sábado 23 de septiembre, 2017

Murió Strassera, el fiscal del juicio a las juntas militares.

Comentarios desactivados en Murió Strassera, el fiscal del juicio a las juntas militares.

Su "Nunca más" es hoy un emblema nacional // Reconocimientos y duelo.

Murió Strassera, el fiscal del juicio a las juntas militares.

El ex fiscal federal Julio César Strassera, que cobró reconocimiento internacional cuando llevó adelante el juicio contra las juntas militares entre 1983 y 1985, murió hoy en la ciudad de Buenos Aires, a los 81 años.

Strassera estaba internado desde el 16 de febrero en la Clínica San Camilo, del barrio de Caballito, con trastornos intestinales y un cuadro de hiperglucemia que lo había llevado a un coma.

El doctor Strassera será recordado como el fiscal de la Cámara Federal que, en los albores de la democracia, acusó y logró la condena de los integrantes de las juntas militares.

Strassera, un porteño nacido en 1933, amante del tango, estaba casado con Marisa Tobar, con quien tuvo dos hijos. Graduado de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), ingresó en la Justicia en los años 60 y se desempeñó sucesivamente como prosecretario en el Juzgado Federal Nº 1; secretario del Juzgado Federal Nº 4, fiscal de Primera Instancia de la Fiscalía Federal Nº 3 y Juez Nacional en lo Criminal de Sentencia Letra Q de la Justicia Ordinaria de la Capital.

En el ámbito académico, en los años 80, fue profesor adjunto en la cátedra de Derecho Penal en la UBA.

Hasta allí, este funcionario había cumplido en la Justicia una función discreta. Fue en ese entonces que le tocó dictaminar sobre diversos hábeas corpus y también intervino en la causa de la Masacre de San Patricio. Con los años, el presidente Néstor Kirchner y la actual mandataria, Cristina Kirchner, le reprocharían por tibia su actuación de aquellos tiempos, pero sus colegas dicen que los límites que entonces tenían los fiscales para moverse eran muy estrechos.

Como fuere, con el regreso de la democracia, en 1983, el entonces presidente Raúl Alfonsín nombró a Strassera como fiscal ante la Cámara Federal y una circunstancia hizo que él pasara a desempeñar su rol con singular importancia y fuerza: el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas se había negado a juzgar a los militares, por lo cual la Cámara Federal tomó a estudio el enjuiciamiento de esos militares.

Fue en ese escenario en el que Strassera adquirió un papel protagónico: sobre la base del informe de la Comisión Nacional de la Desaparición de Personas (Conadep), seleccionó unos 300 casos paradigmáticos y fundamentó sobre esa base una acusación muy sólida contra los nueve jefes militares, de los caules logró que la Cámara Federal, en 1985, condenara a cinco.

Los miles de papeles de ese expediente no podían reflejar la vibrante tensión que tironeaba a la joven democracia. Por un lado, los militares todavía actuaban como un factor de poder y existía el temor de que pudieran intentar desestabilizar el sistema democrático y, por el otro, después de los Juicios de Núremberg, nunca un tribunal civil en el mundo había intentado juzgar a los oficiales que habían tomado el poder.

Por eso, ese juicio se convertiría en el símbolo de una época y Strassera cerró su alegato ante la Cámara Federal con una frase que quedaría grabada en la memoria histórica de los argentinos: “Señores jueces: quiero renunciar expresamente a toda pretensión de originalidad para cerrar esta requisitoria. Quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el pueblo argentino. Señores jueces: Nunca más”. Era el reclamo de una sociedad que no quería volver al pasado.

El 9 de diciembre, gracias a las pruebas que había acumulado Strassera y a los casos que había seleccionado para imputarles, la Cámara Federal condenó a prisión perpetua a Rafael Videla y a Eduardo Massera a reclusión perpetua; a Roberto Viola a 17 años de prisión; a Armando Lambruschini. a 8 años de prisión y a Orlando Ramón Agosti, a 4 años de prisión.

Finalizado el juicio, en 1987, Alfonsín nombró a Strassera embajador argentino ante las oficinas de Naciones Unidas defensoras de los derechos humanos, con sede en Ginebra. Y el ex fiscal desempeñaría ese cargo hasta que, disgustado con Carlos Menem por haber dictado los indultos, presentó su renuncia. En aquellos años también fue profesor invitado de la Universidad Complutense de Madrid. Su personalidad era ampliamente reconocida.

Strassera, entonces, bajó el perfil y trabajó como abogado defensor -incluso, patrocinó al ex intendente Aníbal Ibarra cuando ocurrió la tragedia de Cromañón-. También se dedicó a ejercer su actividad como abogado y a participar activamente de la actividad de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

Sin embargo, casi sin pretenderlo, Strassera entraba en una nueva etapa de su vida. En 2004, el presidente Néstor Kirchner pidió perdón a los ciudadanos, “en nombre del Estado argentino, por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia tantas atrocidades”. Esa alusión desató una tormenta de respuestas y Strassera, que sentía sincero orgullo por lo realizado en el juicio a las juntas, salió a contestarles.

