martes 21 de noviembre, 2017

El kirchnerismo denunció por “sedición” a senadores opositores.

Comentarios desactivados en El kirchnerismo denunció por “sedición” a senadores opositores.

Morales (UCR): "Si pudiesen, nos meten presos".

El kirchnerismo denunció por “sedición” a senadores opositores.

La denuncia fue presentada por el abogado Eduardo Barcesat y recayó en el juzgado de Servini de Cubría; es por el compromiso firmado para no elegir un nuevo integrante de la Corte Suprema hasta después de las elecciones de 2015.

La jueza federal María Romilda Servini de Cubría quedó a cargo de una denuncia presentada hoy contra los senadores opositores que firmaron un compromiso para rechazar el tratamiento de “cualquier solicitud de acuerdo para la designación de jueces de la Corte Suprema de Justicia” hasta después de las elecciones presidenciales del año próximo.

La denuncia fue presentada por el abogado Eduardo Barcesat y por sorteo recayó en el juzgado Criminal y Correccional Federal Nro. 1, a cargo de Servini, según informaron a LA NACION fuentes judiciales.

Barcesat, abogado personal de la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini , denunció por “sedición” a los senadores Juan Carlos Romero, Gerardo Morales, Carlos Reutemann, Fernando Solanas, Diego Santilli, Gabriela Michetti, Ernesto Sanz y Luis Juez.

Anteayer, por escrito, 28 senadores resolvieron no facilitar el acuerdo para cubrir la vacante del juez Eugenio Raúl Zaffaroni en el alto tribunal: quieren que la designación se haga con el próximo gobierno.

El autor ideológico de la jugada fue el socialista Rubén Giustiniani (FAP-Santa Fe), quien inició contactos con el jefe del bloque radical, Gerardo Morales (Jujuy), para salir a la búsqueda de firmas.

El texto del compromiso es breve y replica, aunque con mayor número de adherentes, el que firmaron 25 senadores en noviembre de 2012 para comprometerse a rechazar cualquier intento de reforma constitucional de parte del kirchnerismo.

El documento lleva la firma de senadores de la UCR, el FAP, el peronismo disidente, Pro y partidos provinciales, y fue presentado justo cuando la Casa Rosada tendrá la posibilidad de designar un miembro en el máximo tribunal.

Qué pasó. Tras la muerte de Enrique Petracchi , la Corte quedó con cinco miembros, tal como lo establece la ley sancionada en 2006 que redujo el número de integrantes. Pero el 30 de octubre Zaffaroni presentó su renuncia, que la presidenta Cristina Kirchner aceptó cuatro días después y que se hará efectiva el 1° de enero.

Textual. “Los abajo firmantes, senadores de la Nación comprometidos con la defensa de la necesaria independencia del Poder Judicial, suscribimos el presente instrumento comprometiéndonos a rechazar el tratamiento de cualquier solicitud de acuerdo para la designación de jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación hasta tanto finalice el próximo proceso electoral en virtud del cual se elegirá el nuevo presidente de la Nación y se renovarán parcialmente ambas cámaras del Congreso”, sostiene el documento.

Quiénes. Los senadores que firmaron el compromiso son los radicales Gerardo Morales (Jujuy); Blanca Monllau y Oscar Castillo (Catamarca); Ernesto Sanz y Laura Montero (Mendoza); Eugenio “Nito” Artaza (Corrientes); Marta Borello (Córdoba); Silvia Elías de Pérez (Tucumán); Mario Cimadevilla (Chubut); Alfredo Martínez (Santa Cruz); Ángel Rozas (Chaco); Luis Naidenoff (Formosa), y Juan Carlos Marino (La Pampa).

Por el FAP se sumaron Giustiniani (PS-Santa Fe); Jaime Linares (GEN-Buenos Aires); Luis Juez y Norma Morandini (Frente Cívico-Córdoba); Fernando Solanas (UNEN-Capital), y Magdalena Odarda (CC-Río Negro).

