lunes 20 de noviembre, 2017

La estación china en Neuquén en el ojo de la tormenta.

Comentarios desactivados en La estación china en Neuquén en el ojo de la tormenta.

El Gobierno la defiende, la investigación de Lanata deja un mundo de dudas.

La estación china en Neuquén en el ojo de la tormenta.

El ministerio de Planificación Federal salió al cruce del “falaz y malintencionado informe” difundido en el programa Periodismo para Todos sobre el proyecto de instalación de una estación satelital para el apoyo “al Programa de la República Popular China de Exploración Lunar” en la provincia del Neuquén.

Según consignó el portal oficial de prensa del Gobierno, la cartera a cargo de Julio De Vido dejó en claro a través de un comunicado que el proyecto de la estación satelital “no existen cláusulas reservadas o secretas”, y agregó que “todo lo convenido soberanamente en el Acuerdo de Cooperación entre Argentina y el Gobierno de China sobre la construcción, el establecimiento y la operación de una Estación de Espacio Lejano en Neuquén, en el marco del Programa Chino de Exploración de la Luna suscripto el 23 de abril de 2014, ha sido aprobado por el Honorable Congreso de la Nación el día el día 25/02/2015 mediante la sanción de la ley 27.123”.

A la vez, se reafirmó que “la estación tiene fines científicos y civiles exclusivamente, centrándose en realizar tareas de monitoreo, control y bajada de datos de las misiones de exploración interplanetaria chinas en el marco del Programa Nacional de China para Exploración de la Luna y de Marte”.

“Será la tercera de la red china de estaciones para misiones de exploración interplanetaria, es la más moderna de esta red, y la primera fuera del territorio chino, con una antena de 35 metros de diámetro e instalaciones asociadas para su operación. El cronograma establece que comenzará a operar en el año 2016”, agrega.

Por otra parte, se indica que “para nuestro país el acuerdo implica importante beneficios, como el acceso por parte de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) a un mínimo del 10% de tiempo de uso de la antena para desarrollo de proyectos de investigación científica nacionales y de cooperación regional e internacional, mediante esta tecnología de avanzada, disponibles por primera vez, pudiendo además instalar equipos propios en el sitio para la realización de proyectos de interés para la Argentina. Además, permitirá la participación argentina en programas de exploración interplanetaria formando parte del reducido club de países exploradores del Universo”.

“Este emprendimiento del Gobierno de China significa un inversión extranjera directa de cincuenta millones de dólares, que dará trabajo a más de 400 personas permitiendo el fomento del desarrollo económico, tecnológico y educativo de la comunidad; la creación de fuentes de trabajo para la población local y regional, y la promoción del turismo científico con la construcción prevista de un Centro de interpretación educativo en el sitio donde se emplazará la antena”.

Es también “falso”, indicó el Ministerio, que “el programa tenga implicancias militares o de seguridad ya que el Programa Chino de Exploración Lunar es un Programa netamente civil, por lo tanto no prevé la implementación o el despliegue de actividades militares valiéndose de la tecnología y de las capacidades a ser instaladas en nuestro país”.

En obras. A paso firme, crece la base china en el sur argentino. /PPT

Qué esconde la base espacial china en la provincia de Neuquén
“El organismo chino a cargo del proyecto de instalación de la estación para misiones del espacio lejano, China Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC), ha comprometido por nota oficial a la CONAE que los objetivos de la Estación que se instala en Neuquén son completamente civiles y que la misma no será operada por personal militar”, se sostiene.

Asimismo, se expresó que tanto Argentina como China “han suscripto el Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, promoviendo el uso pacífico del Espacio Ultraterrestre, y la estación china y su equipamiento asociado (antena, receptores y transmisores), operarán exclusivamente en las bandas de frecuencia asignadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para los siguientes usos: observación y exploración del espacio lejano (que superan los 300.000 km de la Tierra) y radioastronomía, siendo la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) el organismo nacional a cargo de la autorización del uso de dichas bandas y la supervisión del cumplimiento de los términos de la autorización concedida”.

