lunes 26 de febrero, 2018

Elisa Carrió sería la Procuradora General de la Nación.

Comentarios desactivados en Elisa Carrió sería la Procuradora General de la Nación.

Si gana el ballottage, Macri espera que Gils Carbó renuncie.

Elisa Carrió sería la Procuradora General de la Nación.

Si gana el ballotage, Mauricio Macri quiere a Elisa Carrió como procuradora General de la Nación, cargo que hoy ocupa Alejandra Gils Carbó, quien cumple las órdenes de Carlos Zannini.

Su única traba es que para desplazar a Gils Carbó se requieren los dos tercios de ambas cámaras y Macri ni siquiera comenzaría su gestión con mayoría simple.

Deberá negociar con otros bloques o presionar a la procuradora para que de un paso al costado, práctica habitual en los presidentes recién asumidos.

Carrió está feliz por los resultados del domingo, porque aún no puede creer que estén por desplazar al kirchnerismo tras doce años de combatirlo. “Después de tantos años de lucha, ahora sí creo que la Argentina finalmente va a despegar”, dice radiante en cuanta reunión asiste.

Macri cree que para Lilita no hay mejor destino que la Procuración, que tiene a cargo el control de los fiscales del país. Desde allí la líder de la Coalición Cívica podrá investigar los casos de corrupción de los funcionarios del kirchnerismo. También se la menciona para uno de los dos lugares que quedan por completar en la Corte Suprema.

Muchos ya la comparan con Robert “Bobby” Kennedy, el hermano y jefe de fiscales del ex presidente de Estados Unidos que llegó con la misión de perseguir a la mafia y los enemigos del Estado. Uno de sus objetivo fue James Hoffa, el jefe de los camioneros estadounidenses y una de las inspiraciones de Hugo Moyano.

Además de haber impulsado muchas varias de las denuncias por corrupción más emblemáticas de la era kirchnerista, Carrió es una reconocida jurista, con conocimientos técnicos y carrera en el Poder Judicial.

Alguna vez la senadora formoseña Adriana Bortolozzi, recordada por dejar el Frente para la Victoria cuando no tenía quórum, recordó que Lilita “era abogada de abogados” en el norte del país, por sus conocimientos específicos.

A Macri no le gusta tanto exagerar por las denuncias de corrupción y con Carrió tendría la excusa para desligarse del tema. Lilita tiene además rodaje de sobra para lidiar con las decenas de fiscales de Justicia Legítima que Cristina sembró en la Justicia, antes de dejar el poder.

El riesgo es que Lilita no quiera investigarlo a él cuando avance su eventual Gobierno. No sería la primera vez que rompa algún acuerdo. (Fuente La Política Online)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.