jueves 23 de noviembre, 2017

Göbekli Tepe: el primer santuario de la historia de la humanidad.

Comentarios desactivados en Göbekli Tepe: el primer santuario de la historia de la humanidad.

Tiene una antigüedad de 11.500 años.

Göbekli Tepe: el primer santuario de la historia de la humanidad.

La Gran Pirámide de Guiza data de hace unos 4.500 años. El primer círculo de Stonehenge fue erigido sobre el año 3.000 a.C. Hace 10.000 años finalizaba la última gran era glacial y la vida volvía a brotar por doquier en un planeta que había permanecido durante milenios sepultado por las nieves y el hielo y azotado por el frío. Entorno a 7.500 años antes del presente, en Anatolia, alguien comenzó a cultivar cereales y a domesticar animales. El ser humano, el Homo Sapiens, abandonaba así un modo de vida nómada y milenario y dejaba de ser cazador-recolector para instalarse en pequeños asentamientos que con el tiempo se convertirían en poblados y ciudades. Nacía lo que hoy denominamos civilización. En este contexto se creía que habían surgido los primeros templos de la historia. Hasta ahora se pensaba que el sedentarismo y el surgimiento de la agricultura habían supuesto el paso previo para el cambio sociocultural y religioso que implicó la aparición de los primeros complejos religioso-funerarios. Hasta ahora…

Desde 1994 Klaus Schmidt, miembro del Instituto Alemán de Arqueología, dirige las excavaciones en un yacimiento situado a 15 kilómetros de la ciudad turca de Sanliurfa o Urfa (la antigua Edesa romana) El yacimiento en cuestión, en el que trabaja el DAI (Deutsches Archäologisches Institut) junto con el Museo de Sanliurfa, se llama GÖBEKLI TEPE y es uno de los mayores hallazgos arqueológicos de todos los tiempos pese a su escasísima repercusión en los medios de comunicación e instancias oficiales. Salvo para quien voluntariamente se acerque a él y busque información al respecto, Göbekli Tepe apenas existe.


Göbekli no es un yacimiento discutido. Las dataciones por C14 de los restos paleobotánicos y paloezoológicos no dejan lugar a dudas y no hay nadie que ponga en duda las extraordinarias fechas que se manejan. Nadie niega que el descubrimiento del espectacular complejo religioso hallado en medio de aquel secarral situado en pleno Kurdistán turco es algo extraordinario que rompe por completo la línea histórico temporal que hasta ahora creíamos cierta. Hace la friolera de 11.500 años alguien levantó el primer templo conocido de la humanidad cuando la edad del hielo daba sus últimos coletazos y el hombre aún vivía en cuevas, cazando y recolectando. Alguien construyó un enorme complejo cuando se supone que el hombre no construía nada de nada y cuando desde luego, se supone que no teníamos la tecnología necesaria para construir algo semejante. Obviamente todas esas suposiciones eran erróneas.

En Göbekli Tepe se han encontrado de momento cuatro grandes complejos de forma circular u ovalada, formados por grandes T de piedra caliza. Cada una de esas T está compuesta por dos megalitos, uno vertical y otro horizontal y cada círculo consta de doce T siempre con una en el centro. Cada círculo está a su vez rodeado por unos toscos muros hechos a base de piedras. Los grandes bloques de piedra caliza están tallados con representaciones de animales (hay jabalíes, zorros, gacelas o buitres entre otros) habituales en la época en que se levantó el templo, cuando toda la zona era un vergel con verdes y extensas praderas de hierba y abundante caza y pesca. Además de los animales se han encontrado, tallados en la piedra, una serie de pictogramas identificados en principio con símbolos sagrados para los constructores del complejo ¿Meros pictogramas religiosos o ideogramas con significado? ¿Escritura 6.000 años antes de la aparición de la escritura en Sumer? Atractiva idea aunque difícilmente demostrable. Ante esta pregunta Schmidt se decanta por dejar de lado la escritura aunque eso sí, no duda en calificar Göbekli como el yacimiento que cambia definitivamente las teorías sobre el surgimiento de la civilización: “Primero se produjo un cambio sociocultural, la agricultura vino después” (fuente smithsonianmag.com)


Una impresionante escultura de casi dos metros procedente de la misma zona, con similares dataciones que Göbekli y expuesta en el museo de Sanliurfa, contribuye a dar interés a este templo construido cuando no se levantaban templos y es que imaginar al hombre del mesolítico esculpiendo es tan sorprendente como excitante. Pero el interés no está sólo en quién y por qué levantó Göbekli, si no en quién y por qué lo enterraron unos mil años después. Entorno a 8.000 a.C. todo el complejo fue rápida y deliberadamente sepultado con tierra y piedras y así ha permanecido durante diez mil años, hasta que el equipo de Klaus Schmidt se puso a trabajar en él.

¿Porqué nadie habla de Göbekli Tepe? De no ser por internet y algún que otro medio de comunicación las noticias de tan fascinante lugar habrían pasado absolutamente desapercibidas. Las excavaciones comenzaron en la campaña 1994-95 y sólo ahora empieza a conocerse el lugar. Un lugar que rompe los esquemas de todo lo que creíamos saber sobre el origen de nuestra civilización. Según los arqueólogos de Göbekli apenas hemos vislumbrado mas que la punta del iceberg y es que las colinas de los alrededores estarían, literalmente, plegadas de templos similares. Junto con el yacimiento hermano de Nevali Çori, Göebkli Tepe debería suponer una auténtica revolución arqueológica en la comprensión y entendimiento de nuestra evolución cultural. Se calcula que para levantar cada círculo de Göbekli hicieron falta no menos de 500 hombres y esto, cuando se supone que el ser humano aún vivía en pequeños grupos nómadas de cazadores-recolectores tiene unas implicaciones socioculturales extraordinarias ¿Qué llevó a aquellas gentes a unirse en un proyecto tan mastodóntico como extraordinario? ¿Qué les impulso a ello? ¿Qué cambió en su concepción de la vida y la realidad para considerar siquiera un proyecto así? ¿Cómo se pasa de pintar en las cuevas a levantar semejante complejo? ¿Por qué? Como digo, las implicaciones son extraordinariamente interesantes. Sirva este artículo para dar a conocer el yacimiento y azuzar la curiosidad del lector por saber más acerca del mismo, pues sin duda Göbekli Tepe lo merece.

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.