sábado 23 de septiembre, 2017

Del baño de humildad a la declaración de guerra.

Comentarios desactivados en Del baño de humildad a la declaración de guerra.

Aníbal Fernández, Julián Domínguez e intendentes del Conurbano rompieron lanzas.

Del baño de humildad a la declaración de guerra.

La polémica por la denuncia de un plan para “esconder boletas” por parte de algunos intendentes continuó ayer entre los precandidatos a gobernador por el Frente para la Victoria (FpV) Aníbal Fernández y Julián Domínguez, en nuevos cruces que enardecieron esa discusión.

Es que ayer, el jefe de Gabinete ratificó que existe un pedido para intendentes oficialistas del Conurbano “escondan” las boletas de su fórmula con el titular del Afsca, Martín Sabbatella, y advirtió que “veinte” jefes comunales recibieron llamados en ese sentido.

Como respuesta, su adversario en las PASO Julián Domínguez, calificó esos dichos de “absurdos” al tiempo que le reclamó a Fernández “rigor” y que identifique “con nombre y apellido” a los acusadores.

En declaraciones radiales, Aníbal Fernández, insistió ayer con una denuncia en ese sentido que viene reiterando desde hace una semana y aseguró que algunos intendentes del Conurbano “recibieron un llamado” que sugería esconder la boleta con su fórmula el día de la elección y advirtió que “están dispuestos a hacerlo conocer públicamente”.

El presunto boicoit que sostiene el jefe de Gabinete se basaría en el alineamiento que en torno a la interna mantendrían algunos dirigentes con la fórmula Domínguez-Fernando Espinoza, el intendente de La Matanza y titular del PJ bonaerense.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación había evitado confrontar con Fernández en los últimos días en sus respuestas, aunque ayer fue más tajante y aseguró que su planteo es “absolutamente infantil”.

DURA RESPUESTA

“Cuando uno tiene investidura de jefe de Gabinete tiene que tener el rigor de hablar con nombre y apellido”, replicó ayer Dómínguez en declaraciones radiales y remarcó que Fernández “no puede decir cosas de supuestos: ‘me dicen que dijeron’…”.

El diputado nacional opinó que “no se puede poner en juego lo más sagrado que tenemos que es la calidad de la democracia: Estamos retrocediendo en el tiempo”, y le pidió a Fernández “que sea claro” en su acusación porque así, dijo, “se simplifica y termina esto de ‘no soy exegeta de nadie’”.

“Se lo dije a él delante de la presidenta (Cristina Fernández) que las cosas se hablan con claridad, mirándose de frente con nombre y apellido. Es la mejor manera de aclarar las cosas”, enfatizó.

Minutos antes, el jefe de Gabinete había redoblado la apuesta al indicar que si Domínguez y Fernando Espinoza insisten con que pida disculpas, le reclamará “a los 20 intendentes que hagan conocer públicamente el llamado” para que escondan su boleta.

“Tenemos desesperación para que las boletas nuestras estén en el cuarto oscuro, por eso hay que levantar el teléfono intendente por intendente para plantear el tema”, sentenció el funcionario.

Y aseguró que su espacio va a “garantizar que la boleta esté para que quienes tengan la vocación de votar lo puedan hacer sin ningún tipo de contratiempos”.

REACCION DE LOS INTENDENTES

La polémica acusación de Fernández provocó la reacción de varios intendentes del FpV. Uno de los primeros en responder fue el jefe comunal de Mar del Plata, Gustavo Pulti, quien consideró que el funcionario incurrió en “una doble subestimación: se subestima la transparencia de quienes estamos al frente de estas ciudades, que no estamos acá por hacer trampa sino por habernos expuesto al veredicto ciudadano”, y “a la ciudadanía, que no puede ser presentada como víctima de emboscadas de la dirigencia”.

En tanto, su par de Berisso, Enrique Slezack, desestimó esa posibilidad y sostuvo que para los intendentes de la tercera sección “si hay dos candidatos a gobernador, que elija la gente y listo, pero de ningún modo vamos a esconder las boletas”.

LA DENUNCIA DE ANIBAL FERNANDEZ

Aníbal Fernández afirmó hoy que “lo más correcto y saludable es que los intendentes” del corburbano “sean imparciales” en la interna kirchnerista y consideró que “a la provincia hay que darla vuelta como una media en todos los sectores”.

Tras la controversia que generó entre los intendentes justicialistas la elección de Martín Sabbatella como compañero de fórmula en la carrera por la gobernación, el jefe de Gabinete sentenció: “No hay nadie en el mundo más peronista que yo, solo Juan Perón”.

El funcionario también vaticinó que va a ganar “sin inconvenientes” las PASO del 9 de agosto, en la que se enfrentará con la otra fórmula kirchnerista: Julián Domínguez-Fernando Espinoza.

