jueves 23 de noviembre, 2017

Cristina nominó al reemplazante de Zaffaroni en la Corte Suprema.

Comentarios desactivados en Cristina nominó al reemplazante de Zaffaroni en la Corte Suprema.

¿Quién es Roberto Carlés? // La oposición reiteró su rechazo.

Cristina nominó al reemplazante de Zaffaroni en la Corte Suprema.

La presidente Cristina Kirchner propuso hoy el nombramiento del jurista Roberto Manuel Carlés como ministro de la Corte Suprema, para ocupar la vacante de Raúl Zaffaroni , quien renunció a su cargo el pasado 31 de diciembre.

Carlés tiene 33 años, y de asumir en el Máximo Tribunal, se convertiría en el ministro más joven de la historia con ese cargo.

El jurista es el presidente del Comité de Jóvenes Penalistas de la Asociación Internacional de Derecho Penal. Además, es integrante de la Asociación Internacional de Derecho Penal, y de la Asociación Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología. En el último tiempo, integró la comisión para la polémica reforma del Código Penal.

Desde que Zaffaroni abandonó su cargo, la Presidenta tenía 30 días para proponer un reemplazante al Senado, que deberá tratar su pliego.

Según el decreto 222 que firmó Néstor Kirchner en 2003 para autolimitarse en el nombramiento de los ministros del máximo tribunal, Cristina Kirchner tenía hasta el 30 de enero para presentar a su postulante.

Sin embargo, la oposición en el Senado ya firmó un compromiso para no aprobar a ningún candidato, de cualquier color político

¿QUIEN ES EL ELEGIDO DE LA PRESIDENTE?

Roberto Carlés, el hombre propuesto por la presidente Cristina Kirchner para integrar la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en reemplazo de Eugenio Zaffaroni, es un joven de 33 años que, de ser designado para ese puesto, se convertiría en el integrante más joven de la historia del máximo Tribunal. Por ahora, ese record pertenece a Julio Oyhanarte, designado por Arturo Frondizi, con 37 años de edad.

Carlés es abogado y fue coordinador de la Comisión creada para la reforma del Código Penal. También fue asesor de la Comisión de Seguridad de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Está doctorado en Derecho de la Università degli Studi di Ferrara y es también doctor en Ciencias Penales de la Universidad de San Carlos de Guatemala, dirigido por Zaffaroni.

Además, es presidente del Comité de Jóvenes Penalistas de la Asociación Internacional de Derecho Penal. (Fuente La Nación).

BUSCAN DESVIAR LA ATENCION DEL CASO NISMAN

La misteriosa muerte de Alberto Nisman domina desde hace 10 días la agenda política y periodística. Cada dato que surge rebota, es objeto de análisis y sometido a interrogantes destinados a determinar qué pasó con el fiscal especial de la causa AMIA.

Por eso era de esperar que la atención estuviera hoy focalizada en la conferencia de prensa que dio, pasadas las 15, Diego Lagomarsino, el único imputado en el caso. A las declaraciones del experto en informática que dijo haberle proveído al funcionario un arma se agregó, minutos antes, la revelación de Viviana Fein de que Nisman no había adelantado su regreso a la Argentina, sino que ya estaba pautado para esa fecha. Y cuando las palabras de ambos todavía no decantaban en quienes siguen con interés la investigación el ministro de Justicia, Julio Alak, sorprendió con una mensaje para la prensa: la Presidente enviará al Senado la postulación de Roberto Carlés para integrar la Corte Suprema en remplazo del ya renunciado Raúl Zaffaroni.

La oposición ya había cerrado filas para resistir un nombramiento para ese puesto. Los principales partidos no kirchneristas entendían que esa atribución le cabrá al próximo gobierno. Hoy, al conocerse el nombre del nominado de Cristina Kirchner, criticó tanto el sentido de la oportunidad como los pergaminos de Carlés para ser elegido.

Uno de los primeros en reaccionar fue el diputado nacional y presidente de la UCR bonaerense, Ricardo Alfonsín. “Es obvio que el oficialismo utiliza la reforma de la (ex)SIDE (Secretaría de Inteligencia de Estado) y el anuncio de la propuesta para reemplazar a Zaffaroni en la Corte Suprema, como una suerte de estrategia de sustitución de problemas o conflictos”, apuntó en un comunicado.

