miércoles 22 de noviembre, 2017

El paro se siente con fuerza en todo el país y ya preparan otro de 36 horas.

Comentarios desactivados en El paro se siente con fuerza en todo el país y ya preparan otro de 36 horas.

Se plegaron los recolectores de basura.

El paro se siente con fuerza en todo el país y ya preparan otro de 36 horas.

El paro nacional, el cuarto en contra del gobierno de Cristina Kirchner , se sentía esta mañana con fuerza en el transporte público, debido a que no circulaban colectivos, trenes, subtes ni aviones. En las calles de Buenos Aires, por la medida de fuerza en contra del impuesto a las Ganancias, apenas se veían taxis circulando.

La huelga nacional de 24 horas fue impulsada por la alianza de 22 gremios del transporte. A último momento, se sumaron la CGT de Hugo Moyano , la de Luis Barrionuevo, la CTA disidente, que lidera Pablo Micheli, y los bancarios.

La protesta altera el normal funcionamiento del transporte de pasajeros por la adhesión de la UTA, de colectivos y subtes, y La Fraternidad, de los maquinistas de trenes.

Los sindicatos que activaron la medida de fuerza rechazan el peso creciente que el impuesto a las Ganancias tiene sobre los sueldos de sus afiliados, y exigen una respuesta del Gobierno a esta reivindicación, que se arrastra desde el inicio del segundo mandato de Cristina Kirchner .

La medida de fuerza también afecta el funcionamiento de los bancos, cuyo gremio La Bancaria resolvió el realizar también huelga por Ganancias, como así también el funcionamiento de las oficinas públicas de la administración naciona, de la municipal y también provincial. Además, si bien las escuelas públicas y privadads están abiertas, las clases no se da con normalidad.

El jefe de los colectiveros de la UTA, Roberto Fernández, consideró esta mañana que el impacto de la protesta “es completo”. Por su parte, Micheli dijo que es “el paro más importante” que el sindicalismo le hizo a los Kirchner.

“Tenemos imágenes de Córdoba, Mendoza, Rosario, Lanús, el centro de la ciudad de Buenos Aires y da la impresión de que el paro tiene un acatamiento muy alto. Parece un domingo, pero es muy temprano todavía para evaluar”, afirmó Micheli, en diálogo con El Trece.

A diferencia de otros paros del gremialismo opositor, la CGT cercana al Gobierno, que encabeza Antonio Caló , manifestó que comparte el reclamo por el impuesto a las ganancias y algunas de sus organizaciones dieron libertad de acción a sus afiliados para participar en la huelga.

Organizaciones de izquierda, además, se plegaron a la protesta con un esquema de piquetes y cortes que comenzaron esta mañana en algunos accesos a la Capital y puntos estratégicos de las principales ciudades del país.

La huelga también afecta la recolección de residuos y el transporte de carga. En el transcurso del día, también se sentirá en bancos, estaciones de servicio, otros rubros ligados al comercio y oficinas públicas de los gobiernos nacional, provincial y municipal. En algunos hospitales se trabajará con personal de guardia.

Hasta último momento el Gobierno intentó ayer neutralizar el paro, al convocar a los empresarios del transporte público, que son beneficiados con millonarios subsidios para abaratar sus tarifas y evitar despidos.

Ante el primer desafío gremial que enfrentará la Casa Rosada en el año electoral , el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, intentó minimizar el nivel de adhesión a la protesta. “Hubiera trabajado el 95% de la gente, pero no pueden porque no tienen con qué viajar”, apuntó.

EN LAS PROVINCIAS

Con la adhesión casi total de los gremios del transporte público de pasajeros, el sindicalismo opositor activó hoy su cuarto paro nacional desde que Cristina Kirchner es presidenta. En la mayor parte de las provincias no hay servicio de colectivos ni trenes ni bancos, ni de recolección de residuos ni de barrido y limpieza. También se paralizó la actividad en terminales portuarias, colegios, universidades, fábricas, hospitales, la administración pública y estaciones de servicio. Hubo cortes en los accesos a las ciudades y en varias calles.