En otro punto, se aclara que “la parte china solicitó a la CONAE, la asistencia en identificar los sitios potenciales en el territorio argentino para la implantación de la citada estación, en caso de ser de su interés alojar una estación para el espacio profundo en el territorio argentino y los beneficios que esto presentaría para el desarrollo espacial argentino”. “Se analizaron sitios en distintas provincias argentinas que compitieron con otros en Chile, considerada como otra posible sede para la antena china. Los sitios candidateados tenían que cumplir una serie de requisitos, referidos a la latitud, bajas precipitaciones y actividades sísmicas, alejadas de centros urbanos, perfiles de visibilidad, perfiles topográficos, etc., siendo la opción elegida como la más adecuada para su instalación”, se explicó.

El acuerdo suscripto, indicó además Planificación, “es similar al celebrado por Argentina con la Agencia Espacial Europea, ESA, implementado en Malargüe, provincia de Mendoza”, el cual “previó la construcción de Deep Space 3, la estación de apoyo para misiones de Exploración del Espacio Profundo, inaugurada en diciembre de 2012. Actualmente se encuentra en operación junto a las otras dos estaciones que posee la ESA en Australia y España”.

“Sin embargo, el Grupo Clarín insiste en montar sospechas sin fundamentos entorno al acuerdo con la República Popular China”, reafirma.

La estación espacial china es construida por uno de los popes de la obra pública
También destaca que “desde el año 2003 Argentina impulsó el Plan Nacional Espacial”, y en ese sentido “hasta fines del 2015 habrá invertido más de 10.000 millones de pesos para el desarrollo espacial. Somos pioneros y consolidamos nuestra soberanía en este ámbito”. “Estos dos importantes acuerdos se suman a una larga lista de logros contundentes alcanzados por la Argentina. La nación celebró convenios actualmente vigentes para el desarrollo de satélites y nuevas tecnologías con las agencias espaciales NASA (EE.UU.), ESA (Europa), ASI (Italia), FKA (Rusia), CNSA (China), ISRO (India), AEB (Brasil), entre otras”, se indicó.

Por último, se afirma que “no es casualidad que este informe salga el mismo día que el diario La Nación volvió a cuestionar sin fundamentos otro proyecto estratégico para el desarrollo nacional como son las represas Kirchner-Cepernic”. “En definitiva les molesta una Argentina soberana y federal, que tenga autonomía en la toma de decisiones políticas, económicas, científicas, culturales y que lo haga en defensa del interés del Pueblo Argentino”, subrayó Planificación. (Fuente Perfil.com)

REVELACIONES DE PERIODISMO PARA TODOS

Son 200 hectáreas en la estepa patagónica que el gobierno chino logró “conquistar” en Argentina a través de un convenio firmado con la presidenta Cristina Kirchner en febrero de 2015 y por el cual se le entrega la explotación de ese territorio durante 50 años y con eximición de pago de impuestos. La base espacial china está en Bajada del Agrio, a 50 kilómetros de la frontera con Chile y a unos 300 kilómetros del noroeste de Neuquén. Ahí estuvo el periodista Jorge Lanata y anoche Periodismo para todos (PPT) mostró cómo los chinos controlan cada gramo de tierra de esa base.

Primera parte del informe

Cuando Lanata se acercó hasta la base para intentar ingresar y hablar con las autoridades para conocer el verdadero propósito de ese enclave, los empleados chinos en la base fueron categóricos: no le habilitarían el ingreso. Los hombres le aseguraron al periodista que ese predio es territorio chino y que es la embajada de ese país la que coordina las autorizaciones que en última instancia otorga el gobierno de China. Según constató el equipo de PPT que pasó una semana en Neuquén, la base espacial comenzó a construirse un año antes de que el convenio entre ambos países fuera aprobado. Ese convenio, además, fue denunciado por la oposición en diferentes oportunidades por las cláusulas secretas que contiene. Es decir, existen acuerdos secretos entre el gobierno argentino y el chino en relación a la base.

Segunda parte del informe

“El beneficio para Argentina no lo puedo deducir”, expresó en el informe de PPT el intendente de Neuquén, Horacio Quiroga.

En tanto, el experto en seguridad Ricardo Runza reveló que la base “depende de una agencia paramilitar”. Y agregó: “Vemos a esta base con fines fundamentalmente militares. Implica una cuasi sesión de soberanía argentina a una potencia extranjera”. (Fuente Clarín).

ADNbaires/

 

Los comentarios están cerrados.