martes 21 de noviembre, 2017

Reabren la causa por la venta de terrenos en El Calafate.

Comentarios desactivados en Reabren la causa por la venta de terrenos en El Calafate.

De Vido otra vez mencionado en el "Lava Jato" brasileño.

Reabren la causa por la venta de terrenos en El Calafate.

El negociado inmobiliario con tierras fiscales en la provincia de Santa Cruz durante la última década está por salir finalmente a la luz. El juzgado federal de Río Gallegos reabrió varias causas en la que se investiga la venta de terrenos fiscales a precio vil en El Calafate, entre ellas, la que involucran a Néstor y Cristina Kirchner.

El camarista de Comodoro Rivadavia, Javier Leal de Ibarra, quien recuperó el mando del juzgado –controlado durante los últimos 12 años por el kirchnerismo– dispuso desarchivar los expedientes al detectar “demoras, deficiencias e irregularidades” en las causas que involucraban tanto a los ex mandatarios como a otros leales al kirchnerismo.

Leal de Ibarra también inició un sumario por la actuación de la abogada Andrea Askenazi Vera como jueza federal suplente de ese distrito. Según informa el diario Clarín, Askenazi ordenaba a los empleados del juzgado que las “causas políticas” debían ser entregadas a ella, quien las identificaba con las siglas de su nombre –”AVAD”– y luego las rotulabaa como “expediente pasado a secreto”.

Dentro de esos expedientes, la causa más resonante es la referida a la compra por parte de Néstor y Cristina Kirchner de terrenos fiscales en El Calafate a 7,5 pesos el metro cuadrado.

El fallecido ex mandatario compró allí dos hectáreas a USD 50.000 y las vendió posteriormente en más de USD 2.000.000 a un grupo chileno. En esa ciudad a la que la ex presidente definía como su “lugar en el mundo”, no solo el matrimonio Kirchner adquirió tierras a “precios bajos”, sino también otros ex funcionarios nacionales y provinciales, amigos y empresarios K, entre ellos Lázaro Báez.

El abogado Álvaro de la Madrid –quien presentó la denuncia en febrero de 2008–estimó que si se considera el valor de mercado esas tierras vendidas a los K valen unos 300 millones de dólares.

Leal de Ibarra y los miembros de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia –Aldo Suárez y Hebe de Corchuera– fueron nombrados como jueces subrogantes por el Consejo de la Magistratura. Según se dispuso, los tres rotan en el cargo cada 60 días mientras se nombra un juez titular.

Otras causas “planchadas”

En el juzgado de la calle San Martín al 700 también dormía una denuncia de la actual diputada del Parlasur de Cambiemos, Mariana Zuvic, por cartelización de la obra pública de Santa Cruz a favor de empresas del grupo Báez, que se quedaron con el 92% de los contratos que otorgaron a la provincia desde la anterior administración nacional.

También fue rotulada como “expediente pasado a secreto” una denuncia contra Ricardo Barreiro, conocido como “el jardinero de los Kirchner”, por incompatibilidad de funciones entre su trabajo como empleado público, en el ORSNA, entre otras dependencias, y a la vez ser concesionario de la firma de carga aérea Jet Paq, que depende de Aerolíneas Argentinas.

DE VIDO Y EL “LAVA JATO”

La Justicia brasileña avanza en la investigación de un negocio que involucra a Petrobras y a ex funcionarios de Argentina, en el que se sospecha un entramado de coimas entre privados y políticos de ambos países. En esa causa volvió a ser mencionado el ex ministro de Planificación, Julio de Vido, quien ya enfrenta otras denuncias por presuntas maniobras de corrupción en la gestión de la obra pública local.

El proceso judicial apunta a una operación que arrancó en 2002 con la venta de activos del grupo Pérez Companc, la firma energética Transener, y que tuvo como comprador a Petrobras. Esa transacción fue la punta de lanza de la petrolera brasileña sobre el suelo argentino. Desde aquel entonces hasta 2007, pasaron los gobiernos en ambos lados de la frontera, pero un supuesto sistema de coimas en torno a los negocios energéticos se habría mantenido inalterado.

La Procuración General de Brasil ahora puso la lupa en los pagos espurios recibidos en el exterior por el presidente del Senado, Renan Calheiros, una de las espadas de la actual gestión interina Michel Temer. Según los arrepentidos en el “Lava Jato”, la causa que provocó la crisis política que culminó con la remoción de la presidente Dilma Rousseuf, Calheiros se benefició con fondos ilegales ligados a la corrupción por garantizar la operación comercial.

El avance judicial surgió en base a un testimonio aportado por lobbista brasileño Fernando Soares, alias “Bahiano”. Según su delación “premiada” en la causa, Calheiros, del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), recibió “ventajas indebidas” (coimas) junto a “personal del PMDB” a través del operador Jorge Luz, que fueron transferidas en dinero o en especie a cuentas bancarias en el exterior bajo control del senador.

La tarea de Calheiros, según el arrepentido, consistió en en garantizar que Transener fuera vendida al holding argentino Electroingeniería. Se trata de uno de los grupos que más crecieron durante el kirchnerismo a partir de la obra pública y que tienen como cabeza visible al empresario Gerardo Ferreyra, compañero de militancia (y de celda, cuando fue detenido en la última dictadura militar) del ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zaninni.

¿Dónde juega los funcionarios kirchneristas en este esquema? De acuerdo al testimonio del informante, el ex ministro De Vido y Roberto Dromi participaron de la operación, informó la prensa brasileña. Dromi es conocido por su trayectoria durante su gestión en Obras Públicas en el gobierno de Carlos Menem y por ser uno de los propagandistas de las privatizaciones. Baiano, sin embargo, dijo que no puede confirmar si los ex ministros recibieron coimas por el negociado.

Otro ex ejecutivo de Petrobras, el delator Néstor Cerveró, ex director de asuntos internacionales de la petrolera, ya había mencionado al ex ministro kirchnerista. En su declaración, subrayó que estaba seguro de que Dromi y De Vido habían recibido coimas millonarias en la operación de venta de Transener por Petrobras en 2007.

Según Cerveró, De Vido allanó el camino a Electroingeniería oponiéndose a que la estatal brasileña Eletrobras y, más tarde, una empresa estadounidense, compraran el paquete mayoritario de Transener. En su cuenta de Twitter, el diputado del Frente justificó esta política al afirmar que lo que hizo su gestión fue “cumplir las leyes nacionales” y evitar “la integración monopólica y abuso de posición de dominante por parte de Petrobras”.

La Policía Federal de Brasil identificó que Cerveró fue cuatro veces a la Argentina en 2006 y 2007 antes de la operación. El 26 de marzo de 2006, participó de una reunión en la que el entonces ministro Julio de Vido. A su vez, Jorge Luz viajó a Buenos Aires el 10 de marzo de 2006. (Fuente Infobae)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.