domingo 24 de septiembre, 2017

La CGT reclamó volver al crecimiento y la justicia social.

Comentarios desactivados en La CGT reclamó volver al crecimiento y la justicia social.

Fuerte crítica de los movimientos sociales al Gobierno en otro acto.

La CGT reclamó volver al crecimiento y la justicia social.

Juan Carlos Schmid fue el único orador del acto por el Día del Trabajador, con duras críticas al rumbo económico del Gobierno. Acuña no fue y Daer llegó sobre la hora.

Juan Carlos Schmid fue el único orador en el acto por el Día del Trabajador de la Confederación General del Trabajo. El líder del sindicato de Dragado y Balizamiento arrancó con un discurso duro contra la gestión de Cambiemos y en particular por el rumbo económico.

La CGT reclamó "volver a la senda del crecimiento y la justicia social"

“Estamos ante un momento histórico que le permita a este país bendecido por recursos naturales, que tiene la nobleza de este pueblo, un movimiento obrero organizado y una amplia cobertura desde el punto de vista social y educativo volver a recuperar la senda del crecimiento y la justicia social”, afirmó uno de los tres jefes sindicales de la central obrera.

“Cómo carajo vamos a hacer para que millones de argentinos se sientan respetados: necesitamos los derechos que se sienten en el bolsillo. Este es el círculo maldito que tiene que romper la CGT; más allá de lo que dicen, la CGT es parte de la solución”, señaló.

La CGT reclamó "volver a la senda del crecimiento y la justicia social"

“Media población tiene dificultades para llegar a fin de mes, ¿quién carajo puede sostener que eso es viable en este momento de la historia?”, señaló Schmid.

Además, remarcó que “la CGT vuelve a levantar las banderas de sus demandas: aumento de emergencia a los jubilados, salarios justos para los docentes, puertos vías navegables y ferrocarriles al servicio del país; una argentina industrial, donde todos nos sintamos incluidos”.

Y sentenció: “Ese gran desafío es el círculo maldito que tiene que romper la CGT, al contrario de lo que dicen formamos parte de la solución”. “Hay que gobernar para todos si queremos cerrar la brecha social”, agregó.

Finalmente, dedicó una parte a la interna gremial: “Nunca un montón de enanos construyen un gigante y ese gigante es Perón, el movimiento obrero de la CGT”.

La CGT reclamó "volver a la senda del crecimiento y la justicia social"

En un día marcado por los cruces entre los dirigentes gremiales, debido a que Gerónimo “Momo” Venegas hará su acto con el presidente Macri, distanciado de la conducción de la CGT, Schmid habló de los cuestionamientos al triunvirato.

“Por ser prudentes recibimos ataques por derecha y por izquierda”, afirmó, sin especificar a quien dirigía sus palabras.

El acto de la central para conmemorar el 1° de mayo se celebró en el estadio de Obras Sanitarias. Schmid fue el único que asistió en tiempo y forma de los triunviros que conducen la central gremial. Héctor Daer llegó sobre la hora (venía de un viaje al exterior por la OIT) y Carlos Acuña (barrionuevista) faltó sin aviso, al menos para los medios.

Por la tarde, se espera que el “Momo” Venegas, quien calificó de “mamarracho” a sus pares del triunvirato, hará lo propio con las 62 Organizaciones Peronistas y un cierre a cargo de Macri, en el estadio de Ferrocarril Oeste. (Fuente Clarín/Fotos Diego Díaz)

La CGT reclamó "volver a la senda del crecimiento y la justicia social"

MOVIMIENTOS SOCIALES

En lo que seguramente será el acto más multitudinario por el Día Internacional del Trabajo marcharon los movimientos sociales al Monumento al Trabajo: los organizadores estimaron la convocatoria en unas 50.000 personas.

Los movimientos sociales encabezados por Barrios de Pie (BP), la Corriente Clasista Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), encabezaron un acto masivo frente al Monumento al Trabajo con un discurso duro contra el Gobierno. Dijeron que falta sensibilidad, que buscan estigmatizarlo y aseguraron que no quieren “desestabilizar”.

En el acto también se pudieron ver remeras de otras organizaciones populares como el La Dignidad, el Movimiento Evita y La Poderosa, entre muchas otras. Los organizadores estimaron, bastante optimistas, que había unas 50.000 personas.

Los movimientos sociales, duros con el Gobierno: "Son insensibles"

Los discursos, muy críticos al Gobierno, duraron 25 minutos y fueron en este orden: Juan Carlos Alderete (CCC), Daniel Menéndez (BP) y Esteban “Gringo ” Castro, de la CTEP. Otros que acompañaron fueron el dirigente social y de llegada al Papa Francisco, Juan Grabois, Emilio Pérsico del Evita, el senador Juan Manuel Abal Medina, y el ex canciller Jorge Taiana. Del arco sindical estaba Hugo Cachorro Godoy, de ATE.

