miércoles 20 de septiembre, 2017

Kicillof busca seguir pateando para adelante la deuda en default.

Comentarios desactivados en Kicillof busca seguir pateando para adelante la deuda en default.

Por otro lado, presentarán argumentos contra el fallo de desacato.

Kicillof busca seguir pateando para adelante la deuda en default.

Negociar con los acreedores uno por uno, pedir la remoción del mediador Pollack y reducir la influencia de Paul Singer son algunas de las vías que Kicillof estudia para evitar este año un desenlace en el litigio por la deuda en default.

Para estirar el pago de la sentencia definitiva contra la Argentina hasta el año que viene o por lo menos hasta después del 10 de diciembre, en el Palacio de Hacienda apuntan primero a pedir la salida del mediador Daniel Pollak, quien fue nombrado por el juez Tomas Griesa. En segundo lugar instarán a negociar por separado con cada holdout con sentencia favorable, entre los que se encuentran NML Eliot, Aurelius Olifant y 13 bonistas particulares. En tercer lugar, esperarán las demandas de los “me too” por la clausula pari passu, y en cuarto lugar, procurarán licuar el poder del dueño de NML Paul Singer, considerado el enemigo público N° 1 por parte de las autoridades económicas que lideran el ministro Axel Kicillof y su viceministro Emanuel Álvarez Agis quienes esgrimieron el año pasado la cláusula RUFO para no pagar.
En Economía destacan seis aspectos favorables al Gobierno en su pelea con los holdouts:

1) No hay default selectivo o default técnico de la deuda argentina, porque todo esto ocurre luego de la orden de cumplir la sentencia Griesa y no ingresa en esa categoría. Se trata de un bloqueo judicial de cobro, con los bonistas que entraron en los canjes I y II como rehenes para obligar al gobierno argentino a pagar una suma exorbitante que no corresponde a los “fondos buitre”. Los funcionarios manifiestan que no existen antecedentes históricos de semejante “extravagancia judicial en materia de deuda soberana” y que “ni en inglés ni en castellano” se trata de un default.

2) Según la visión oficial, el fallo reciente del juez de Gran Bretaña David Richards confirma que no existe default de los bonos del canje 2005 y 2010, que los bonistas no recibieron sus euros pagados por Argentina y que el Bank of New York Mellon (BONY) está incumpliendo con el contrato de repartir el dinero. Responsabilizan a Griesa de haber armado esta especie de “estrago jurídico y financiero” colocando a los bonistas del canje en un limbo y al BONY en una posición muy delicada. El BONY tiene la opción de entregar la sentencia de Richards a Griesa para solicitarle la liberación de los euros bloqueados, del mismo modo que lo ha hecho “por única vez” en tres oportunidades con el Citibank por pagos de Discount nominados en dólares con legislación argentina. El BONY está en condiciones de solicitar la misma excepción. Si no lo hace, ya no será que está limitado por la orden de Griesa, sino que revelará que es una pieza más del dispositivo de apoyo a los fondos buitre.

3) Si el BONY incumple lo determinado por Richards, corre el riesgo de sanciones y hasta de perder la licencia como fiduciario en la plaza de Nueva York. El banco está en una posición muy complicada y otros tenedores de bonos también le iniciaron una demanda en Bélgica, y el Gobierno avanzó legalmente sobre el incumplimiento del contrato del fiduciario. La definición de Richards es muy relevante: rebate el argumento de la ilegalidad que enarbolan los holdouts. Los fondos Quantum Partner (de George Soros), Master Fund, Knighthead, RGY Investments, y Hayman Capital Master Fund (de Kyle Bass) iniciaron una demanda contra el Bank of New York Mellon por retener los 225 millones de euros pagados por Argentina correspondientes a bonos con legislación inglesa. Richard de todos modos no ordenó al BONY que libere los euros de los bonistas para no imitar el exceso de jurisdicción de Griesa. Pero el BONY está sujeto a las leyes y jurisdicción de Nueva York y la orden de no girar los euros fue dispuesta por un juez de ese distrito.

4) El pago realizado por Argentina es legal: desde el equipo de Kicillof manifiestan que los depósitos para pagarles a los bonistas a través del BONY se realizaron en tiempo y forma, respetando a los bonistas que entraron en los Canjes I y II que son ajenos al problema iniciado por los holdouts, que compraron bonos en default entre el 2002 y el 2006. Es el BONY el que debe distribuir los fondos a los bonistas ya que como agente financiero y fiduciario era el encargado de distribuirlos entre los bonistas, a la vez que dólares y euros son de los bonistas y no del Estado argentino. En Economía dicen que los holdouts buscan declarar ilegal el depósito que hizo el gobierno argentino el 30 de junio del año pasado para que el BONY le devuelva ese monto al país y entonces los holdouts podrían embargar esos fondos, de la misma forma que sostienen que la dupla que conforman el juez Griesa y el dueño del fondo NML no puede embargarlos ahora pues afecta el derecho de terceros

5) La Argentina cumplió con el pago al depositar en junio del año pasado en tiempo y forma el monto para cancelar el vencimiento de 255 millones de dólares del bono Discount en euros. Ese dinero está en poder de la entidad fiduciaria (BONY) que es la encargada de distribuirlo entre los inversores. Ese pago quedó sumergido en una serie de confusiones agitadas por Griesa, pues Argentina giró los euros pero los bonistas no los tienen acreditados en sus cuentas debido a que quedaron bloqueados. Es una irregularidad provocada por el juez, no por el deudor.

