sábado 23 de septiembre, 2017

El Papa está en Egipto con excepcionales medidas de seguridad.

Comentarios desactivados en El Papa está en Egipto con excepcionales medidas de seguridad.

"El futuro de todos depende también del encuentro entre religiones y culturas”. dijo.

El Papa está en Egipto con excepcionales medidas de seguridad.

El Papa Francisco llegó a Egipto en medio de excepcionales medidas de seguridad por peligro a atentados terroristas
Tras visitar al presidente Abdel Fatah Al Sisi, Bergoglio hablará en la Conferencia Internacional de Paz. Se negó a usar un auto blindado.

Con un mensaje de reconciliación y paz con los musulmanes, el Papa Francisco llegó esta tarde, a las 15 hora local (seis horas menos en la Argentina) al aeropuerto de El Cairo, en una visita de 27 horas, en medio de imponentes medidas de seguridad, con una movilización de miles de policías y soldados, ante el temor de nuevos atentados terroristas que tengan por objetivo la incolumnidad del pontífice argentino.

Pese a todas las grandes precauciones, un sargento de policía fue asesinado a tiros el jueves en un barrio del sur cairota en un ataque terrorista, informaron las autoridades.

El de Francisco es el segundo viaje de un Papa a Egipto. En 2000 estuvo de visita Juan Pablo II.

Tras visitar al presidente Abdel Fatah Al Sisi, con quien intercambiará saludos y discursos, Jorge Bergoglio hablará en la Conferencia Internacional de Paz, organizado por la universidad Al Azhar, la principal institución del Islam sunnita, corriente musulmana que sigue el 90% de los 1.400 millones de islámicos. El real objetivo del 18° viaje del Papa argentino en el quinto año de su pontificado, en el que ha visitado 27 países, es sancionar con su presencia la reconciliación total con Al Azhar y con el gran imán Ahmed Tayeb, que visitó a Bergoglio en Roma el 23 de mayo del año pasado y dio por superado el grave conflicto que había deteriorado durante años las relaciones con el Vaticano.

El 12 de setiembre de 2006, el Papa Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, abrió una profunda herida con los islámicos en una conferencia magistral que dio en Ratisbona durante una visita a su patria alemana. Ratzinger, que acaba de cumplir 90 años y es el primer Papa emérito de la Iglesia, leyó una cita histórica en la que el Profeta Mahoma era maltratado al decir que de él solo se encuentran “cosas malas e inhumanas, como su orden de difundir, usando la espada, la fe que predicaba”.

El Papa Francisco llegó a Egipto en medio de excepcionales medidas de seguridad por peligro a atentados terroristas

Las palabras de Ratzinger incendiaron de tumultos el mundo musulmán y el jefe de Al Azhar, Ahmed Tayeb, rompió relaciones con el Vaticano. Recién cuando Francisco fue elegido Papa, en marzo de 2013, lentamente regresó el diálogo. El viaje de Jorge Bergoglio pone fin al conflicto.

A la conferencia el Papa argentino se presentará como “peregrino de la paz”. En su discurso en la Universidad Al Azhar sostendrá, al igual que el gran imán Ahmed Tayeb, que las religiones no son terroristas. En la conferencia participan los países de la Liga Árabe, que representan a 400 millones de habitantes. Bajo el título “mensaje de amor”, la Conferencia reúne a líderes religiosos musulmanes y cristianos, con el objetivo de hacer un llamado a la paz entre las comunidades, contra el fanatismo.

El Papa Francisco llegó a Egipto en medio de excepcionales medidas de seguridad por peligro a atentados terroristas
Francisco es escoltado por fuerzas de seguridad a su llegada a El Cairo./ AP

En la inauguración, el imán al Tayeb dijo que “ninguna religión puede ser acusada de terrorismo” y reiteró que es la instrumentalización de la religión por parte de la política la que causa el fenómeno terrorista.

El Papa Francisco llegó a Egipto en medio de excepcionales medidas de seguridad por peligro a atentados terroristas
Jorge Bergoglio se negó a viajar en un auto blindado durante sus 27 horas de permanencia en El Cairo la metrópoli más gigantesca del Medio Oriente, con casi veinte millones de habitantes. Pero la preocupación por un posible atentado de los extremistas salafitas y yihadistas obligaron a cambiar el lugar donde el sábado por la mañana celebrará la misa ante 20 mil personas, en un país donde los católicos son 275 mil sobre una población de 92 millones. La ceremonia litúrgica se realizará en un campo ubicado dentro de una base de la aeronáutica militar, que ofrece mejores garantías de seguridad.

