jueves 23 de noviembre, 2017

Alí ben Al Hussein, el príncipe jordano que quiso “desbancar” a Blatter y no pudo.

Comentarios desactivados en Alí ben Al Hussein, el príncipe jordano que quiso “desbancar” a Blatter y no pudo.
Alí ben Al Hussein, el príncipe jordano que quiso “desbancar” a Blatter y no pudo.

Un descendiente de Mahoma podría ser el futuro presidente de la FIFA si la elección recae este viernes en Alí bin Al Hussein, príncipe hachemita de Jordania y hermano del rey Abdallah II. Casi un desconocido, el candidato tiene una buena imagen y gran trayectoria en los ámbitos deportivos: es Presidente de la Federación Jordana de Fútbol desde 1999, Vicepresidente de la FIFA para Asia desde 2011, y fundador del Proyecto para el Desarrollo del Fútbol Asiático (AFDP), que tiene como objetivo impulsar la práctica de este deporte en Asia, especialmente entre los jóvenes y las mujeres.

Nacido el 23 de diciembre de 1975 en Amman, es el hijo del fallecido rey Hussein (1935-1999), un símbolo en la lucha por la paz en Oriente Medio, y la palestina Alia Toukan, quien murió en un accidente de helicóptero en 1977. Según la tradición, la familia real procede de los Banu Hashim, uno de los clanes más importantes de la antigua tribu de Quraish, a la que pertenecía el Profeta Mahoma. Desde hace 94 años reinan en Jordania.

Alí, que tiene 11 hermanos, fue enviado a los Estados Unidos, donde en 1993 egresó de la Salisbury School, Connecticut. Como la mayor parte de los miembros de la familia real jordana, ingresó en la Academia Militar Real de Sandhurst, en Gran Bretaña, de la que salió en 1994. Desde entonces Alí, quien tiene el rango de general del ejército jordano, ocupó el puesto de jefe de la seguridad especial de su hermano, el rey Abdallah II.

Apasionado por el fútbol y la lucha grecorromana, Alí bin Hussein pertenece a una familia muy vinculada al deporte. Su hermana, Haya, por ejemplo, fue presidenta de la Federación Ecuestre Internacional, mientras que su hermano Faisal es miembro del Comité Olímpico Internacional (COI). En 2004 contrajo matrimonio con la argelina Rym Brahimi, experiodista de la CNN, con la que tuvo un hijo y una hija.

Alí anunció en enero su candidatura a la FIFA con la intención de “quitar el foco de la controversia y devolverlo al deporte”, en una clara referencia a los escándalos que atravesó la federación en los últimos tiempos. “No fue una decisión fácil. Llegó tras una cuidada reflexión y muchas conversaciones con respetados colegas de la FIFA en los últimos meses”, informó el príncipe al tiempo que reclamaba que “el fútbol mundial merece un gobierno de clase mundial, una organización servicial y un modelo de ética, transparencia y buen gobierno”.

Según su entorno, el príncipe está decidido a ganarle la presidencia de la FIFA al hasta ahora “intocable” Joseph Blatter. “La FIFA debe ser una organización de servicio y un modelo de ética”, dijo Alí. “Tenemos que ser más abiertos, más transparentes en la forma en la que vemos las cosas. No hay nada que esconder en mi opinión y no debería haberlo”.

Alí cree que la FIFA actual cayó en el “derroche” y quiere combatir los “intereses personales” que marcaron los últimos años e hicieron que el organismo perdiera credibilidad, faltara a la ética y haya dejado de lado a las federaciones miembros. “Soy candidato a la FIFA, hablaré por ustedes, abogaré para que la FIFA tenga un futuro del que nos podamos sentir orgullosos”, afirma el candidato esta semana en un video difundido en YouTube.

Ali prometió ocuparse de impulsar “una FIFA transparente y abierta”, que devuelva la confianza a base de “integridad, honestidad y trabajo”. “El día en el que no se hable más del presidente de la FIFA será el día en el que la organización irá en la buena dirección”, agregó. Los exfutbolistas Michel Platini (actual presidente de la UEFA) y Diego Maradona declararon abiertamente su apoyo al príncipe hachemita.

Bajo la presidencia de Alí, “un ferviente defensor del fútbol femenino”, la AFDP apoya la campaña para levantar la prohibición a que las mujeres musulmanas jueguen con el rostro cubierto. Está “decidido a abordar todas las cuestiones pertinentes para conseguir que todas las niñas y las mujeres puedan jugar a este bello juego a través del continente (asiático)”, según declaraba en 2011.

Su cuñada, la reina Rania, activista de los derechos de mujeres y niños, apoyó públicamente al príncipe: “Confío en que sus excelentes dotes de liderazgo llevarán a un nivel superior al deporte favorito de todo el mundo”. Posteriormente, en su cuenta de Twitter, la esposa de Abdallah II escribió: “Orgullosa de que el príncipe Alí se presente a la presidencia de la FIFA. Con su liderazgo, integridad y amor pro el deporte, es el hombre adecuado para el puesto”. (Fuente Perfil.com)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.