En conversación con las radios Rock and Pop y Nacional Rock, Fernández sostuvo que su fórmula representa “una propuesta más integradora” ya que “Sabbatella es una propuesta más progresista y una máquina de laburar”.

Tras la acusación que realizó esta semana sobre un supuesto pedido de Domínguez y Espinoza a los intendentes para que escondan las boletas con su fórmula, el jefe de Gabinete sostuvo que “lo correcto y saludable es que los intendentes sean imparciales”.

En este sentido, negó que la presidenta le haya impuesto a Sabbatella en su fórmula: “Nadie nos encajó nada”, sentenció. Con miras a una futura gestión, el precandidato a gobernador sostuvo que “a la provincia hay que darla vuelta como una media en todos los sectores” y apuntó que “lo primero es la seguridad”.

Fernández también se metió en la disputa por la presidencia y consideró que Mauricio “Macri creció hasta donde pudo”, pero “no tiene mucho más que esto: su techo ya lo mostró en Santa Fe, 30 por ciento”.

El jefe de Gabinete acusó al PRO de representar “a la antipolítica, la campaña sin propuestas” y señaló que, en cambio, “la política requiere de cintura, de jugar con las propuestas que apelen a todos”.

En cuanto al escenario porteño, donde el domingo próximo se realizarán las elecciones locales, Fernández indicó que el candidato del PRO, Horacio Rodríguez Larreta, y de ECO, Martín Lousteau, “representan una misma propuesta política” y “no reconocer eso es mentir, es embaucar a la ciudad de Buenos Aires”.

El funcionario reveló que el día que la presidenta Cristina Fernández le comunicó a Florencio Randazzo que Carlos Zannini sería compañero de fórmula de Daniel Scioli, se comunicó con el ministro del Interior y Transporte para decirle “bajate de la moto”, como una forma de que reflexionara sobre su decisión de desistir en participar de la interna del Frente para la Victoria, tanto por la gobernación como por la presidencia.

“En mi fuero íntimo creo que sí”, respondió a la consulta sobre si cree que Randazzo se arrepintió de su decisión de no aceptar ir por la gobernación.

LOS INTENDENTES

Representa el 23 por ciento de los votantes del país. Y es escenario de encarnizadas peleas electorales. Las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del próximo 9 de agosto no serán la excepción.

La oficialización de las candidaturas del oficialismo y la oposición para la disputa por los municipios que rodean a la capital federal, muestra que este año el Conurbano volverá a convertirse en centro de pulseadas de peso.

En el escenario hay condimentos de sobra: peleas entre hermanos (como los Granados, en Ezeiza); intendentes históricos, de los considerados “Barones del Conurbano” a los que se les presentaron listas opositoras en la interna; y “retornados” del massismo que buscan retener sus distritos tras la vuelta al oficialismo.

En números generales, el cierre del plazo para la oficialización de las postulaciones muestra que de 24 distritos que integran el primer y segundo cordón del Gran Buenos Aires, 18 están gobernados por el oficialismo, un número que era un poco menor antes del “retorno” de algunos intendentes que hasta hace pocas semanas estaban alineados al Frente Renovador de Sergio Massa.

De los cinco municipios gobernados por el massismo que quedaron tras el reacomodamiento de intendentes, sólo en uno habrá internas

En diez de esos 17 municipios del FpV, los intendentes deberán sortear internas, mientras que en ocho habrá una lista única. En tanto, de los cinco municipios que hoy gobierna el Frente Renovador massista, sólo en uno habrá internas. Finalmente, el Frente Cambiemos gobierna hoy dos comunas y en ambas habrá disputa en las PASO.

En el espectro del oficialismo, uno de los aspectos que más polémica desató fue el aval implícito de la Casa Rosada para que se presenten listas opositoras en municipios gobernados por intendentes históricos del peronismo.

CONTRA NUEVO ENCUENTRO

Es el caso de Florencio Varela, Moreno, Quilmes, Moreno e Ituzaingó, entre otros, aunque en éste último distrito el intendente Alberto Descalzo presentó un pedido de impugnación a la lista opositora, que presentaba como precandidato a jefe comunal a Daniel Larrache, un dirigente enrolado en Nuevo Encuentro, la fuerza de Martín Sabbatella. Larrache, a su vez, llevaba como candidato a primer concejal al periodista deportivo kirchnerista Diego Brancatelli.

La cuestión deberá ser resuelta por la Justicia, que “observó” la lista de Larrache por irregularidades en los domicilios.

El que irá, seguro, a una disputa interna en las PASO de agosto próximo es Julio Pereyra, histórico intendente de Florencio Varela, que aspira a alcanzar un sexto mandato al frente de ese distrito del sur del Conurbano.

En esa comuna, el Frente para la Victoria presentó lista opositora también con un dirigente enrolado en Nuevo Encuentro del titular de la Afsca y precandidato a vicegobernador Martín Sabbatella. Se trata del concejal Héctor Salatino.

