martes 21 de noviembre, 2017

La Justicia tiene a Cristóbal López contra las cuerdas.

Comentarios desactivados en La Justicia tiene a Cristóbal López contra las cuerdas.

Juez federal intervino su empresa Oil Combustibles.

La Justicia tiene a Cristóbal López contra las cuerdas.

La AFIP bloquea una posible maniobra de Cristobal López para licuar una deuda de US$900 millones. Tras una columna de Jorge Fontevecchia en el Diario PERFIL, el organismo recaudador impondrá condiciones más duras a los deudores denunciados penalmente. Cómo afecta al caso Oil.

El gobierno nacional continúa su ofensiva contra Cristóbal López. Además de la avanzada sobre el negocio del juego del empresario K, esta semana surgieron nuevas decisiones que apuntan sobre la deuda impositiva de Oil.

La petrolera está acusada de evadir unos 8.000 millones de pesos en concepto de Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC), que habría utilizado para financiar la compra de medios de comunicación, como reveló el diario La Nación a mediados de marzo.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) modificó la Resolución General 3857, que regula el régimen especial de facilidades de pago para contribuyentes concursados o fallidos. La resolución, publicada en el Boletín Oficial del martes 29 de marzo, modifica el plan de pagos de deuda impositiva para “sujetos denunciados penalmente” por el organismo. Estos morosos deberán someterse a un régimen de 12 cuotas, con una tasa del 2,93 por ciento mensual, es decir, del 35,16 por ciento anual. Un plan mucho menos conveniente que el que rige para el resto de los concursados, de 96 cuotas con una tasa del 6 por ciento anual.

La resolución afectará a todos los deudores denunciados, pero la medida tiene un objetivo con nombre y apellido: Cristóbal López. “Está claro que es parte de la estrategia que tenemos con Indalo”, comentaron a Perfil.com fuentes cercanas a la AFIP, que prefirieron mantener el anonimato.

“Lo que hicieron al comprar Oil, entre Oil y los planes de pago leoninos que les daban acá, fue armar un banco; en lugar de pedir plata prestada, se financiaban con el ITC”, agregaron en el organismo. Y remataron: “Estamos cerrando las posibilidades de que [Indalo] se desfinancie para proteger el crédito fiscal”.

En su columna del Diario PERFIL del domingo pasado, Jorge Fontevecchia había adelantado que López podría intentar acogerse al régimen especial de concursados para licuar su deuda. “Si los abogados de López lograran convencer al juez del concurso de que la deuda con la AFIP son impuestos, podrían refinanciarla a 96 meses con sólo 6% de tasa de interés anual”, escribió.

“De ser así, con una inflación del 30% en 2016 y aun fuertemente decreciente en los años posteriores, los 8.000 millones de pesos que originalmente eran equivalentes a 1.000 millones de dólares, podrían terminar siendo 100 millones de dólares pagaderos en 96 meses, entre 2020 y 2028, algo afrontable con el patrimonio de Oil Combustibles y el de sus accionistas”, sostuvo el CEO de Editorial Perfil.

La decisión de AFIP, que hoy conduce Alberto Abad, parece ser una respuesta a esa preocupación. Desde el organismo aclararon a este portal que “para el resto de los concursados se mantiene el plan de 96 cuotas”. Y agregaron que, en el caso poco probable de que Indalo decidiera saldar su deuda para evitar ir a juicio, se le aplicarían los planes de pago vigentes actualmente de seis cuotas, “como cualquier hijo de vecino”.

La resolución del ente tributario es sólo la última en una lista de medidas que buscan evitar que López licúe sus deudas. El juez federal Esteban Furnari dispuso hoy la intervención de Oil hasta que salde su deuda impositiva de 8.000 millones de pesos. Además, el magistrado hizo lugar a una medida cautelar que frena la división del grupo en sus distintas empresas, también hasta que regularice su situación con AFIP.

Disparen contra López. El intento de cobrar la deuda impositiva no es la única variante de la ofensiva del gobierno de Mauricio Macri contra el empresario asociado al kirchnerismo. Apuntan también contra el resto de sus negocios, incluyo aquellos en los que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, conducido por el PRO, también le otorgó beneficios.