En efecto, la UCR; el propio ex presidente Raúl Alfonsín; uno de los ex camaristas federales que había condenado a las Juntas, León Arslanian, y Strassera reivindicaron ayer juicio sin precedentes que habían impulsado en 1985 y criticaron a Kirchner. El fiscal atribuyó aquel exabrupto presidencial al “calor de un discurso de barricada”. “Me parece de una injusticia notoria, porque si algo se hizo, si algo marcó un inicio, fue el Juicio a las Juntas Militares. Entonces eso no es hacer silencio”, dijo.

Después, ya no habría tregua. Cuando la Presidenta cuestionó el desempeño del ex fiscal durante la dictadura, Strassera acusó a la mandataria de “querer adueñarse” de la “bandera” de los derechos humanos y de haberse dedicado exclusivamente “a hacer plata” durante el último gobierno militar.

“Vivimos en un gobierno de ladrones y con el Código Procesal Penal quieren garantizar su impunidad”; “en lugar de fiscales van a nombrar alcahuetes”; “el Congreso es una manga de serviles, levantan mansamente la mano y dicen disparates. Son inútiles, dan vergüenza” y “aplaudo lo que dijo Mauricio Macri de que hay un curro con los derechos humanos”. (Fuente La Nación)

RECONOCIMIENTOS

El hijo de Raúl Alfonsín, presidente que designó al fiscal del juicio a las juntas, recordó la relación de su padre con Julio Strassera, quien murió hoy a los 81 años.

“Es un día muy triste. Se ha muerto un hombre justo”, dijo.

“Julio César Strassera será siempre el símbolo del coraje que supo tener la Argentina para impartir Justicia. ¡Cuantos como él nos hacen falta!”

“Él contaba que mi padre le decía que haga lo que tenga que hacer”, recordó Ricardo Alfonsín al hablar de la relación de su padre, Raúl Alfonsín, el presidente que designó a Julio Strassera a cargo del juicio a las juntas. El exfiscal murió hoy a los 81 años.

“El fiscal Strassera había sido designado para acusar a la junta militar, de la misma forma que Nisman fue designado en la causa AMIA”.

Al repasar el caso Nisman, Alfonsín reflexionó: “Ojalá que al terminar todas estas investigaciones podamos decir de alguien las cosas que decimos hoy de Strassera. Ojalá tuviéramos cien Strasseras”.

El dirigente radical además analizó sobre lo que el pueblo sabía de la última dictudura militar. “La gente sabía lo que ocurría, pero el nivel de horror, de sadismo y de perversión no era imaginable. No hay nada más perverso que una dictadura. La peor democracia es mejor que cualquier dictadura”, concluyó Ricardo Afonsín. (ADNbaires/)

GEN

El partido que lidera Margarita Stolbizer, y sus diputados y senadores  expresan su más profundo pesar por la muerte del ex fiscal Julio César Strassera.
Lo homenajeamos por su valiente y destacada labor en el histórico Juicio a las Juntas Militares y por su inclaudicable lucha en defensa de los derechos humanos.
Siempre lo recordaremos como una de las voces del Nunca Más, la búsqueda de la Verdad y la Justicia, y la construcción de la Memoria Colectiva.
La sociedad argentina le estará eternamente agradecida. (ADNbaires/)

Quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el pueblo argentino. Señores jueces: Nunca más.

DOS DIAS DE DUELO
La presidenta Cristina Kirchner , que permaneció durante la jornada en la residencia de Olivos, firmó el decreto 295 por el cual hoy y mañana serán días de duelo nacional en homenaje a Strassera, fallecido esta mañana en una clínica porteña donde estaba internado por un cuadro de hiperglucemia que lo había llevado al coma.

La primera reacción oficial por la desaparición física del acusador de los comandantes en jefe durante la última dictadura fue del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que expresó “en nombre del gobierno nacional” “su profundo dolor”.

A través de un comunicado, esa cartera destacó que Strassera “realizó un aporte trascendente en el proceso de consolidación de la democracia y tuvo una valiente actitud al acusar a los principales responsables de la última dictadura cívico milita”.

“El juzgamiento a la Junta Militar, en el año 1985, fue el primer paso de una larga lucha por los valores de Memoria, Verdad y Justicia, que hoy ha convertido a la Argentina en un país líder en el mundo en materia de derechos humanos”, señaló el Ministerio que preside Julio Alak.

Por su parte, la secretaría de Derechos Humanos, manifestó “su pesar” por la desaparición física del ex fiscal y resaltó que la frase que éste pronunciara en el alegato final “Señores Jueces, nunca más”, “se instaló como un símbolo de la Memoria, la Verdad y la Justicia, y de la recuperación de la democracia”.

Para el titular de esa dependencia, Martín Fresneda, la huella de Strassera “va a quedar marcada en la historia democrática argentina a partir de su paso por la justicia en aquellos tiempos”. (Fuente La Nación)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.