miércoles 22 de noviembre, 2017

Isla Marambio, un verdadero paraíso paleontológico.

Comentarios desactivados en Isla Marambio, un verdadero paraíso paleontológico.

Descubren espermatozoides de más de 10 millones de años.

Isla Marambio, un verdadero paraíso paleontológico.

La isla Marambio, donde se encuentra una de las bases antárticas argentinas, ha vuelto a ser escenario de un hallazgo paleontológico singular. Se trata del espermatozoide fósil más antiguo del mundo, cuyo descubrimiento fue anunciado días atrás por un equipo científico internacional.

El espermatozoide, de una longitud de aproximadamente 30 nanómetros (unidad de medida que equivale a la mil millonésima parte de un metro), perteneció a un ancestro de las actuales lombrices de tierra y sanguijuelas. Y se encontraba en el interior de un “cocoon”, una cubierta protectora que fabrican las larvas de ciertos insectos.

El hallazgo supera en unos 10 millones de años el mayor registro de semen animal conocido hasta ese momento

“La morfología general y detalles de las estructuras de estos espermatozoides comparten rasgos con una lombriz simbionte de una langosta de agua dulce (crayfish) que vive en el Hemisferio Norte”, explicó a la Agencia CyTA el doctor Marcelo Reguero (foto), director del proyecto de paleontología de vertebrados del Instituto Antártico Argentino, investigador del Museo de Ciencias Naturales de La Plata y uno de los responsables de la investigación.

Aunque supera en unos 10 millones de años el mayor registro de semen animal conocido hasta el momento (el de un colémbolo, un tipo de artrópodo cercano a los insectos) su valor no sólo radica en su antigüedad sino también en su singularidad. Y es que estos organismos con estructuras blandas raramente se preservan en el registro fósil, por lo cual prácticamente no se conocen restos de su tipo.

“Que se preserven estas estructuras como es el caso de estos `cocoons` con esperma asociado permite conocer la historia evolutiva de ese grupo de animales y el ambiente en el que vivieron”, señaló Reguero, también investigador del CONICET.

Publicado la semana pasada por la revista científica Biology Letters, el hallazgo fue fruto de un convenio entre el Instituto Antártico Argentino y el Museo de Historia Natural de Estocolmo, del que participaron también investigadores de la Universidad de Milán.

Con todo, el reciente hallazgo no constituye un caso aislado: para los especialistas, el sitio donde se enclava la principal base argentina en el continente blanco es una fuente habitual de sorpresas paleontológicas.

Thomas Mörs, uno de los paleobiólogos del Museo Sueco de Historia Natural que participó del último descubrimiento y ha realizado ya tres expediciones a la isla, lo considera un sitio perfecto para la extracción de fósiles destacados, según le dijo al diario “Washington Post”.

A lo largo de los últimos años se han hallado en la isla Marambio varios cráneos fosilizados de antepasados de pingüinos de 34 a 37 millones de años. Y en 2011, un equipo que integraban entre otros Reguero y Mörs realizó allí el descubrimiento del fósil de ballena más antiguo a nivel mundial.

Para los paleontólogos, la isla Marambio tiene una importancia superlativa. “Su superficie, desprovista de hielos durante todo el año, presenta sedimentos cuya antigüedad va desde los 75 a los 34 millones de años; y su riqueza fosilífera es muy grande”, agregó Reguero al comentar que, de hecho, el semen fosilizado apareció junto a otros restos fósiles de dientes de mamíferos y tiburones, así como también de hojas y semillas.(Fuente El Día).

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.