El 21 de marzo, la Justicia porteña intimó a Indalo a pagar la deuda en concepto de ingresos brutos, acumulada desde 2003, correspondiente al Hipódromo de Palermo. ¿El monto? Unos 4.000 millones de pesos.

El Gobierno busca, además, lograr una mayor facturación de los casinos de Indalo, que hoy pagan un canon de 20% para los barcos y un 30% en el Hipódromo de Palermo. “Hagan que pague más”, fue la orden de Macri, según adelantó PERFIL.

Indalo emitió un comunicado anoche en el que denunció una “campaña de hostigamiento” en su contra. A raíz de las decisiones del Gobierno, Cristóbal López tiene motivos para creerlo. Y para preocuparse.

LE INTERVIENEN EMPRESAS

El juez federal Esteban Furnari dispuso la intervención de Oil Combustibles, del empresario kirchnerista Cristóbal López, hasta tanto ese grupo cancele la deuda de casi 8.000 millones de pesos que mantiene con la AFIP.

Fuentes judiciales informaron que la medida cautelar del magistrado, a la vez, frena la división del Grupo Indalo de López y asigna otros interventores en las diferentes empresas del holding.

El magistrado, a cargo del juzgado federal en lo contencioso administrativo Nº 2, tomó esta medida cautelar, según informó el Centro de Información Judicial (CIJ), a raíz de una solicitud de la AFIP y tendrá vigencia hasta que la compañía cancele la deuda por el Impuesto sobre la Transferencia de los Combustibles.

“La medida tiene por objeto evitar el desmembramiento del grupo, anunciado por Cristóbal López y Fabián de Sousa [que] pone en riesgo la percepción del millonario crédito fiscal”, dice el fallo.

La medida también prohíbe el cambio de sede social de las sociedades integrantes del Grupo Indalo fuera de la Ciudad de Buenos Aires, que podría implicar “una modificación de jurisdicción de los organismos de contralor”. (Fuente Perfil.com)

OIL COMBUSTIBLES EN CONCURSO DE ACREEDORES

El empresario Cristóbal López presentó Oil Combustibles en concurso de acreedores, días después de que LA NACION revelara en una investigación que la petrolera debe a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) $ 7600 millones por no haber abonado el Impuesto a las transferencias de los combustibles (ITC) en los últimos años del kirchnerismo.

López inició el concurso ayer en el juzgado de Gustavo Toquier de Comodoro Rivadavia, el mismo que antes tuvo el concurso de Álcalis de la Patagonia.

En los últimos días, el empresario había intentado mudar la sede de la petrolera desde la ciudad de Buenos Aires hasta Comodoro Rivadavia, donde comenzó el imperio económico de López y donde tenía mayores chances de obtener un mejor trato judicial.

Cristóbal López presentó Oil Combustibles en concurso de acreedores.Foto:Archivo/Horacio Córdoba / LA NACION
Ante una consulta de LA NACION, desde el Grupo Indalo sólo indicaron que la presentación en concurso se evaluaba desde hacía varios días.

El pasado fin de semana, este medio informó que López había dejado a Oil Combustibles a un paso de la convocatoria de acreedores al ordenar a los bancos con los que opera que no le debiten más el dinero requerido para hacer frente a las cuotas mensuales de los planes de pago que acordó con la AFIP .

López y su socio en el Grupo Indalo, Fabián de Sousa, decidieron que sólo pagarán lo que corresponda a partir de ahora por el Impuesto a las transferencias de los combustibles (ITC) en todas sus estaciones de servicio, pero no los casi $ 8000 millones que adeudan a la AFIP.

Ayer, en el primer revés judicial para Cristóbal López, el juez en lo Contencioso Administrativo Federal Esteban Furnari le prohibió que avance con la anunciada división del Grupo Indalo, designó un veedor dentro de tres empresas claves de su holding para controlar todos sus movimientos y le prohibió que intente mudar Oil Combustibles a Chubut.

Furnari entendió que existe “un riesgo cierto e inminente” de que el Grupo Indalo se insolvente y sus accionistas le causen una “irreversible pérdida patrimonial” al Estado, ya que no le devolverían los miles de millones de pesos que le adeudan. (Fuente La Nación)

ADNbaires/

 

Los comentarios están cerrados.