Nuevo Encuentro también disputará la interna en Esteban Echeverría, donde el intendente Fernandro Gray disputará las PASO contra una lista encabezada por Alberto Dodero, director de la empresa de agua y servicios Aysa, enrolado en la fuerza que tiene como referente al titular de la Autoridad de Servicios de Comunicación.

La presentación por parte de Sabbatella de precandidaturas en algunos distritos agudizó la rivalidad entre el grupo de históricos jefes comunales peronistas del Conurbano y el actual compañero de fórmula de Aníbal Fernández.

INTERNA OFICIALISTA

También habrá interna del oficialismo en Quilmes, donde el intendente Francisco Gutiérrez logró unir a todos los sectores, menos al encabezado por Daniel Gurzi, referenciado con Aníbal Fernández, y Julio Nieto, que se acoplaron para enfrentarlo.

En ese distrito, el cocinero televisivo Martiniano Molina es el único de Cambiemos, luego de que decidió bajarse el diputado provincial possista Fernando Pérez. Pese a las especulaciones, el periodista deportivo Walter “Sapito” Queijeiro se quedó en el massismo.

Otro distrito donde habrá internas es Lomas de Zamora, donde Martín Insaurralde busca la reelección, luego de los “coqueteos” con el Frente Renovador massista. Con todo, deberá enfrentar oposición en las Primarias de agosto, ya que también oficializó su candidatura a intendente de ese distrito el sciolista Juan Maria Viñales, titular del SPAR.

Los intendentes que tuvieron paso por el massismo y en las últimas semanas retornaron al Frente para la Victoria también tendrán que sortear, todos ellos, interna en las PASO. Es el caso de Raúl Othacehé, de Merlo, que enfrentará a una lista encabezada por Gustavo Menéndez.

También el actual diputado nacional Darío Giustozzi tendrá oposición en su intento de recuperar el municipio de Almirante Brown, que hoy gobierna su delfín Daniel Bolettieri. Es que en ese distrito también se presentó una boleta encabezada por el actual titular del IPS, el sciolista Mariano Cascallares.

Finalmente, en San Martín el ex massista Gabriel Katopodis también tendrá disputa interna en su intento de retener el distrito, a cuya intendencia desembarcó en el año 2011 de la mano del Frente para la Victoria aunque luego se mudó a las filas del Frente Renovador.

Katopodis tiene tres contrincantes internos: Alejandro Phatouros, Hernán Letcher y Alejandro Battaglia. Enfrente tendrá, entre otros, al ex jefe comunal Ricardo Ivoskus, quien nació radical, pasó por la transversalidad K y ahora lleva la boleta de Cambiemos. El massimo recurrió al reconocido dirigente duhaldista Carlos Brown para reemplazar a Katopodis.

Otro de los “históricos” del Conurbano que deberá ir a internas es el intendente de Moreno, Mariano West, quien deberá enfrentar en las PASO de agosto próximo a una boleta encabezada por el camporista funcionario de la ANSES, Walter Festa.

Finalmente, en José C. Paz el actual intendente Carlos Urquiaga dejará su lugar, lo que despejó el camino para el retorno del histórico caudillo de ese distrito, Mario Ishii, hoy con banca en el Senado bonaerense.

Con todo, el “hombre del poncho” tendrá que sortear en las PASO dos listas opositoras, encabezadas por Mario Verdún y Juan Carlos “Lito” Denucchi.

En el mayor distrito electoral del país, La Matanza, se generó una situación particular. Su actual intendente Fernando Espinoza irá como precandidato a vicegobernador en la fórmula que encabeza Julián Domínguez. En ese marco, el jefe comunal había “ungido” a la diputada nacional Verónica Magario como su sucesora natural. Con todo, en las últimas horas se presentó una lista interna encabezada por el dirigente de la UOCRA Heraldo Cayuqueo.

LISTA UNICA

En la vereda de enfrente, un amplio número de intendentes peronistas del Conurbano no deberán sortear enfrentamiento interno en las PASO en busca de la reelección.

En ese grupo están Juan Patricio Mussi, de Berazategui, quien quedó como único postulante del FpV como una suerte de “pago” por haber bajado su candidatura a gobernador. También el histórico Hugo Curto, de Tres de Febrero y Jorge Ferraresi, de Avellaneda.

Entre los que gozarán de lista única hay casos particulares, como el del camporista subsecretario de Justicia Julián Alvarez, a quien se le despejó el camino para pelear por la intendencia de Lanús, cuyo actual intendente Darío Díaz Pérez irá como candidato a senador.

También tendrá lista única el funcionario de Desarrollo Social Ariel Sujarchuk para competir por la intendencia de Escobar, ya que su actual jefe comunal, Sandro Guzmán, recién retornado del massismo, no irá por la reelección. (Fuente El Día)

ADNbaires/

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.