Se sumaron también los tres representantes de Pro: Gabriela Michetti y Diego Santilli (Capital), y Alfredo De Ángeli (Entre Ríos).

El Interbloque Federal, que reúne a peronistas disidentes y provinciales, apoyó casi en pleno. Pusieron su firma Liliana Negre de Alonso (PJ-San Luis), Jorge Garramuño (Mopof-Tierra del Fuego), Graciela Di Perna (PJ-Chubut), Carlos Reutemann (PJ-Santa Fe) y Juan Carlos Romero (PJ-Salta). (Fuente La Nación).

GERARDO MORALES: “SI PUDIESEN METERNOS PRESOS, NO METEN PRESOS”

“Si pudieran meternos presos, nos meten presos”. El senador radical Gerardo Morales se refirió así a la denuncia presentada hoy contra él y otros senadores opositores por haber firmado un compromiso para evitar la elección de un nuevo integrante de la Corte Suprema hasta después de las elecciones de 2015.

En diálogo con TN, Morales no dudó en describir la denuncia por sedición como un intento de “presionar” y “amedrentar a la oposición”.

La denuncia fue presentada por el abogado Eduardo Barcesat y por sorteo recayó en el juzgado Criminal y Correccional Federal Nro. 1, a cargo de María Romilda Servini de Cubría.

El titular del radicalismo, el senador Ernesto Sanz , también se refirió a la denuncia. “Es una locura, no resiste el menor análisis”, sostuvo.

En diálogo con TN, Sanz dijo que “hay una decisión del Gobierno de avanzar contra senadores opositores y contra la Justicia”.

“Mientra a nosotros nos denuncian penalmente por oponernos en el tema de la Corte, el Gobierno ha hecho ayer una salvajada en el Consejo de la Magistratura.

El Gobierno quiere manejar los fondos y el presupuesto del Poder Judicial”, agregó.

Según Sanz, “no hay que mirar lo de la Corte como un hecho aislado”. Dijo que “la relación que el Gobierno quiere tener con el Poder Judicial es perversa”.

SANZ: “BARCESAT ES UN ABOGADO DEL GOBIERNO”

El senador radical y aspirante a la Presidencia de la Nación por el Frente Amplio UNEN (FAU), Ernesto Sanz, definió a Eduardo Barcesat como “un abogado del gobierno” y consideró “grave” que la Casa Rosada “instruya” a un letrado “para denunciar penalmente a senadores opositores” que rechazan el debate para cubrir una vacante en la Corte Suprema de Justicia.

“La denuncia no tiene ni pies ni cabeza. Es un absurdo jurídico denunciar a senadores por haber firmado un compromiso político respecto a una votación que ni siquiera se llevó a cabo, que ni siquiera hay pliegos, que ni siquiera hay postulantes”, afirmó el titular del radicalismo.

Sanz y otros senadores de la UCR, del PRO y del Peronismo Disidente fueron denunciados por Barcesat luego de firmar un compromiso para no participar del eventual debate para designar al reemplazante del ministro de la Corte Raúl Eugenio Zaffaroni, quien anticipó que en diciembre dejará el máximo tribunal de la Nación.

“Barcesat no es abogado de la calle, es un abogado del Gobierno, del poder; forma parte del Gobierno, del esquema del gobierno. No sé si es funcionario o no, si tiene un sueldo o no, lo que sí sé es que forma parte del Gobierno. Es uno de los postulados por el propio Gobierno como conjuez de la Corte”, subrayó el presidente de la UCR.

El senador, en declaraciones a radio Continental, agregó que Barcesat no presentó la denuncia “por voluntad propia” sino que lo hizo bajo “una instrucción del gobierno”, por lo que advirtió: “Que el gobierno instruya a un abogado para denunciar penalmente a senadores de la oposición sí que es grave”. (Fuente El Día)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.