A diferencia de otras oportunidades, la huelga contó con una particularidad: la CGT oficialista, alineada con el Gobierno, consideró “legítimo” el reclamo por el impuesto a las ganancias.

En la ciudad de Buenos Aires, el paro se sintió esta mañana con fuerza en el transporte público, debido a que no circulaban colectivos, trenes, subtes ni aviones. En las calles porteñas apenas se veían taxis circulando.

En el resto del país, el acatamiento a la medida de fuerza fue dispar.

ROSARIO

El paro nacional tuvo un alto impacto en el Gran Rosario, que quedó cercado por los piquetes que se montaron en los accesos de las autopistas a Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

A partir de las 10 se interrumpió el tránsito en varios puntos de la avenida Circunvalación y también se montaron piquetes en los accesos a Rosario por las autopistas a Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Era imposible entrar o salir de la ciudad sin toparse con un corte de ruta, que se comenzaron a establecer en distintos puntos desde anoche.

Desde la Asociación Empresaria calcularon que el impacto del paro en el comercio era del 70 por ciento a media mañana. Al plegarse el gremio de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) a la huelga, gran parte de los comercios del centro y macrocentro de Rosario estaban cerrados.

En el sector educativo la protesta también tuvo una gran repercusión. Los docentes nucleados en la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe) Rosario y los de la Universidad Nacional de Rosario afiliados a COAD adhirieron al paro, con lo cual no hubo clases en las instituciones públicas rosarinas.

También pararon los maestros de enseñanza técnica nucleados en Amet y el sindicato que reúne a los docentes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Los que no se plegaron al paro fueron los docentes privados de Sadop.

La medida de fuerza paralizó la actividad en las terminales portuarias, ubicadas entre Timbúes y Villa Constitución, por donde sale el 90 por ciento de las exportaciones de soja.

En los puertos y terminales cerealeras no ingresaron camiones. Los trabajadores nucleados en el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario (Soear) realizaron durante la mañana piquetes en las terminales portuarias y en las cerealeras ubicadas entre Rosario y Timbúes.

SANTA FE

El paro en esta provincia se desarrolló con alto acatamiento del transporte y bancos. El dictado de clases fue parcial. En esta capital, los docentes estatales agrupados en la Amsafe trabajaron normalmente. Pero en Rosario, la seccional gremial decretó paro. Los docentes privados dictaron clases. Lo propio ocurrió en las grandes ciudades del interior.

Obreros de Acindar, de Villa Constitución y Rosario, la empresa Gherardi, de Casilda, y la industria alimenticia La Virginia, adhirieron al paro aunque no lo hicieron sus respectivos gremios.

El Sindicato de Recolectores se concentró esta mañana en el cruce de avenida Perón y Circunvalación.

Trabajadores de izquierda apoyaron la protesta con un corte parcial en la autopista Rosario-Santa Fe, en el egreso de Rosario.

El Sindicato de Médicos de la República Argentina (Amra) seccional Santa Fe se unieron al reclamo, al igual que los Trabajadores de la Sanidad (enfermeros). Las estaciones de servicio trabajaron normalmente, aunque cada caso depende del stock disponible. La actividad comercial se vio resentida ya que los trabajadores no dispusieron del servicio de transporte.

SANTIAGO DEL ESTERO

El paro se sintió en el transporte con la terminal de ómnibus vacía y las avenidas sin colectivos. En las reparticiones nacionales como PAMI y Anses el acatamiento fue altísimo, al igual que las estaciones de servicio y bancos privados, los cuales lucen sin empleados. Por su parte la administración pública provincial trabaja normalmente, como así también el sector docente, tribunales y los comercios.

Los empleados públicos provinciales se las ingeniaron para asistir compartiendo vehículos o taxis, los cuales circulan normalmente. No se registran cortes de calle, ruta ni hay previstos actos a los largo de la jornada de ningún partido político.

