio del conjunto de los argentinos. (Fuente La Nación).

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.