martes 21 de noviembre, 2017

LabaKé contra todos: la Justicia hizo lugar a sus denuncias.

Comentarios desactivados en LabaKé contra todos: la Justicia hizo lugar a sus denuncias.

Van desde calumnias e injurias hasta traición y sedición.

LabaKé contra todos: la Justicia hizo lugar a sus denuncias.

El periodista Marcelo Longobardi reveló este jueves en su programa de Radio Mitre que fue denunciado por “calumnias e injurias” por Juan Labaké, quien lo acusó de haberlo calificado –presuntamente en conjunto con ‘Willy’ Kohan- como “antisemita, fascista, nazi, miembro de la Triple A, etc”.

Si bien Longobardi asegura que la denuncia en su contra fue por su posición contra el acuerdo firmado con Irán por la investigación del atentado contra la AMIA, ésta fue en particular -según Labaké- por los calificativos “despectivos” que recibió de los dos periodistas y por “Jorge Knoblovits, Patricia Bullrich y Raúl Kollmann”, según consta en el expediente presentado por el letrado.

En diálogo con Perfil.com, Labaké explicó que la denuncia que inició todo esto fue la judicialización de la nota de Página/12 sobre los vínculos de un sector de la comunidad judía con los fondos buitre que presentó ante el juez federal Julián Ercolini, quien trasladó la causa al fiscal Carlos Stornelli. Éste a su vez, decidió recientemente dar curso a la causa y comenzar la investigación.

Pero, ¿cómo se entremezclan y relacionan la reciente revelación de Longobardi con la denuncia final de Labaké? Todo comenzó con un artículo periodístico de Elbaum en Página/12 en donde vinculó a ex directivos de la DAIA y a otras personas estar detrás de una conspiración contra el país, en favor de los fondos buitre.

Basándose en esa nota, Cristina Fernández de Kirchner criticó días atrás al periodista Jorge Eliaschev, quien había llamado a Jorge Knoblobitz, secretario general de la DAIA, “advirtiéndole que la recepción cordial -de la dirigencia comunitaria y familiares de víctimas- al Canciller Timerman iba a ser condenada y repudiada por ‘la comunidad’ y por las embajadas norteamericana e israelí”. En tanto, acusó de “encolerizados lobbistas telefónicos” contra el cualquier tratativa con Teherán a “Santiago Kovadloff, Daniel Sabsay y Marcos Aguinis”, quienes después se “convirtieron en fervientes convocantes a la marcha de los paraguas”.

En conclusión, la Presidenta vinculó al exfiscal Alberto Nisman con Paul Singer, cara visible del fondo especulativo NML Capital. Además, denunció supuestas “ayudas” buitres dirigidas a “destrozar el memorándum” de entendimiento entre la Argentina e Irán.

Habiendo sido entonces los dirigentes de la AMIA y la DAIA acusados de “traición” por su rechazo al acuerdo con Irán, Labaké tomó el artículo periodístico y al sumarle otra serie de pruebas, presentó la denuncia ante la Justicia recayendo en Ercolini.

En resumen, Labaké se apoya en este escrito y acusa de “traición, alterar las relaciones exteriores, sedición y resistencia contra la autoridad” a: “Julio Schlosser, Waldo Wolff, Jorge Knoblovits y Alfredo Neuberger, presidente, vicepresidente, secretario general y director político, respectivamente, de la Dirección de Asociaciones Israelitas Argentinas-DAIA, por el señor Leonardo Jmelnitzky, presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina-AMIA”.

Y además a: “señores Santiago Kovadloff, Daniel Sabsay y Marcos Aguinis, por las diputadas nacionales Laura Alonso y Patricia Bullrich, por la señora Mariela Ivanier, ex empleada de la AMIA y actual consultora de Papel Prensa, La Nación y Clarín, por el ciudadano cubano Carlos Alberto Montaner, y por el ciudadano anglonorteamericano señor Paul Singer”.

Según dijo Labaké a este medio, “fue tras esta presentación ante la Justicia que Longobardi y Kohan me llamaron antisemita y demás. No sólo ellos, sino también me descalificaron Jorge Knoblovits, Patricia Bullrich, y Raúl Kollmann. Y por este motivo los denuncié por calumnias e injurias”.