MISIONES

El paro es total en esta provincia. No se dictan clases ni circulan colectivos. Los trenes y barcos dejaron de operar desde hace años. Falta gas y la garrafa de 10 kilogramos de GLP se paga hasta $180. Abrieron negocios privados y oficinas públicas

En Posadas, además de los efectos del paro dispuestos por gremios nacionales, el mayor problema que afecta a los misioneros es la falta de gas en garrafas (GLP), debido a que los negocios se adelantaron a lo dispuesto por el Gobierno central y aumentaron considerablemente su precio, a punto que en cualquier negocio local, la garrafa de 10 kilogramos se vende a precios que oscilan entre 120 y hasta 180 pesos.

Es de señalar que Misiones, Formosa, Chaco, Corrientes y otras provincias del NOA como La Rioja, no están vinculados al sistema de distribución de gas natural, por lo que su consumo -desde siempre- resulta más caro.

Hay negocios particulares que funcionan como también escuelas (públicas y privadas) que abrieron sus puertas, pero no se dictaron clases por inasistencia de alumnos y maestros. Hay camiones que bloquean la cabecera argentina el puente Tancredo Neves que liga Puerto Iguazú con Foz de Iguazú, Brasil, en tanto los tripulantes de balsas que cruzan los ríos Uruguay y Paraná, vinculando a poblaciones misioneras con brasileñas y paraguayas, se adhirieron al paro y las mismas tampoco navegan durante la jornada de hoy.

TUCUMÁN

En Tucumán, a la protesta contra el impuesto a las Ganancias se sumó el Frente Gremial Docente, que integran ATEP (primarios), APEM (medios) y AMET (técnicos), por lo que no hay clases en ningún nivel de la enseñanza pública. También adhiere a la protesta el gremio de Adiunt, por lo que tampoco hay actividad en la Universidad Nacional de Tucumán. La adhesión al paro en el sector de transporte es total y no circulan los ómnibus ni hay recolección de residuos. No trabajan los bancos y la atención en el comercio es normal.

JUJUY

La actividad en la provincia se veía paralizada por la adhesión al paro general de los dos nucleamientos de sindicatos de la administración pública, la Intersindical de Trabajadores del Estado (ITE) y el Frente de Gremios Estatales (FGE), y la suspensión del servicio de colectivos de corta, media y larga distancia.

Tampoco hay bancos, y los servicios de salud se prestan con guardias mínimas, mientras que en los establecimientos educativos, la falta de transporte y la ausencia de personal de maestranza disminuyeron notablemente la actividad habitual.

LA PAMPA

El paro nacional convocado por la CGT y la CTA Autónoma había paralizado gran parte de la actividad en La Pampa, especialmente en la capital provincial, donde, además, el Sindicato de Camioneros realizaba cortes en los accesos.

En esta provincia estaban parando el transporte de caudales, de mercaderías, de pasajeros de corta y media distancia y recolección de residuos.

También llamaron a la huelga los bancarios y trabajadores de AFIP y estaciones de servicio, lo mismo que los empleados de la terminal de ómnibus, además de los de barrido y recolección de residuos.

MENDOZA

La ciudad de Mendoza se encontraba hoy casi paralizada por la huelga nacional, ya que el transporte cumplía la medida con alto acatamiento, lo mismo que los bancos, la administración pública, entre otros sectores.

En el caso del transporte público de pasajeros, se garantizó el funcionamiento de un 20 por ciento de las unidades, en tanto que en hospitales públicos y centros de salud estaban trabajando las guardias.

Los docentes no adhirieron a la medida de fuerza, pero en las escuelas se observaba poca presencia de alumnos, a quienes no se les computaba la falta.

SANTA CRUZ

El paro nacional contra el impuesto a las Ganancias tuvo una fuerte adhesión en la provincia de Santa Cruz, donde las actividades en el transporte, bancos y los sectores petroleros eran nulas.

También se sumaron a la medida de fuerza los trabajadores judiciales, docentes, municipales, hospitalarios y de la administración central. Por su parte, integrantes del Sindicato de Camioneros cortaban desde la medianoche el acceso norte a la ciudad de Río Gallegos con quema de cubiertas y apostaron camiones a la vera de la autovía.

