miércoles 22 de noviembre, 2017

Macri se reunió con el Papa: “Fue un encuentro entre dos viejos amigos”.

Comentarios desactivados en Macri se reunió con el Papa: “Fue un encuentro entre dos viejos amigos”.
Macri se reunió con el Papa: “Fue un encuentro entre dos viejos amigos”.

El Presidente habló sobre su encuentro con el Sumo Pontífice; la reunión había abierto fuertes expectativas de mejorar la relación mutua luego de algunos desencuentros.

El presidente Mauricio Macri describió su audiencia en el Vaticano con el Sumo Pontífice como un encuentro entre “dos viejos conocidos”, y dijo que vio “muy bien” al papa Francisco.

“Lo vi muy bien, fue un encuentro entre dos viejos conocidos”, dijo Macri en una conferencia de prensa luego de la audiencia con el Papa en la Biblioteca del Palacio Apostólico.

Macri destacó que ambos ya habían hablado en reiteradas ocasiones, y dijo que el de hoy fue un encuentro entre dos “conocidos porteños” que se encuentran en una nueva etapa de su vida.

La reunión entre ambos, que duró 22 minutos y fue muy protocolar, había abierto fuertes expectativas de mejorar la relación mutua luego de algunos desencuentros del pasado.

Mauricio Macri durante la conferencia de prensa que brindó luego de la reunión con el Papa

Macri en conferencia de prensa.

La relación entre el Papa y Macri estaba marcada por dos desencuentros. El primero a fines de 2009, cuando el líder del Pro decidió no apelar un fallo judicial que habilitó el casamiento de la pareja conformada por Alex Freyre y José María Di Bello y eso causó un fuerte revuelo en la Iglesia. Días después, Macri y Bergoglio mantuvieron una reunión en la que buscaban reconciliar posiciones, pero nada de eso ocurrió.

La tensión entre ambos volvió a sentirse en septiembre de 2012, cuando el gobierno porteño decidió reglamentar el protocolo habilitante para los abortos no punibles en el ámbito de la Ciudad. Otro tema sensible para el cardenal.

A su vez, el Papa envió recientemente un rosario de regalo a la dirigente social detenida Milagro Sala, gesto que fue interpretado como un apoyo político a la titular de la organización Tupac Amaru.

ESTE AÑO NO VENDRA A LA ARGENTINA

Tras finalizar la audiencia entre ambos, Macri dijo a LA NACION que invitó al Sumo Pontífice al país y éste le respondió que “este año no, porque mi agenda no lo permite, pero lo haré lo antes posible”.

Según comentó el Presidente, Francisco le expresó su preocupación por la pobreza y el narcotráfico en la Argentina, y ambos acordaron trabajar en conjunto sobre esos temas.

Macri le transmitió al Papa que su Gobierno busca atraer inversiones para crear trabajo. Además, le dijo que tiene como objetivos luchar contra el narcotráfco y unir a los argentinos.

Voceros del Gobierno habían confirmado a LA NACION que una de las intenciones de la audiencia sería comunicar al Papa la coincidencia de los tres objetivos del Gobierno de Cambiemos (pobreza cero, lucha contra el narcotráfico y unir a los argentinos) con la propia agenda papal.

Por otro lado, el Papa acordó con Macri sobre la importancia de “restablecer relaciones con el mundo, ser creíble y confiable”.

El Papa también le transmitió al jefe de Estado “la importancia de recuperar la cultura del trabajo”, y habló de su preocupación por complementar esa enseñanza con “el deporte, el arte y la educación pública”.

Macri se reunió con Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico, a las 9.37 hora local. Fue el primer encuentro entre ambos desde el cambio de Gobierno.

La reunión, que duró 22 minutos y fue muy protocolar, había abierto fuertes expectativas de mejorar la relación mutua luego de algunos desencuentros del pasado.

La relación entre el Papa y Macri estaba marcada por dos desencuentros. El primero a fines de 2009, cuando el líder del Pro decidió no apelar un fallo judicial que habilitó el casamiento de la pareja conformada por Alex Freyre y José María Di Bello y eso causó un fuerte revuelo en la Iglesia. Días después, Macri y Bergoglio mantuvieron una reunión en la que buscaban reconciliar posiciones, pero nada de eso ocurrió.

La tensión entre ambos volvió a sentirse en septiembre de 2012, cuando el gobierno porteño decidió reglamentar el protocolo habilitante para los abortos no punibles en el ámbito de la Ciudad. Otro tema sensible para el cardenal.

A su vez, el Papa envió recientemente un rosario de regalo a la dirigente social detenida Milagro Sala, gesto que fue interpretado como un apoyo político a la titular de la organización Tupac Amaru.

CONSEJOS DEL PAPA

En sus 22 minutos cara a cara con el presidente Mauricio Macri, Francisco le dio dos consejos: tener paciencia y enfrentar sin titubeos los problemas más graves de la Argentina: narcotráfico y corrupción.

Así lo contó Macri en una conferencia de prensa que concedió después del encuentro en la embajada argentina ante la Santa Sede, en el tercer piso de la Via della Conciliazione.

