jueves 27 de julio, 2017

Cumbre de seguridad, terrorismo y narcotráfico argentino-israelí.

Comentarios desactivados en Cumbre de seguridad, terrorismo y narcotráfico argentino-israelí.

El Gobierno y la Embajada de Israel organizaron el encuentro.

Cumbre de seguridad, terrorismo y narcotráfico argentino-israelí.

El Gobierno y la Embajada de Israel organizaron el encuentro que contó con la participación de altos funcionarios y empresarios de ambos países. “Estos son nuevos tiempos, es una nueva era en las relaciones bilaterales”, afirmó el general Uzi Moskotivz

Altos funcionarios y empresarios del ámbito de la seguridad y de la defensa de la Argentina e Israel participaron este lunes en Buenos Aires de una cumbre binacional que abordó la temática de la lucha contra el delito, el terrorismo y el narcotráfico, en el marco de una nueva etapa en las relaciones políticas y diplomáticas entre ambos países.

La Conferencia de Seguridad Interna fue organizada por el Ministerio de Seguridad de la Nación y por la Embajada israelí, en la que se trataron las problemáticas vinculadas a las políticas de seguridad ciudadana, la lucha contra las bandas criminales dedicadas al tráfico de drogas y otros ilícitos y las diversas estrategias para enfrentar el terrorismo, el ciberterrorismo y otras nuevas modalidades adoptadas por grupos extremistas.

Entre los participantes se destacaron la embajadora israelí Dorit Shavit, el General de División de ese país Uzi Moskovitz, y los militares Royi Elcabets, Avi Levy y Danny Eshjar. Por el lado argentino, la ministra Patricia Bullrich, los secretarios Eugenio Burzaco y Gerardo Millman, el subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico, Martín Verrier, entre otros.

Dorit Shavit resaltó que en su país “la fuerza humana es lo que posibilita que hoy Israel, con solo 8 millones de habitantes y poco más de 22 mil kilómetros, cuadrados pueda garantizar la seguridad nacional y la sobrevivencia de su sociedad, en un medio tan adverso geopolíticamente” y advirtió que enfrentan “desafíos de la seguridad nacional difusos, que incluyen el terrorismo”.

“Puedo decir con orgullo que Israel es un país seguro, donde el delito doméstico es muy limitado y las fuerzas de seguridad cuentan con los recursos para cumplir su objetivo: que la sociedad pueda desarrollarse con la mayor tranquilidad”, afirmó. Por su parte, Uzi Moskovitz manifestó: “Hoy estamos ante una nueva era para las relaciones entre la Argentina e Israel y es el motivo de que tengamos esta conferencia”.

“Nosotros estamos dispuestos a cooperar y a compartir nuestros conocimientos, experiencia y tecnología”, aseguró el general, quien también advirtió sobre los grandes desafíos que enfrentan los Estados democráticos ante los conflictos derivados del terrorismo y otros flagelos, como el narcotráfico y la actuación de bandas criminales transnacionales.

En el discurso de apertura, Bullrich destacó: “(En el Gobierno) somos amigos del Estado de Israel (…); queremos que esta amistad dé frutos en la experiencia en seguridad” y recordó que el presidente Mauricio Macri “ha planteado que nosotros solos no podemos solucionar problemas tan serios como el narcotráfico y el terrorismo, que tenemos que integrarnos y trabajar con todos los países que han logrado avanzar mucho”.

“En la Argentina se veía un avión irregular que ingresaba al país y se lo veía pasar. Nosotros hicimos un protocolo, hicimos reglas por decreto del Presidente, y hemos bajado 60 por ciento los vuelos irregulares. Ahora, nosotros necesitamos otro tipo de tecnología, con sensores de tierra, radares más chicos”.

Bullrich, además, se refirió en el marco del congreso al atentado a la AMIA y resaltó que en la Argentina “debemos proteger a los ciudadanos de los delitos de terrorismo. En la Argentina los hemos sufrido, y continuamos sufriendo las consecuencias de no haber podido resolver, todavía, la circunstancias de ese atentado, y también los mecanismos de impunidad que se vieron en el medio desde el ataque hasta el día de hoy”.

“Es un compromiso de este gobierno –el atentado a la AMIA y la dudosa muerte de Nisman– porque es un compromiso con una verdad postergada y quizás hay una discusión sobre cómo cerrar esto. Una de las posibilidades es un juicio en ausencia, que está debatido y discutido, pero que tiene un principio que a mí me gustaría compartir: a la persona que es agarrada, lo condenan, y el que se profuga vive en libertad”.

“Creemos que esto no puede seguir siendo así, y en el caso del atentado contra la sede de la AMIA, si no tomamos una decisión respecto de las personas que están siendo imputadas, con gravísimas imputaciones respecto de su responsabilidad, no vamos a dar nunca el paso al juzgamiento”, consideró. (Fuente Infobae)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.