En tanto, los estatales se concentraban este mediodía en el centro de la capital santacruceña para iniciar una marcha hasta la sede del Ministerio de Economía provincia. (Fuente La Nación)

BARRIONUEVO ANUNCIÓ UN PARO DE 36 HORAS

El jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo , afirmó esta mañana que el paro del gremialismo opositor contra el gobierno de Cristina Kirchner “es total”, aunque se mostró pesimista a la posibilidad de que la Casa Rosada escuche los reclamos del sindicalismo y realice cambios en el impuesto a las ganancias .

En una entrevista con Radio Con Vos, Barrionuevo anticipó que lanzarán a mediados de abril una huelga de 36 horas con movilización. “Ya hicimos tres marchas, dos paros generales y no hubo respuesta. Tendríamos que haber continuado con las medidas, pero hubo compañeros que entendieron que podía dialogar y nunca dialogaron, si bien los atendieron, no tuvieron respuesta”, apuntó el gremialista que se sumó a último momento a la medida de fuerza que activó la alianza de 22 sindicatos del transporte.

“Vamos caminos a un paro de 36 horas, ya lo hemos conversado con [Hugo] Moyano y [Pablo] Micheli , esto es irreversible”, señaló.

Cuando fue consultado sobre los dichos del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández , quien vinculó el alto impacto de la protesta a la adhesión de los sindicatos del transporte, Barrionuevo afirmó que el funcionario hizo “un diagnóstico tonto”.

“El éxito contundente de una medida de fuerza pasa por el transporte, los trenes, los colectivos, los puertos. Esta es la realidad y Aníbal lo sabe. Lo que tienen que hacer es dar una respuesta”, dijo el jefe de la CGT Azul y Blanca.

“«EL RUSITO» NO TIENE RESPUESTA”

Barrionuevo recordó que el jefe de Gabinete recibió semanas atrás a los representantes de la alianza de los gremios del transporte y, según el sindicalista, le comunicó al líder de la CGT cercana al Gobierno, Antonio Caló , que “«el rusito» no tenía respuesta”.

“Él [por Aníbal Fernández] recibió a la comisión de transporte y primero le comunicó a Caló diciéndole «los recibo protocolarmente, pero ‘el rusito’ no tiene respuesta para lo que están planteando»”, sostuvo.

Al ser consultado sobre si cuando mencionaba al “rusito” se refería al ministro de Economía, Axel Kicillof , el sindicalista indicó: “Ellos lo llaman el «rusito», es el que te dice que sí o que no, sabe que 25 mil millones, la plata que le corresponde a los trabajadores, es un gran movimiento de dinero del consumo, les sirve para pagar planes sociales y subsidiar otros menesteres. Tienen problemas de caja”.

Para Barrionuevo, el apodo del funcionario, que según el gremialista utilizan los ministros del Gabinete, “no es ofensivo”. “Los muchachos peronistas son afines a ponerte apodos, en este caso, al «rusito». Yo nunca hablé con el «rusito», pero hablando con los muchachos por el tema unidad, los que están cerca del Gobierno, te dicen «el ruso no afloja, la Presidenta no hace nada sin la orden del rusito». Es el que está manejando los números, antes lo manejaba Néstor con la libreta, ahora lo manejara el «rusito» con la computadora”, aseveró. (Fuente La Nación/Foto Télam)

MASSA DIJO QUE DESDE 1° DE ENERO DE 2016 NO SE PAGA MAS GANANCIAS

El candidato presidencial por el Frente Renovador, Sergio Massa, afirmó esta mañana en declaraciones radiales que “desde el 1° de enero del año que viene, los trabajadores no van a pagar más Impuesto a las Ganancias“, en caso de llegar a ser elegido para ocupar el sillón de Rivadavia.

En plena jornada de paro nacional en reclamo por modificaciones al mínimo no imponible de ese impuesto, el diputado nacional anticipó que si llega a ganar los comicios presidenciales, presentará una “reforma tributaria“, en base a un trabajo realizado por los economistas de su sector político, que tendrá como objetivo que sólo sean gravados los ingresos de “directivos y gerentes”.

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.