jueves 21 de septiembre, 2017

Macri piensa en un frente no peronista con la UCR, el socialismo y Carrió.

Comentarios desactivados en Macri piensa en un frente no peronista con la UCR, el socialismo y Carrió.

En Córdoba apoyaría al radical Oscar Aguad.

Macri piensa en un frente no peronista con la UCR, el socialismo y Carrió.

Macri cierra la puerta a una alianza con Massa, pero busca conquistar a la UCR. En la mesa chica del macrismo primó la idea de mantener un perfil propio. Sin embargo, el jefe de Gobierno aceptaría competir en una interna abierta con radicales y socialistas.

Ya se lo hizo saber a los radicales con los que dialoga: en su construcción política no hay lugar para Sergio Massa y, por ende, no está dispuesto a participar de una gran primaria de la oposición, tal como plantearon varios legisladores de la UCR, dirigentes del PJ y un sector del empresariado. De forma tajante, Mauricio Macri dejó en claro que no hay espacio para ambos en un frente. “Si queremos representar lo nuevo y vamos con Massa desvirtuamos nuestro activo, que pasa a valer cero”, enfatizó ante PERFIL uno de sus principales asesores.

No obstante, estaría dispuesto a disputar una interna con la UCR, el socialismo y Elisa Carrió. En este marco, Gabriela Michetti afirmó ayer que su espacio puede pensar en una “alternativa de mayor representación que la del PRO solito” y dijo que le “parece razonable” una “interna más amplia”. El tema se debatió largamente en la mesa chica del macrismo la semana pasada: Jaime Duran Barba (el asesor estrella), el secretario general, Marcos Peña, los armadores Emilio Monzó y Humberto Schiavoni, Horacio Rodríguez Larreta y el empresario Nicolás Caputo. Coincidieron en que Macri tenía que mostrarse como un dirigente “amplio” que contenga a la oposición no peronista, pero que en ese camino no había lugar para Massa.

Duran Barba fue claro en los diálogos con los macristas: “Mauricio es lo nuevo”, y la estantería del discurso se caería en el acto si el ex intendente de Tigre juega en un frente con el PRO. En esto hizo hincapié ayer en Santa Fe. “Es absolutamente imposible. No podemos asociarnos con alguien que convalidó todo lo que hizo este Gobierno cuando era jefe de Gabinete”, agregó otro de los consejeros del jefe de Gobierno.

Aunque se cruzaron una gran cantidad de veces en eventos sociales, la última vez que hablaron de política fue el año pasado, tras haber cerrado las listas. Macri se quedó con un sabor amargo con el tigrense, a pesar de que contuvo en sus listas a tres diputados macristas.

Son pocos quienes aún intentan tender un puente entre ambos dirigentes, y no quieren cerrarle totalmente las puertas. Uno de ellos es Jorge Macri, el intendente de Vicente López, otro es Rodríguez Larreta (amigo personal de Massa de sus años en el PAMI), el senador Diego Santilli, quien militó con el ex intendente cuando eran “jóvenes duhaldistas” y el diputado Cristian Ritondo.

Hoy Macri ve con buenos ojos lo ocurrido con la UCR, e incluso, con cierta distancia, asume como un triunfo muchos de los planteos que realizó Elisa Carrió. Cree que no hay que apurar los tiempos y repite que hay que esperar a los radicales. No se opone a que los acuerdos provinciales impliquen acuerdos UCR-Frente Renovador, pero piensa que lo ideal es un acuerdo nacional. Para ello trabaja su amigo Enrique “Coti” Nosiglia codo a codo con el senador Ernesto Sanz, pero también con un grupo de radicales, como el senador Mario Cimadevilla (Chubut).

Obviamente, Macri piensa que quizá no pueda llegar solo a balotaje, lo mismo que suponen no pocos en la UCR con UNEN. Y en ambas fuerzas no verían con mucho agrado que la segunda vuelta la disputen Scioli y Massa. Más allá de las ideologías y de otras cuestiones (como las personales), en esto radica básicamente todo el entuerto en la oposición,  dejando de lado a Massa, que por ahora está seguro de estar en el balotaje.(ADNbaires)

EN CORDOBA, EL PRO APOYARIA AL RADICAL AGUAD PARA GOBERNADOR

Más gestos hacia una alianza: Macri dijo que apoyaría al candidato de la UCR en Córdoba. El jefe de Gobierno porteño admitió públicamente que Oscar Aguad es una de sus opciones para pelear por la gobernación de esa provincia.

El diputado nacional del radicalismo, el cordobés Oscar Aguad, podría convertirse en el precandidato a gobernador de la provincia de Córdoba por el PRO. Lo admitió el propio jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. “No lo desecho. Podría ser”, manifestó desde la capital de esa provincia, donde presentó a los candidatos de la fuerza a la intendencia de Villa María, Darío Capitani, y de Villa Carlos Paz, Marcelo Cuevas.

En una semana convulsionada al interior del Frente Amplio Unen, el alcalde de la Ciudad de Buenos Aires buscó profundizar la crisis de ese espacio luego de ruptura de la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, al barajar la posibilidad de apoyar el principal postulante de la UCR en la provincia del centro del país.

“Le tengo mucho afecto y respeto a Oscar”, sostuvo Macri en diálogo con la radio Cadena 3, mientras mencionaba que en el PRO “están discutiendo con quién salir a la cancha” para competir contra Unión por Córdoba, la agrupación política del gobernador cordobés, José Manuel de la Sota.

“Si estamos sumando, hay que armar una avenida ancha para aquellos que se quieran incorporar. Esto en Córdoba se inició hace un año. Es un sentimiento nacional en el que se comparten valores con el eje en hacer y armar equipos”, planteó.

“DEBEN SER MUY MALOS PARA QUE NO PODER BAJAR LA INFLACION”

Mauricio Macri habló sobre la inflación al presentar hoy en la provincia de Córdoba a los candidatos de la fuerza a la intendencia de Villa María, Darío Capitani, y de Villa Carlos Paz, Marcelo Cuevas: “Estamos en el 1% de los países que no saben manejar la inflación y hay que ser muy malo para no saber resolver ese problema”, dijo el líder de PRO.

“Acá la solución fue truchar el Indec y meter preso a los consultores económicos que informaban los números correctos”, señaló el jefe de gobierno porteño.

Al mismo tiempo agregó que “el país puede crecer, derrotar la pobreza, dar trabajo a todo el mundo, pero para eso primero hay que recuperar la confianza para que vuelvan las inversiones, que son la base de la generación de empleo”.

En ese sentido, ratificó que “es prioridad vencer a la inflación porque es el impuesto más perverso para los ciudadanos” y confirmó que “haciendo las cosas bien en poco tiempo se la podrá bajar a un dígito”.

“Es mentira que un montón de billetes más en el sueldo compensen la inflación, porque está visto que con ese dinero la gente termina comprando menos ya que los precios vuelven a subir, y mucho”, agregó el líder del PRO.

Macri hizo la recorrida por las dos ciudades acompañado por el diputado nacional Héctor Baldassi, el presidente de PRO Córdoba, Javier Pretto, y el intendente electo de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa.

Llegó por la mañana a Villa María y se reunió con más de 300 voluntarios que colaboran con la campaña, que puede encontrarse en el sitio y que hasta ahora ha sumado casi 200 mil adherentes en todo el país. (Fuente La Nación).

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.