6) Destacan también que si bien el próximo lunes 2 de marzo vence el plazo para que los acreedores que aún tienen en su poder títulos de deuda impagos de 2001, y que no aceptaron los canjes 2005 y 2010, se presenten ante el juzgado de Griesa para reclamar un fallo similar al que favoreció a los fondos NML Capital y Aurelius por 1.300 millones de dólares, éstos podrían seguir presentándose en forma permanente mas allá de la fecha tope. Este grupo llamados los “me too” (yo también) puede ingresar a la causa con el reclamo del pari passu, porque la Justicia de los EEUU ofrece esta alternativa a quienes consideran que están en condiciones de sumarse a un fallo ya dictado. Estiman que esa deuda podria llegar a los 15.000 milones de dólares.

Pero más allá de esta estrategia y de que el juez Griesa podría decretar el desacato en los próximos días, el Gobierno tiene hasta el próximo jueves 26 para presentar la apelación, por no cumplir el pago de la sentencia y cambiar el lugar de pago de los bonos y el fiduciario por Nacion Fideicomisos. Fuentes de Economía transmiten que se sienten a gusto con el momento financiero que transita la Argentina y además creen que con este escenario favorable en abril el Gobierno podrá salir a colocar una emisión de bonos en el mercado por unos 3.000 millones de dólares. “Una gran cantidad de analistas locales siguen hablando de un default selectivo o default técnico de la deuda argentina, pero nosotros pensamos que los acontecimientos financieros, económicos y judiciales que van construyendo la realidad están en contra de los deseos de la oposición. Y lo más importante es que las principales variables económicas no se derrumbaron, como sucede cuando un país declara un default”, comentó a Infobae un funcionario de la cartera económica.

Agregó que “los precios de los títulos argentinos subieron y ahora están en valores récord, en particular los bonos bajo legislación de Nueva York, como el Discount nominado en dólares”, que ganó 40% desde el 16 de junio cuando la Corte de los EEUU no aceptó el caso argentino. Ahora vale alrededor de 1.680 pesos, un precio que no se condice con un bono “defaulteado”. El riesgo país está cerca de los 600 puntos, mientras que en aquel entonces rondaba los 800 puntos. “Junto a la suba de otros bonos como el Boden 2015 y el Bonar 2024, en precios récord, es señal de que la Argentina no está en default” afirman en Economía. (Fuente Carlos Arbía/Infobae)

PRESENTARAN ARGUMENTOS PARA RECHAZAR FALLO DE GRIESA

La Argentina presentará este jueves los argumentos de la apelación sobre la orden de “desacato” dictada por el juez Thomas Griesa y justificará su reclamo en que la sentencia viola principios de igualdad e inmunidad soberana.

“La decisión de Griesa resulta contraria al principio de Igualdad Soberana y viola la inmunidad de la que goza todo país”, sostiene el escrito que presentarán los abogados patrocinantes del país mañana en Nueva York ante la Corte de Apelaciones.

“La presentación del próximo jueves reafirmará los argumentos ya anticipados por Argentina, completando así todos los pasos procesales requeridos”, enfatizó el Palacio de Hacienda al rechazar el lunes versiones sobre una intimación del tribunal estadounidense.

El Palacio de Hacienda recordó que la orden de desacato dictada por Griesa el 29 de septiembre de 2014 fue oportunamente apelada y que, siguiendo con los plazos procesales mañana se elevará el escrito definitivo con el desarrollo de los argumentos.

Para Economía la orden de “desacato” que firmó Griesa es “insólita y absurda” y aseguró que “lejos de contribuir a solucionar el conflicto que el propio juez ha provocado, pretende ser un instrumento más de extorsión de los fondos buitre”.

En la interpretación oficial, se remarcó que Griesa dictó el “desacato” por el “mero hecho de cumplir sus obligaciones y pagar la deuda a los bonistas que ingresaron a la reestructuración de 2005 y 2010”.

Cabe recordar que el 30 de septiembre de 2014 Argentina hizo el primer depósito de intereses de deuda a bonistas reestructurados bajo el amparo de la Ley de Pago Soberano dictada apenas unas semanas antes por el Congreso Nacional.

Economía sostiene que la decisión de Griesa “no tuvo ningún efecto práctico” y consideró que “sólo sirvió de insumo interna y externamente para la campaña política y mediática llevada adelante por los fondos buitre y sus aliados locales contra la Argentina”.

Fallo en Alemania contra el país

El martes de conoció un fallo en contra del país en Alemania. En ese sentido, Economía recalcó que con motivo del default del año 2001, se iniciaron miles de causas judiciales, en diversos países del mundo, solicitando el cobro de los bonos en default que no ingresaron a los Canjes 2005-2010, como sí lo hizo la mayoría del 93% de los bonistas.

El fallo de la Justicia alemana inscribe entre los más de 600 litigios por montos menores que existen actualmente en dicho país (en este caso, el reclamo es por alrededor de 6.000 euros), y no constituye ninguna novedad procesal ni revés para la República Argentina, toda vez que por ser un Estado Soberano goza de inmunidad de ejecución.

“La República Argentina ya ha resistido múltilples embates en el pasado por intentos de embargo por parte de los fondos buitre, demostrando en todos los casos que por ser un Estado Soberano goza de inmunidad de ejecución”, dicen.

Por lo tanto, este tipo de sentencias monetarias no resultan ejecutables contra la República Argentina, y no constituye ninguna novedad ni revés judicia, aclara el Gobierno. (Fuente Infobae).

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.