Tener paciencia y enfrentar sin titubeos los problemas, los consejos del Papa a Macri. Foto: NA

NA

Entonces, preguntado por LA NACION sobre si el Papa le había dado consejos -ya que el propio Macri había adelantado a medios franceses que esperaba éso de su encuentro con Francisco-, el Presidente contestó: “¿Consejos? Que tenga paciencia, y que no dude en enfrentar los problemas graves de la Argentina, en especial, el narcotráfico y la corrupción”.

En la rueda de prensa, Macri lució relajado y se manifestó “muy contento” de su reunión con el Papa, con quien destacó tener una “relación de años”, al evocar sus tiempos de jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y los de arzobispo de Buenos Aires de Jorge Bergoglio. En este sentido, más de una vez resaltó que se trató de una reunión entre “dos viejos conocidos porteños que se encontraron en una etapa distinta de sus vidas”, diferenciándose, sin nombrarla, de su predecesora, Cristina Kirchner, que jamás tuvo buena relación con el arzobispo primado porteño.

En la rueda de prensa -que duró 17 minutos-, Macri contó que la agenda del encuentro giró en torno del “momento que se vive en la Argentina y las cosas que pasan en el mundo”.

Macri aseguró que no se habló de la cuestión de una posible fuerza de paz de cascos azules argentinos.

“Hablamos de la gran preocupación por unir a los argentinos, de dejar atrás los rencores, de la importancia de que los argentinos depongamos posiciones extremas, y también del narcotráfico y el daño que le ha hecho a la Argentina”, relató el Presidente.

Macri también subrayó que coincidieron en la necesidad de “recuperar la cultura del trabajo y del esfuerzo, como un elemento dinamizador de la sociedad” y que “la Argentina vuelva a restablecer relaciones con el mundo”.

Después de la conferencia de prensa -a la que también asistieron la canciller, Susana Malcorra, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el dueño de casa, el embajador argentino ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter-, Macri se dirigió hasta Palazzo Chigi, la sede del gobierno italiano, para reunirse con el primer ministro, Matteo Renzi. Más tarde tenía previsto un almuerzo con el presidente italiano, Sergio Mattarella, en el Palazzo del Quirinale.

EL DIALOGO

“Buenos días señor presidente,¿cómo le va”, recibió Francisco a Macri a las 9.37 de Roma (5.37 de Argentina), antes de comenzar la histórica reunión en la Biblioteca el palacio Apostólico del Vaticano. El encuentro se extendió por 22 minutos.

Foto: EFE

EFE

“¿Cómo le va Francisco? Un gusto”, respondió el mandatario antes de que con un “avanti” el Santo Padre lo invitara a pasar al lugar de la reunión, según reprodujo la agencia estatal Télam.

Tras el encuentro entre ambos, el Pontífice saludó a la Primera Dama Juliana Awada y luego al resto de la delegación. Uno por uno, Francisco fue estrechando las manos del gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo, el de Salta Juan Mauel Urtubey y la de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, que saludó con un beso al Obispo de Roma.

También saludaron al Pontífice el jefe de Gabinete Marcos Peña, la canciller Susana Malcorra, el embajador ante el Vaticano, Rogelio Pfirter, el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo, el secretario de Culto Santiago de Estrada, así como el vocero presidencial Iván Pavlovsky.

El mandatario se reunió 22 minutos con el Sumo Pontífice, quien le regaló un medallón con un olivo “que une lo que está separado”. “A los jefes de Estado me gusta regalarles esto”, le dijo Francisco a Macri.

Además, el pontífice le entregó a Macri un ejemplar de la encíclica Laudato Si’ y uno de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, que “son sobre el cuidado del medio ambiente y la doctrina social de la Iglesia”, describió.

A su vez, el mandatario entregó al Pontífice un poncho, una Cruz de Matará y una colección de 12 discos compactos “con nuestra música”, como le describió.

Foto: EFE

EFE

Tras el encuentro con Francisco, Macri se reunió con el secretario de Estado del vaticano, Pietro Parolin, miembro además del Consejo de Cardenales que asesora al Papa en la reforma de la Curia, conocido como “C9”.

COMUNICADO DE EL VATICANO

En un comunicado que difundió poco después de las 12.30 locales (las 8,30 de la Argentina), el Vaticano destacó “el buen estado de las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y la República Argentina” y detalló los temas abordados durante el encuentro entre el Pontífice y el presidente Mauricio Macri.

“Durante el trascurso de los cordiales coloquios, que manifiestan el buen estado de las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y la República Argentina, han sido abordados temas de mutuo interés, tales como la ayuda al desarrollo integral, el respeto de los derechos humanos, la lucha a la pobreza y el narcotráfico, la justicia, la paz y la reconciliación social”, indicó el Vaticano.

“En tal contexto, ha sido subrayada la positiva contribución, sobre todo en el ámbito de la promoción humana y de la formación a las nuevas generaciones, ofrecida por el Episcopado y por las instituciones católicas en la sociedad argentina, de manera particular en la coyuntura económica actual”, agregó. “Por último, se hizo referencia a algunos temas de mayor relevancia e interés en el ámbito regional y mundial”, concluyó.

El Vaticano informó en la misma nota que Macri también se reunió sucesivamente con el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, acompañado por el “canciller” de la Santa Sede, monseñor Paul Gallagher. (Fuente La Nación)

El Papa le regaló el Medallón del Olivo y la encíclica laudato sí (alabado sea) y comentó que “el olivo representa la unión, y eso es lo que todos queremos”.

ADNbaires/

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.