lunes 11 de diciembre, 2017

La UCR descartó acuerdos nacionales hoy, pero avaló alianzas provinciales.

Comentarios desactivados en La UCR descartó acuerdos nacionales hoy, pero avaló alianzas provinciales.

Ratificó asimismo su pertenencia a UNEN.

La UCR descartó acuerdos nacionales hoy, pero avaló alianzas provinciales.

Los”popes” del radicalismo se opusieron a un posible acuerdo nacional con Macri y  Massa para competir todos en las primarias presidenciales de 2015, y también, al menos por ahora, a compulsar en las PASO con el PRO, pero coincidieron en respaldar una fórmula encabezada por un postulante radical.

Radicales de todo el país se congregaron en la denominada “Cumbre de San Fernando”, donde aprobaron un documento conjunto “por unanimidad” para bajar el tono a los cortocircuitos que surgieron en las últimas semanas en torno al armado electoral. El disparador de la reunión fue la postura expresada por el presidente del partido y aspirante presidencial, Ernesto Sanz, quien reconoció que le “gustaría” sumar al líder de PRO para participar de unas PASO opositoras.

Dicho documento, que consta de cinco puntos, destaca que el Comité Nacional va a “asumir el compromiso de respaldar una fórmula presidencial encabezada por la Unión Cívica Radical”, lo que hace descartar el respaldo a un postulante por afuera de la fuerza. Además, se ratificó la “constitución del Frente Amplio UNEN, redefiniendo su construcción, sus reglas de funcionamiento e institucionalidad, con el objetivo de su fortalecimiento”.

En este marco, los radicales admitieron aquí la necesidad de reconstruir el armado de UNEN, ante las diferencias que existen entre sus integrantes y no se sabe aún cómo continuará la relación con Elisa Carrió, firme defensora del acuerdo con el PRO de Mauricio Macri.

Otro punto que acordaron fue validar los acuerdos provinciales y establecer el “fortalecimiento de la territorialidad de la UCR” permitiendo una “autonomía concertada con el Comité Nacional” para “realizar las alianzas necesarios para apoyar a las candidaturas radicales a las gobernaciones, al Congreso de la Nación y a las intendencias”.

Así, se le brinda flexibilidad a los dirigentes provinciales para alcanzar acuerdos con otros partidos para cumplir con uno de los principales objetivos del 2015 que es recuperar gobernaciones y fortalecer los bloques legislativos. Consultados por la agencia DyN, dirigentes del espacio afirmaron que durante la reunión, que se realizado “en tono cordial”, hubo una “presión y muchas posturas en contra del planteo de Sanz” de sumar al PRO a las internas de UNEN.

Desde el cobismo, marcaron como triunfos la próxima convocatoria a una Convención Nacional, así como el respaldo a un binomio encabezado por un correligionario. El texto, redactado por el jefe del bloque de Diputados Mario Negri y la titular de la Convención Nacional Lilia Puig de Stubrin, y revisado por Ernesto Sanz y Julio Cobos, plantea además la convocatoria a la Convención Nacional del partido “en el plazo mas breve posible”.

“Lo que se habló fue de ratificar la unidad de la UCR, y se demostró la flexibilidad entre la estrategia nacional y las provinciales, siempre en la discusión por las políticas de alianzas porque no se habló de otra cosa”, aseguraron fuentes del radicalismo.

ACUERDO DE GOBERNABILIDAD

Por otra parte, los radicales propusieron “plantear a todas las fuerzas de oposición que compitan con la Unión Cívica Radical un acuerdo de gobernabilidad que incluya un compromiso programático parlamentario”, diferenciándolo de un eventual entendimiento electoral para el año próximo.

El encuentro que comenzó al mediodía y se extendió durante más de seis horas convocó a todos los sectores internos, entre los que figuraron dirigentes como Gerardo Morales, José Cano, Ramón Mestre, Julio Martínez, Ricardo Buryaile, Luis Naidenoff, Eduardo Costa, Ricardo Alfonsín y Miguel Bazze.