“La periodista Mercedes Ninci me invitó a hablar por Radio Mitre para intentar cruzarme con Longobardi, pero luego me dijo que le dijeron que no, que no iba a ser posible”, se lamentó Labaké a quien Longobardi calificó esta mañana como: “un abogado de antecedentes ideológicos discutibles y que es utilizado hoy en día por los canales del Gobierno para difundir ideas complicadas”.

Por su parte, Longobardi concluyó en radio Mitre: “Cuando las teorías de Elbaum y las denuncias de Labaké son tomadas por la Presidente y el canciller, ya estamos hablando de otra cosa. ¿Hay que tomar esto en serio? Y, no. La verdad que no. Dejo abierta la esperanza, el beneficio de la duda, respecto de que Stornelli haga esto como una suerte de cuestión procesal. De no ser así, estamos metidos en un lío muy importante”. .

LABAKE APARECE EN ALGUNAS DE LAS ESCUCHAS

El abogado que denunció a la dirigencia judía aparece en las escuchas de Nisman. Juan Labaké pidió que se investigue una supuesta conspiración entre la AMIA, la DAIA y los holdouts. Era un hombre de consulta de Jorge Khalil, sindicado por el fiscal de la UFI-AMIA como presunto nexo con Irán.

El abogado Juan Labaké, que esta semana denunció en la Justicia una conspiración de los dirigentes de la AMIA y la DAIA con los holdouts para derribar el acuerdo con Irán, aparece en una de las escuchas en las que el fallecido fiscal Alberto Nisman basó su acusación de encubrimiento al país persa contra la presidente Cristina Kirchner y el canciller Héctor Timerman, entre otros.

El audio es de una comunicación del mediados de 2013 entre el supuesto negociador iraní Jorge Khalil, cuyo teléfono estaba intervenido por Nisman, y el sheik Abdul Karim Paz.

El audio de la conversación.
Khalil: Nos salió a pegar el hijo de puta este, histórico enemigo nuestro. ¿Dónde fue que a vos no te dejaron rezar? ¿En el programa de Mauro Viale?

Abdul Karim Paz: No, en el de Mirtha Legrand.

Khalil: Ah, ayer el sheitón (en farsí, “desobediente” o “malvado”) de Mauro Viale salió con los tapones de punta a hablar en contra de nosotros.

Abdul Karim Paz: ¿Contra la comunidad?

Khalil: No, contra los iraníes. Diciendo que son unos brutos, que cómo se puede hacer un memorandum con gente brutas así, que decir que Nisman es sionista no es un argumento. Ellos se creen con derecho a seguir insultándonos, pegándonos. Son unos hijos de puta. Entonces, como nunca nosotros llevamos una política de juicio ni nada de eso adelante, lo que pensé es empezar con esto a ver si se asustan un poco. Y empiezan a respetarnos un poco más. ¿Se entiende? Nunca podemos hacer un juicio, nunca hicimos un juicio. Eso es lo que yo planteo.

Abdul Karim Paz: Vamos a revisar el tema, vamos a escucharlo a Labaké.

Khalil: No lo fui a ver a Labaké, como vi que hay mucho tole tole y no sabemos nosotros qué hacer. A ver, no soy pelotudo. Yo ya hablé con Labaké, te dije lo que me dijo Labaké. Labaké también dice que es algo que tiene que fijarse la gran cancillería. Labaké dice que a los iraníes les importa tres carajos lo que pasa con la comunidad. Lo dijo delante de Alí Salomón, de Souza y de Favio. Es muy difícil trabajar con gente así.

Abdul Karim Paz: Yo no creo que sea así tampoco, que a Labaké le preocupa más la comunidad que los iraníes. Hay que tener calma. Yo sinceramente no estoy capacitado para juzgar todo. Tampoco voy a ir detrás de él sin entender bien en profundidad, es un abogado.

Khalil: Te mandé un informe de la televisión que me mandó Samir, para que vayas viendo el tema de cómo va progresando con la nueva página. Con un informe estadístico y todo. Empecemos a hacerle un seguimiento a eso.

Labaké, que fue abogado de María Estela Martínez de Perón y Zulema Yoma, defendió en la causa AMIA a Alberto Jacinto Kanoore Edul, acusado de usar sus estrechos vínculos con el menemismo para desviar la investigación de la supuesta punta del ovillo de la supuesta “pista siria”. Y escribió un libro sobre el tema en el que considera que el ataque a la mutual judía fue un atentado de “falsa bandera”.

