sábado 23 de septiembre, 2017

Una multimillonaria argentina es la anfitriona de la alcaldesa de Madrid.

Comentarios desactivados en Una multimillonaria argentina es la anfitriona de la alcaldesa de Madrid.

Se trata de la doctora Silvia Gold.

Una multimillonaria argentina es la anfitriona de la alcaldesa de Madrid.

Una de las primeras apariciones públicas de Manuela Carmena como flamante alcaldesa de Madrid fue el 18 de junio en un acto en la Casa de América. La exjuez no estaba allí en su papel de regidora, sino como amiga personal de la anfitriona del evento, Silvia Gold, una filántropa argentina que entonces presentaba Mundo Sano, su fundación para la lucha contra la enfermedad de Chagas. Aquella tarde Carmena compartió primera fila con el expresidente del Gobierno Felipe González y con su esposa, Mar García Vaquero, también buenos amigos de Gold. Según la revista «Forbes», esta doctora en bioquímica bonaerense es una de las grandes fortunas del país iberoamericano. Ahora, ella y su marido, el magnate Hugo Sigman, son los anfitriones de Carmena en su visita al país austral y quienes han mediado para que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner la reciba en su despacho.

Los Sigman comparten mucho más que una buena amistad con Carmena. Como ha reconocido la propia Silvia Gold a ABC: «Con Manuela compartimos identidad de género e identidad de generación». Ya muy jóvenes, Silvia y su esposo se afiliaron al Partido Comunista de Argentina, donde militaron a finales de los años 60. De hecho, el padre de ella, Roberto Gold, fue tesorero de esa formación durante la gestión de Victorio Codovilla, un dirigente político comunista que tras la proclamación de la Segunda República en España viajó a Madrid y durante siete años hizo de «nexo» entre la Unión Soviética y el Partido Comunista de España. En 1976, con el golpe de Estado militar del general Jorge Rafael Videla y el inicio de la dictadura en Argentina, Gold y su marido se exiliaron a Barcelona.

El gran salto comercial

Ayudados por el padre de Gold, el matrimonio logró levantar en España un incipiente imperio farmacéutico. Aprovechando su formación científica -él es médico psiquiatra y ella doctora en bioquímica- la pareja fundó la empresa Chemo, una firma del sector químico farmacéutico, la primera de lo que luego sería el Grupo Insud. Con el regreso de la democracia a Argentina en los años 80, Sigman y Gold retornaron a su patria, aunque conservaron sus negocios en España. Entre sus empresas en nuestro país figura Química Sintética, una planta en Alcalá de Henares dedicada a la fabricación y comercialización de principios activos para la industria farmacéutica y veterinaria que da trabajo a más de 150 personas.

El gran salto comercial del Grupo Insud llegaría de la mano de Néstor Kirchner y su mujer. Ahora, Insud factura casi 1.500 millones de dólares al año y tiene sus principales operaciones en Argentina, España, Estados Unidos, China e Italia. Gracias a la bonanza kirchnerista, la firma se ha diversificado. Algunas de las actividades del grupo son la biotecnología, los emprendimientos agroindustriales que van desde campos y plantaciones de árboles hasta un criadero de yacarés. Además de producir cine, los Sigman son dueños de la editorial Capital Intelectual -firma que ha editado en España el libro de Carmena-, y poseen los derechos para Sudamérica de «Le Monde Diplomatique».

Museo Reina Sofía

Los Sigman también forman parte del patronato del Museo Reina Sofía, lo que les permite codearse con personalidades de la escena local como la galerista Helga Müller de Alvear, la mecenas Patricia Phelps de Cisneros o el millonario brasileño José Olympio da Veiga. No les gusta que les traten como ricos. Muy a su pesar, «Forbes» les sitúa entre la diez fortunas más grandes de Argentina. La revista estima que poseen un patrimonio de 1.000 millones de dólares. «Me molesta esa etiqueta», reconocía Gold en un encuentro con ABC. «Confunden, mezclan cifras de facturación con patrimonio. Lo importante es cuánto trabajo damos, cuánta riqueza generamos. Yo valoro a la gente por lo que hace, no por lo que tiene». Y entre la gente que más aprecia figuran Felipe González y Carmena. La editorial Capital Intelectual -en nuestro país se llama Clave Intelectual- es la niña mimada del emporio Sigman. El éxito del libro de la alcaldesa, titulado «Por qué las cosas pueden ser diferentes», es un motivo de orgullo para ellos. (Fuente ABC de España/Foto Belén Díaz).

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.