También estuvieron Angel Rozas, Oscar Aguad, Mario Barletta, Horacio “Pechi” Quiroga, “Nito” Artaza, Héctor “Cachi” Gutiérrez, quienes se fueron sucediendo en las distintas exposiciones que fueron moderadas por el propio Sanz. (Fuente Perfil.com).

El documento

Los puntos acordados son los siguientes:

1. Ratificar la construcción del Frente Amplio UNEN, redefiniendo su conducción, sus reglas de funcionamiento e institucionalidad, con el objetivo de su fortalecimiento.

2. Asumir el compromiso de respaldar una fórmula presidencial encabezada por la Unión Cívica Radical.

3. Fortalecer la territorialidad de la Unión Cívica Radical. Para ello, las provincias –ejerciendo una autonomía concertada con el Comité Nacional- podrán realizar los acuerdos necesarios para apoyar a las candidaturas radicales a las gobernaciones, al Congreso de la Nación y a las intendencias.

4. Plantear a todas las fuerzas de oposición que compitan con la Unión Cívica Radical un acuerdo de gobernabilidad que incluya un compromiso programático parlamentario.

5. Realizar una convocatoria a la Convención Nacional a través de los organismos partidarios pertinentes en el plazo más breve posible. (Crédito DyN).

ALGUNOS RADICALES SOSTIENEN QUE “NO SE CERRARON PUERTAS”

La dirigente de la Coalición Cívica viene empujando desde hace tiempo la alianza con el líder del PRO y se mantuvo en silencio ante la posibilidad de una gran primaria que también incluyera a Sergio Massa. Pero ante la aparente negativa de los radicales a un acuerdo nacional, Lilita prendió el ventilador y repartió para todos.

Pero lo más curioso del caso es que los propios radicales se encargaron ayer de hacer trascender que la posibilidad del acuerdo con Macri no está caída. “Lean bien el comunicado”, repitieron ayer operadores del centenario partido, preocupados por no romper todos los puentes con Macri.

Al mismo tiempo, por otro lado, el sector encabezado por Julio Cobos celebraba lo que consideraba un “cierre total” de la posibilidad de un acuerdo con el PRO. Lo mismo hizo Hermes Binner, mientras que otros más desconfiados como Humberto Tumini cuestionaron la poca contundencia del pronunciamiento radical.

El senador nacional Mario Cimadevilla le dio la razón a los que sospecharon. “Si leen el comunicado, no es lo que algunos títulos de los medios levantaron. No se cerró la posibilidad de ir con el PRO. Eso no está en el documento. Allí se dice que aspiramos a tener candidatos radicales, pero lo de ampliar el espacio lo va a tener que resolver la Convención Nacional”, dijo anoche en diálogo con radio La Once Diez.

El chubutense, que podría ser candidato a gobernador de su provincia en una alianza con el PRO, sugirió incluso ir detrás de Macri. “Por ahí el cambio lo encabeza un hombre que no es de la UCR, o se consolida el liderazgo de una persona que no es radical. Es un riesgo, pero si no lo hacemos, el riesgo es que se pierdan los votantes de la UCR”, reconoció Cimadevilla.

Aún con esta admisión pública de que todo puede pasar con Macri, hoy Carrió salió a dinamitar Unen con el argumento de que los “mediocres” radicales no quieren aliarse con el PRO. Extraña jugada de Lilita, que en el transcurso de una extensa entrevista con TN contó que Ernesto Sanz le confesó que sigue pretendiendo el acuerdo con Macri.

“Sanz me dijo que ellos siguen en la posición de un acuerdo con Macri, pero no están en condiciones de decidir ahora. Bueno, cuando estén en condiciones que me avisen”, señaló la diputada, que agregó que hará campaña por los candidatos radicales que acuerden con el PRO, como “Sanz, Aguad, Cimadevilla”.

En realidad, la jugada de Lilita pareció una meditada maniobra para exponer a los radicales que no quieren ningún acuerdo, a los que quieren acordar con Massa y a los otros partidos de Unen. No es casualidad entonces que los más castigados hayan sido Pino Solanas, Cobos, Ricardo Alfonsín, Gerardo Morales y Nito Artaza.

 

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.