viernes 24 de noviembre, 2017

Investigan restos en el mar, pero no serían del avión siniestrado.

Comentarios desactivados en Investigan restos en el mar, pero no serían del avión siniestrado.

Es una mancha de aceite descubierta en el mar de Java // Creen que estaría en el fondo del mar // El peor momento de una empresa modelo.

Investigan restos en el mar, pero no serían del avión siniestrado.

Los objetos avistados durante la búsqueda del avión desaparecido de AirAsia no pertenecerían a la aeronave, según informó el vicepresidente de Indonesia, Jusuf Kalla. Quince barcos y 30 aviones participan en las operaciones de búsqueda en la zona en que se perdió contacto con el vuelo QZ8501, que despegó de la ciudad indonesia de Surabaya hacia Singapur con 162 personas a bordo.

Cerca del final del segundo día de búsqueda, aún no hay rastros del avión ni señales de las cajas negras. “No es una operación fácil, sobre todo en el mar y con un tiempo como éste”, advirtieron las autoridades.

“No hay suficientes pruebas para confirmar esas informaciones”, dijo Kalla en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Surabaya, al ser consultado sobre si los objetos avistados en el mar pertenecían al Airbus de AirAsia.

Por el momento la búsqueda se concentra en una mancha de aceite descubierta frente a la isla de Belitung en el mar de Java, dijo un portavoz de la Fuerza Aérea de Indonesia, Hadi Tjahjanto.

“Estamos verificando si se trata de avtur (un combustible para aviones) del avión de AirAsia”, dijo el portavoz.

En las últimas horas, las autoridades indonesias sostuvieron que es probable que el aparato esté “en el fondo del mar”. “En base a las informaciones de las que disponemos y de la evaluación del presunto lugar de la caída de la aeronave en el mar, la hipótesis es que el avión está en el fondo del mar”, apuntó el jefe de los servicios de rescate indonesios, Bambang Soelistyo, aunque precisó que estas sospechas iniciales podrían evolucionar con el análisis de los resultados de la búsqueda.

Singapur, Malasia y Australia enviaron aviones y barcos para apoyar a Indonesia en las labores de búsqueda, mientras que los familiares de los desaparecidos esperaban ansiosamente noticias de los ocupantes del Airbus A320-200, que despegó ayer de Surabaya, en el este de Indonesia, rumbo a Singapur.

En ese marco, Francia anunció el envío de dos investigadores, acompañados de dos técnicos de Airbus, a Yakarta. Australia también prometió colaborar en las investigaciones y el gobierno estadounidense mostró su disposición a ayudar, si era necesario, a las autoridades locales. Además, China ofreció medios náuticos y aéreos para colaborar en la búsqueda del aparato.

EL PEOR MOMENTO DE UNA EMPRESA MODELO EN ASIA

AirAsia pasó de tener dos aviones en 2001 a ser un gigante del sector que opera más de 180 aviones en sólo una década, pero nunca enfrentó un desafío como el de ahora.

Una trayectoria de ensueño para la aerolínea y su jefe, Tony Fernandes, se agrió ayer, cuando Indonesia AirAsia anunció que un Airbus 320-200 con 162 personas a bordo desapareció en un vuelo desde la ciudad indonesia de Surabaya con destino a Singapur.

“Ésta es mi peor pesadilla. Pero no vamos a parar”, dijo Fernandes en su cuenta de Twitter, que tiene casi un millón de seguidores.

“Como su presidente ejecutivo, estaré ahí en estos momentos difíciles. Pasaremos esta prueba terrible juntos e intentaré ver a todos los que pueda”, agregó.

Indonesia AirAsia es propiedad en un 49% de AirAsia Bhd, con sede en Malasia, mientras que el resto de sus propietarios son inversores locales.

La presencia de Fernandes en Twitter y su perfil han dado dividendos a la empresa, pero su implicación personal probablemente suponga un golpe devastador para un hombre que ha sido identificado con el crecimiento de una de las firmas más visibles del sudeste de Asia.

El grupo AirAsia había tenido un historial virtualmente sin mácula hasta ayer frente a otros competidores, como Malaysia Airlines o las indonesias Lion Air y Garuda Indonesia, que perdieron varios aviones en accidentes en la última década.

“Tony Fernandes y AirAsia son tenidos en gran consideración dentro de la industria de la aviación. La aerolínea es altamente exitosa y tiene un excelente historial de seguridad”, dijo John Strickland, director de JLS Consulting, con sede en Londres.

El grupo AirAsia, que tiene filiales en Tailandia, Filipinas y la India, se ha convertido en un gran rival para aerolíneas regionales como Malaysia Airlines, Singapore Airlines y Qantas. Lion Air y AirAsia han liderado un frenesí comprador de aeronaves y han realizado pedidos récord por decenas de miles de millones de dólares a Boeing y Airbus mientras compiten por el transporte de pasajeros en una región de la que se espera que supere a Estados Unidos como el principal mercado de la aviación. Con 475 aeronaves pedidas o entregadas, AirAsia es el principal cliente asiático de Airbus.

La aerolínea ha sido agasajada por los políticos europeos al convertirse en uno de los principales clientes de exportaciones de la industria europea, ayudando a asegurar miles de empleos.

Pero Fernandes, un contador educado en Gran Bretaña y ex ejecutivo de Warner Music, prefiere vestir jeans y su característica gorra roja de AirAsia. El también presidente del club de fútbol de la liga inglesa Queens Park Rangers, suele posar amigablemente en fotografías con sus admiradores.

Fernandes ha tenido una larga disputa verbal con Malaysia Airlines, ha peleado duro por los derechos de aterrizaje y ha tenido choques con el gobierno malayo para asegurar nuevas rutas.

En los últimos meses, las utilidades de AirAsia se han visto afectadas por el impacto de una guerra de precios en su mercado local. (Fuente La Nación).

ADNbaires/

 

Los comentarios están cerrados.