El tercer encuentro de hoy del Santo Padre será con el Papa de los cristianos coptos, Tawadros II. Los coptos, separados de la madre Iglesia de Roma en el concilio de 451 por discrepancias sobre la naturaleza divina de Cristo, son unos nueve millones y esperan con ansiedad el arribo de Francisco. Representan la principal minoría cristiana de Medio Oriente, una atormentada región que se está vaciando de cristianos por las persecuciones y las guerras.

Los coptos han sufrido numerosos atentados sangrientos. Cincuenta y cuatro iglesias están siendo reconstruida con el aporte del gobierno tras ser destruidas por los extremistas islámicos. En diciembre hubo un atentado, que el Papa recordará, en la catedral de San Marcos de El Cairo, que costo 30 vidas. El Domingo de Ramos de esta Semana Santa fue además enlutado por dos ataques terroristas que causaron otros 48 muertos. Este reguero de bombas han sido reivindicado por el grupo del llamado ISIS.

Egipto, el país más grande del Medio Oriente y de los musulmanes árabes, vive una difícil crisis política y económica. El crecimiento del extremismo salafita, fuertemente implantado en el norte de la península del Sinaí, donde se producen continuos atentados terroristas, y de otros grupos como la Jihad islámica, ha producido una gravísima crisis del sector turístico, que era la principal industria de punta del país.

El general Al Sisi es el hombre fuerte del gobierno militar tras echar del poder al presidente elegido en elecciones democráticas, perteneciente a los Hermanos Musulmanes, islamistas tradicionales. Al Sisi también espera ansioso al Papa de Roma, para que de un impulso a la imagen de estabilidad de Egipto y ayude a hacer volver, al menos en parte, la prosperidad perdida.

“EL ENCUENTRO ENTRE RELIGIONES”

En el momento central de su visita de 27 horas a Egipto, el Papa Francisco habló en la Conferencia Internacional de Paz e invitó a formar un frente unido de cristianos y musulmanes a “desenmascarar y rechazar la violencia” que se disfraza de sacralidad y se perpetra “en nombre de Dios”.

Pocas horas después de desembarcar del avión que lo llevó a El Cairo desde Roma, y tras saludar al presidente egipcio Al Sisi, Francisco habló en la conferencia organizada por la universidad Al Zahar por iniciativa del gran imán Ahmed Al Tayeb y pidió a las religiones poner en practica “el imperativo no matarás”.

El pontífice argentino destacó la incompatibilidad entre “creer y odiar”. Criticó los populismos demagógicos que ciertamente no ayudan a consolidar la paz y la estabilidad”. Reclamó eliminar las situaciones de pobreza y explotación, donde los extremismos arraigan fácilmente”.

El Papa Francisco llegó a Egipto en medio de excepcionales medidas de seguridad por peligro a atentados terroristas
Añadió que “el futuro de todos depende también del encuentro entre religiones y culturas”. Bergoglio afirmó que “solo la paz es santa y no se puede perpetrar ninguna violencia en nombre de Dios porque profanaría su nombre”.

En la asamblea estaban presentes los países de la Liga Árabe, que agrupa a 400 millones de personas, en su gran mayoría musulmanes.

Antes de dirigirse a la Conferencia el Papa dialogó a solas con el gran imán Ahjmed al Tayeb, rector de la universidad Al Azhar, que es la institución más importante del Islam sunnita, que sigue el 90% de los 1.400 millones de musulmanes.

El Papa Francisco en Egipto: "El futuro de todos depende del encuentro entre religiones"

 El Papa dialogó a solas con el gran imán Ahjmed al Tayeb, rector de la universidad Al Azhar./ EFE

A los participantes de la Conferencia Internacional de Paz, Jorge Bergoglio les pidió ayudar a descubrir “los intentos de justificar cualquier forma de odio en nombre de la religión y condenarlos como falsificaciones idólatras de Dios”.