A raíz de una denuncia suya, esta semana el fiscal federal Carlos Stornelli dispuso abrir una investigación penal contra dirigentes de la AMIA y DAIA por supuesta traición a la patria.

La denuncia de Labaké se basó en una nota que publicó el ex director ejecutivo de la DAIA Jorge Elbaum en el diario Página/12, que cuenta que en marzo de 2013 los holdouts encabezados por Paul Singer y que litigan contra el país decidieron usar el memorándum como medio de presión y que Nisman se reunió con dirigentes de AMIA y DAIA para avanzar sobre el acuerdo.

“Si es necesario, Paul Singer nos va a ayudar”, dijo Elbaum que le informó Nisman a los dirigentes judíos.

En su requerimiento Stornelli no imputó a ninguna persona, sino que pidió una investigación. Labaké, en cambio, denunció a los dirigentes de la DAIA Julio Schlosser (presidente), Waldo Wolff, Jorge Knoblovits y Alfredo Neuberger y al presidente de la DAIA, Leonardo Jmelnitzky. También nombró a Singer, a las diputadas nacionales Laura Alonso y Patricia Bullrich, al abogado Daniel Sabsay y a los intelectuales Santiago Kovadloff y Marcos Aguinis. (Fuente Infobae)

EN LA DAIA PREPARAN LA DEFENSA

Los dirigentes de la AMIA y la DAIA acusados de “traición” por su rechazo al acuerdo con Irán ya preparan una respuesta en los Tribunales. Habían sido denunciados ante el juez federal Julián Ercolini por el abogado defensor de ciudadanos iraníes en la causa AMIA, Juan Gabriel Labaké, detrás de quien sospechan está la mano de un sector del kirchnerismo. El camino trazado para defenderse, según indicaron a PERFIL algunos de los afectados, será pedir que los investiguen en una presentación que realizarán la próxima semana.

En base a los artículos publicados por el ex director de la AMIA –hoy funcionario del Gobierno– Jorge Elbaum en Página/12, Labaké pidió que se investigara si las personas mencionadas en la nota cometieron el delito de “traición”.

El contenido de la nota de Elbaum había sido destacado por la presidenta Cristina Kirchner en una carta compartida en las redes sociales la semana pasada, que asoció a los fondos buitre con el rechazo al acuerdo con Irán. Por esta razón, algunos de los denunciados se mostraron preocupados y pidieron consejo a dirigentes políticos. Les fue sugerido buscar una línea con sectores “blandos” del Gobierno.

La preocupación surge porque temen que algún sector oficialista pueda estar detrás de la denuncia de Labaké, un hombre fuertemente vinculado con la Embajada de Irán que, incluso, fue mencionado en una de las escuchas de Alberto Nisman como autor de un libro en el que se intenta desligar a ese país del atentado contra la AMIA. El libro fue publicado a nombre del ex encargado de negocios iraní en Argentina, Mohsen Baharvand.

Ayer, la mayoría de los denunciados por Labaké coincidieron en la celebración realizada en Buenos Aires por el aniversario de la fundación del Estado de Israel. En medio de expresiones de solidaridad, la diputada del PRO Laura Alonso se permitió una humorada. Le dijo al constitucionalista Daniel Sabsay: “Si nos meten presos, que sea en la misma celda, así hago un posgrado de Derecho con usted”. Alonso fue denunciada junto al presidente de la DAIA, Julio Schlosser; su vicepresidente, Waldo Wolff, y Jorge Knoblovits, secretario general de la entidad, el intelectual Santiago Kovadloff y Sabsay, entre otros, como gestores de una acción coordinada con los fondos buitre contra el memorándum de entendimiento.

También estuvieron presentes en el acto integrantes de la Justicia como los fiscales Germán Moldes y Ricardo Sáenz. Este último sugirió que se retrataran junto a la embajadora Dorit Shavit “para que vean que algunos estuvimos, en medio de todas las hijasdeputeces que están haciendo”.

Reclamo por la embajada. En su discurso, la embajadora Shavit volvió a pedir por el esclarecimiento del atentado contra la sede de la representación diplomática. “Hasta ahora, nadie fue juzgado, no se halló un culpable”, denunció al recordar que este año se conmemoró el aniversario número 23 del ataque, aún impune.(Fuente Perfil.com/foto Cedoc)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.