lunes 20 de noviembre, 2017

Máximo K denunciado por cuentas millonarias en el exterior con Nilda Garré.

Comentarios desactivados en Máximo K denunciado por cuentas millonarias en el exterior con Nilda Garré.

Comunicado del hijo de la Presidenta.

Máximo K denunciado por cuentas millonarias en el exterior con Nilda Garré.

El semanario brasileño Veja reveló hoy que el hijo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Máximo Kirchner, y la actual embajadora ante la OEA, Nilda Garré, compartían cuentas bancarias en Estados Unidos y las Islas Caimán por un monto total de casi 62 millones de dólares, denuncia que concretó ante la justicia argentina el diputado de la Coalición Cívica Fernando Sánchez mientras que la diputada Patricia Bullrich presentó un proyecto en la Cámara baja para que se ahonde en esa versión periodística.

Según indicó la revista, en base a informaciones de un especialista americano en investigaciones financieras, “la primera cuenta, número 00049859852398325985, fue abierta en octubre de 2005 en Felton Bank, a nombre de la empresa Business and Services IBC, con sede en el paraíso fiscal de Belice”.

Los dueños serían la exministra de Defensa Nilda Garré; el exdiputado santacruceño y abogado de la familia Kirchner, Henry Olaf Aaset, y Máximo Kirchner. El primer depósito fue realizado desde Caracas, (Venezuela). De acuerdo con Veja, en abril de 2010, el saldo ascendía 41.7 millones de dólares.

“La segunda cuenta, número 0004496857463059686359385, fue abierta en diciembre de 2006, en Luxemburgo, en el banco Morval Bank & Trust Ltd., con sede en las Islas Caimán”, prosigue la publicación. Los dueños serían Garré, María Paula Abal Medina (hija de la funcionaria) y Máximo Kirchner. Para abril de 2010, el saldo trepaba a 19,8 millones de dólares, según fuentes financieras de Veja.

Afuera. Estas no serían las únicas inversiones de Garré en el exterior. El domingo, el diario Clarín acusó a la exembajadora argentina en Venezuela de poseer cuentas en Estados Unidos e Irán, país que lamentó su salida del Gabinete nacional, tal como se deduce de una de las escuchas telefónicas ordenadas por el fiscal Alberto Nisman.

Una de las cuentas llegó a tener, entre 2005 y 2010, un saldo de 61,5 millones de dólares. En cuanto al depósito en Irán, Veja apuntó una fecha llamativa: habría sido abierta el 28 de abril de 2011, tres meses después de la reunión secreta que el canciller Héctor Timerman tuvo en Alepo (Siria) con su par iraní, en la cual negociaron la creación de la Comisión de la Verdad que investigaría el atentado a la AMIA, en el marco del memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán. (Fuente Perfil.com).

COMUNICADO DE MAXIMO K DIFUNDIDO POR LA AGENCIA TELAM

Máximo Kirchner respondió al pedido de la diputada Patricia Bullrich y a la investigación periodística que plantea la existencia de presuntas cuentas bancarias en el extranjero. El texto escrito por el hijo de la Presidente, dice en el encabezado: “Más de lo mismo. Eso sí, cada vez más ridículo y absurdo. Pero siempre previsibles”.

Este es el comunicado completo:

Las publicaciones de la revista Veja (de Brasil) y de Clarín (autóctona), dos monstruos, y no solo por el tamaño de sus empresas, no sólo son falsas sino que también son ridículas y lo que es peor, absolutamente previsibles.

Todo lo vertido en esas publicaciones son mentiras planificadas. No hay “errores”. Tampoco “fuentes no chequeadas”. Todo es una mentira cuidadosamente planificada y dirigida, en donde no sólo intervienen grupos mediáticos.

Ellos son parte del dispositivo de operaciones políticas que ahora ya exceden el ámbito nacional. Y las pueden llevar a cabo amparados en los derechos internacionales que protegen al noble oficio del periodista. Allí se esconden una vez producido el daño mediante la reproducción y los títulos catástrofe en donde aseguran que quien escribe posee una o más cuentas en Bancos y ciudades que en mi vida he conocido, pese a lo que “aseguran sus fuentes”.

La indefensión que uno siente ante tamaña fabula urdida por quienes tienen licencia para mentir, no hace más que alimentar la voluntad de no dejarse domesticar por empresarios que transforman a periodistas en meros taquígrafos de un guión pensado para dañar e intentar quebrar el ánimo de quienes pensamos diferente, actuamos diferente y, sobre todo, vivimos bajo principios diferentes.

Fuí tapa de una revista que aseguraba que yo no era yo. Y lo dejé pasar. Como dejé pasar tantas mentiras. Ví y escuché a una señora decir que lloré delante de un ataúd donde no estaba mi padre.
En aquel acto de Argentinos Juniors asegure que, a partir de ese día, iban a decir cualquier cosa. No lo dije por que sea vidente. Fue simplemente porque los conozco. Hasta aquel acto era un “avezado jugador de play”. Luego me transformé en otra persona. Su relato dio un giro brusco.

Así fue que un día me encontré acusado de quemar un hipermercado de materiales. Días más tarde, un “periodista estrella” de Clarín, ese que Videla considerara un “joven brillante”, aseguró que los fondos buitres habían encontrado una cuenta en el exterior. Luego vino la denuncia por Hotesur.

Todas estas operaciones berretas pueden tener el nivel de repercusión que tienen sólo por el desmedido tamaño de quien las pronuncia. Le podrán temer los candidatos a presidente, los sindicalistas “más pesados”, que por un exhorto convocaron a un paro nacional. Podrán temerle los jueces y fiscales “independientes”.

Yo no les temo. Usen todos sus canales, medios y periodistas. No tengo ni tuve ninguna cuenta, ni individual ni conjunta con nadie, en el exterior.

No es una actitud heroica ni mucho menos. Es un simple acto de libertad. Destrozan vidas. Aunque no dejo de reconocer mi suerte, cuando comparo las atrocidades cometidas contra seres humanos que callaron durante la última dictadura para hacerse de Papel Prensa. Es así, no es que quieren, sino que tienen la chancha, los veinte y en este caso la máquina de fabricar papel.

Podrán decir lo que quieran, mentir, difamar y calumniar. Pero no le van alcanzar los diarios, ni los canales, ni la colección de periodistas que poseen para apropiarse de la palabra y menos de las ideas. Los cambios producidos son irreversibles porque la historia es indetenible, y no se tapa con papel de diario. (Fuente Infobae).

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.