El Papa argentino alertó sobre los peligros que puede suponer para la religión su cercanía al poder político. “Existe el riesgo de que la religión quede absorbida por la gestión de los asuntos temporales y sea tentada por la seducción de los poderes mundanos que en realidad la instrumentalizan”.

Egipto es uno de los países más castigados por los extremistas ultraislámicos, que se expanden en el norte de la península del Sinaí y cometen atentados terroristas en varias ciudades egipcias. Tras las dos bombas que mataron a más de 40 fieles cristianos en iglesias coptas hace veinte días el domingo de Ramos, Jorge Bergoglio afirmó que para prevenir los conflictos y construir la paz “hay que eliminar las situaciones de pobreza y explotación, donde más fácilmente actúan los extremismos, y bloquear los flujos de dinero y armas hacia quienes fomentan la violencia”.

El desafíoìo de civilización “tan urgente y emocionante para cristianos y musulmanes y todos los creyentes” obliga a todos a colaborar. “Quien es diferente a mi, cultural o religiosamente, no debe ser visto y tratado como un enemigo”, pidió el pontífice.

El Papa Francisco en Egipto: "El futuro de todos depende del encuentro entre religiones"

El papa Francisco asiste junto al jeque de Al Azharen, Ahmed al Tayeb a una conferencia sobre la paz en la universidad al Azhar en el Cairo, Egipto./EFE

Francisco agregó que “estamos obligados a denunciar las violaciones que atentan contra la dignidad humana y contra los derechos humanos”. “Juntos declaramos el carácter sagrado de toda vida humana frente a cualquier forma de violencia física, social, educativa o psicológica”.

El Papa argentino concluyó que “hoy se necesitan constructores de paz, no provocadores de conflictos; bomberos y no incendiarios; predicadores de reconciliación y no vendedores de destrucción. Ninguna incitación a la violencia garantizará la paz y cualquier acción unilateral solo beneficia, en realidad a los partidarios del radicalismo y la violencia”.

El mensaje de paz y de unidad entre cristianos y musulmanes para combatir a quienes invocan la violencia en nombre de Dios, fue el momento central de la visita al Cairo porque el Papa puso de relieve varias veces la importancia de Egipto y sus líderes religiosos. Su alianza con el gran imán Al Tayeb selló la superación del conflicto que durante años tuvo suspendidas las relaciones con el Vaticano, tras la ruptura determinada por un discurso en 2006 del entonces Papa Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, que hizo una cita histórica que acusaba al profeta Mahoma de ser un fomentar la violencia y el crimen.

El Papa Francisco en Egipto: "El futuro de todos depende del encuentro entre religiones"

Tras su intervención en la Conferencia Internacional de Paz, Francisco se trasladó hasta la basílica de San Marcos para entrevistar al Papa copto cristiano Tawadros II. Los coptos, que son el 10% de los 92 millones de habitantes de Egipto, se separaron de la iglesia de Roma en el concilio de 451 por una divergencia sobre la divinidad de Cristo.

Aunque constituyen una de las más antiguas religiones cristianas y fieles a su identidad de egipcios, continúan siendo perseguidos por los grupos más intolerantes islámicos. Cincuenta y cuatro iglesias coptas están siendo reconstruídas tras haber sido incendiadas o destruidas.

En seis meses, los atentados contra los templos coptos en El Cairo y el norte de Egipto han causado un centenar de muertos.

El Papa Francisco señaló su solidaridad en nombre de la Iglesia católica con los coptos perseguidos y junto con el Papa Tawadros II rindieron homenaje a las 30 víctimas fatales que causó en diciembre un atentado en la basílica de San Marcos donde ambos pontífices cristianos se reunieron.

La visita de Bergoglio al Cairo culminará mañana sábado a las 10 con una misa que se realizará ante 30 mil fieles (en Egipto hay 275 mil católicos, un 0,3% de la población) en un campo protegido de la aeronáutica militar. El Papa se negó a viajar en un auto especial para no blindar su visita al pueblo egipcio, pero debió aceptar por razones de seguridad la militarización de la única misa que celebrará en su gira apostólica.

Tras un encuentro con el clero y las autoridades católicas, el Papa regresará por la tarde en avión a Roma. (Fuente Clarín)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.