miércoles 22 de noviembre, 2017

Lacunza: “En la Provincia estamos con el agua al cuello”.

Comentarios desactivados en Lacunza: “En la Provincia estamos con el agua al cuello”.

El ministro de Economía trazó un panorama muy difícil pata Buenos Aires.

Lacunza: “En la Provincia estamos con el agua al cuello”.

El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, acusó ayer a los legisladores kirchneristas de tomar “como rehén a la gente”, luego de que fracasara la sesión del martes para tratar el Presupuesto provincial 2016, e insistió en la “difícil” situación financiera de la Provincia al sostener que en términos económicos, se vive “con el agua al cuello”.

El funcionario cuestionó al Frente para la Victoria (FpV) por la falta de consenso y señaló que “estono no se lo hacen a la gobernadora Vidal, queda de rehén la gente, la ciudadanía, el contribuyente, elproveedor del Estado, el empleado público”. Y se quejó: “Entiendo las posiciones políticas, pero entiendo menos ampararse en cuestiones políticas para tener como rehén a la gente”.

En declaraciones realizadas por la mañana, Lacunza admitió que la oposición del FpV para votar la llamada “ley de leyes”, que contiene el plan de ingresos y gastos para el año que viene y un endeudamiento que ronda en los 60 mil millones de pesos, fue “una sorpresa”, debido a que “en las últimas dos semanas hubo negociacioens, desde que se presentó el proyecto”.

El Ministro explicó que “incluso se había avanzado en la letra de varios de los artículos para generar un consenso lógico” y sugirió que “no sé si deliberadamente, premeditadamente o no, al momento de la votación el bloque del FpV decidió no presentarse”.

En este marco, Lacunza recalcó el “rojo” de las cuentas en la administración provincial, que se encuentra “con el agua al cuello” en materia financiera, y apuntó nuevamente a la “herencia muy complicada” que recibió de la gestión de Daniel Scioli.

“Recibimos una provincia sin caja y sin capacidad de crédito”, reiteró el Ministro.

Al defender el proyecto de Presupuesto que ayer iba a tratarse en la Cámara de Diputados y luego en el Senado bonaerense, advirtió que la administración de Vidal no cuenta con el dinero suficiente para pagar los sueldos de diciembre, por lo que buscará asistencia del gobierno nacional.

Y agregó: “Queremos cambiar deuda social y de infraestructura por deuda financiera para poder funcionar. Nadie puede cumplir con sus funciones porque nadie tiene dinero para hacerlo”.

En este sentido, explicó que el Presupuesto que envió la gobernadora María Eugenia Vidal tiene “el foco de atención en el nivel de deuda” frente a la “herencia muy complicada” que recibió la administración.

Y dijo que buena parte de la deuda prevista en el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo apuntaba a “vestir los esqueletos que encontramos en el placard, y que seguimos encontrando a diario”, en referencia a la falta de fondos para el funcionamiento de distintos organismo oficiales.

Sobre los pasos a seguir luego de la falta de acuerdo para la votación del Presupuesto, Lacunza dijo que tiene la “expectativa de que prime el sentido común” y en las próximas semanas se pueda retomar el tratamiento de la norma,

Sin embargo, adelantó que para funcionar administrativamente prorrogarán el plan de ingresos y gastos vigente, el último diseñado por la gestión de Daniel Scioli, que será un recurso a utilizar hasta entonces.

Además, el Ministro advirtió que hay “cuestiones urgentes” para resolver, como el pago de salarios y de planes sociales, y aseguró que desde que asumieron la gestión vienen “rascando la olla” para afrontar “el día a día” por la falta de fondos.

El martes, la sesión de la Cámara de Diputados en la que debía tratarse el Presupuesto 2016, la Ley Impositiva y además de las emergencias en Seguridad, Infraestructura y Servicio Penitenciario, cayó a la medianoche luego de que el titular del cuerpo, Jorge Sarghini, resolviera no iniciar el debate, debido a que el FpV se rehusó a aprobar los montos de endeudamiento solicitados por el Ejecutivo, que en el transcurso de las negociaciones se había reducido a unos 60 mil millones de pesos.

Ese endeudamiento, menor a la propuesta original, que era de 94 mil millones de pesos, contenía 10 millones se destinarían a obras para los municipios, fue el nodo del conflicto y desacuerdo entre las partes. (Fuente El Día)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.