“Las iniciativas del gobierno, más allá de que aborden cuestiones relevantes, no deben operar como factores que puedan relajar la actitud vigilante de la ciudadanía y la política respecto de la gravedad que invisten la denuncia del fiscal Alberto Nisman y su muerte”, indicó.

Otro radical que expresó sus reparos fue Julio Cobos. “No lo conozco personalmente a Carlés. A priori resulta ser muy joven para el cargo pero más allá de eso, lo importante es que nosotros defendemos una Justicia independiente no una militante”, dijo al sitio El Sol.

Similar fue el planteo del senador Gerardo Morales. “Sin experiencia y con militancia activa en La Cámpora, CFK Argentina ofende y agravia con la propuesta de Carlés”, escribió en Twitter.

Como Alfonsín, desde el PRO acusaron al kirchnerismo de tender una “cortina de humo”. Esa fue la expresión que escogió la diputada Laura Alonso para calificar la propuesta. “No van a lograr tapar la denuncia y la muerte de Nisman con nada”, advirtió en diálogo con DyN.

“Esta candidatura es un chiste de mal gusto o es repetir la historia de (Daniel) Reposo”, afirmó Alonso al recordar la propuesta del kirchnersino para ocupar la Procuración General, cargo que hoy está en manos de Alejandra Gils Carbó.

En el massismo, uno de los que reaccionaron con mayor premura a la nominación fue Juan José Amondarain. “Carlés es Zaffaroni y el Código Penal minimalista. Y más ruido mediático, por supuesto”, apuntó el diputado bonaerense. (Fuente Infobae)

RECHAZOS DE SANZ Y MASSA

La propuesta del Gobierno para que el abogado penalista Roberto Manuel Carlés cubra la vacante en la Corte Suprema de Justicia que dejó Eugenio Zaffaroni ya despertó las críticas de dirigentes opositores.

El mismo día en que la Casa Rosada oficializó la candidatura a través de una solicitada y abrió el período de eventuales impugnaciones, el Frente Renovador y la UCR adelantaron su rechazo.

El diputado nacional Sergio Massa consideró que la candidatura de Carlés es una “bomba de humo para distraer la atención”.

“No tengo ninguna duda que esta designación no sale” porque no contará con respaldo en el Congreso de la Nación, aseveró Massa, a la vez que lo vinculó con la “justicia militante”.

La propuesta de Carlés debe ser convalidada por el Senado, con los dos tercios de los votos. En diálogo con radio Mitre, el jefe del Frente Renovador -que no tiene bloque en la Cámara alta- consideró que la postulación “nada tiene que ver con lo que pide la sociedad” en materia de justicia y reclamó la necesidad de que “la Argentina tenga jueces independientes y no jueces militantes”.

El radicalismo, con once bancas en el Senado, ya adelantó su oposición. Al kirchnerismo se le podría dificultar la aprobación del pliego de Carlés.

“Esto puede ser un nuevo caso Reposo”, expresó el senador radical Ernesto Sanz, en referencia a Daniel Reposo, cuya candidatura por parte del kirchnerismo para la Procuración General quedó trunca en 2012.

“Nosotros no vamos a darle un espacio para que logren la impunidad con todo esto que están haciendo que es buscar una autoamnistía. Están mandando el pliego de un juez militante en momentos donde la Justicia tiene que estar al lado de la palabra independencia”, aseguró el legislador en diálogo también con Mitre.

Carlés, de apenas 33 años, habría sido sugerido a la Casa Rosada por el ex ministro del tribunal Raúl Eugenio Zaffaroni, de quien es discípulo y con quien comulga en lo doctrinario.

La más reciente aparición pública de Carlés es su actuación como coordinador de la Comisión de Reforma del Código Penal, cuyo proyecto no fue tratado aún en el Congreso porque mereció fuertes críticas de la oposición. Entre otras cosas, eliminaba la reincidencia y reducía las penas para delitos graves.

De acuerdo con el decreto 222/03, a partir de la propuesta, el Gobierno debe publicar durante tres días, en el Boletín Oficial y en dos diarios nacionales, los antecedentes del candidato, para que, en un plazo de 15 días, los ciudadanos, ONG, colegios y asociaciones profesionales y entidades académicas y de derechos humanos puedan presentar observaciones. (Fuente La Nación)

 

ADNbaires/

 

Los comentarios están cerrados.