La jornada había empezado temprano en el teatro Verdi de La Boca en la que se escucharon el estado de situación ya sea de los conglomerados barriales del conurbano como de las provincias.

Alderete consideró que quieren “quebrarlos” pero “no lo lograron”. Aseguró que el encuentro con Donald Trump “no hace más que remachar la dependencia y el atraso de nuestro país agravando los problemas de nuestro pueblo”.

Los movimientos sociales, duros con el Gobierno: "Son insensibles"
Juan Manuel Abal Medina y Jorge Taiana estuvieron en el acto de Barrios de Pie, la CCC y la CTEP. Fotos Rolando Andrade.

Menéndez tildó de “ignorante” e “insensible” al Gobierno a la vez que dijo que “no sabe cómo resolver los problemas del país”. También atendió al dirigente ruralista Gerónimo “Momo” Venegas que más tarde recibirá en su acto en Ferrocarril Oeste, a Mauricio Macri: lo trató de “alcahuete” y consideró que “los peones rurales son los trabajadores más explotados”.

Castro consideró que “nos están estigmatizando: nos tildan de desestabilizadores cuando somos trabajadores”. También referenció a los verdurazos ocurridos la semana pasada en Plaza de Mayo diciendo que las políticas del Gobierno favorecen a los monopolios. (Fuente Clarín)

EL ACTO DE LA CTA

El titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, encabezó uno de los actos del Día Internacional del Trabajo, en la Escuela itinerante, instalada por los trabajadores de la educación frente al Congreso Nacional, desde donde convocó a la unidad de todo el movimiento obrero y convocó a una nueva marcha federal para el próximo 20 de junio. Reclamó además el llamado a paritarias libres y la libertad de la diputada del Parlasur Milagro Sala, “encarcelada sin causa y en contra de la Constitución” por orden del gobernador radical Gerardo Morales.

Acompañado por los docentes enrolados en la CTERA, el dirigente de la CGT Víctor Santa María, representantes de organismo de derechos humanos y las madres de Plaza de Mayo, Yasky, quien saludó a su colega de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, quien se encuentra en la Habana participando del acto del 1 de mayo, anticipó la reunificación de las dos CTA el año próximo, saludó a los movimientos sociales que realizaron diferentes concentraciones en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires, y aclaró que “con el único acto con el cual no tenemos nada que ver es con el acto en el que participará el presidente Mauricio Macri, que quiere poner al movimiento obrero de rodillas”, organizado por el dirigente de los peones rurales, “Momo” Venegas.

En otro tramo de su discurso, advirtió que “para los trabajadores que ponen su esfuerzo todos los días para que la Argentina camine, no hay bandera blanca”, reivindicó a los dirigentes René Salamanca, Atilio López y Agustín Tosco, y advirtió que “a pesar de la dispersión de estos actos, (entre todos los sectores) hay un compromiso de unidad en la acción y, como la bondad bien entendida empieza por casa, saludamos la unidad de las dos CTA, que siguen con el propósito de unificarse el próximo año”.

Más adelante saludó a los trabajadores brasileños, que el 28 de abril “hicieron un parazo nacional contra las políticas de la dictadura de Michel Temer”, anticipó que Brasil recuperará la democracia “de la mano de Lula”, y criticó “la postal de la desigualdad de nuestro país, donde al mismo tiempo que se desmorona el consumo de leche, aumenta la venta de autos de alta gama”.

“A nosotros nos interesa derrotar la injusticia social, el hambre y la misera que nos quieren imponer quienes gobiernan para los ricos”, agregó Yasky, quien recordó la euforia de los empresarios norteamericanos que durante el reciente viaje presidencial a Estados Unidos alabaron “las valiente reformas” de la alianza gobernante, que lo único que hizo fue “meterle la mano en el culo… a los jubilados”, fallido que provocó su inmediata corrección pero también el aplauso de los manifestantes reunidos frente a la Escuela itinerante. “Lo único que han hecho -continuó Yasky- es meterle la mano en el bolsillo a los jubilados y crear un millón y medio de pobres más en un año, aumentar despidos e imponer la flexibilización laboral en Vaca Muerta y en las automotrices, y todo eso para anunciar que en la Argentina el salario es caro”. (Fuente Página 12)

EL ACTO DE LA IZQUIERDA

Desde la Plaza de Mayo, donde más de diez mil personas participaron del acto convocado por el Frente de Izquierda y el sindicalismo combativo, el ex candidato presidencial Nicolás del Caño, uno de los principales oradores de la jornada, señaló que “nuestro acto fue el único que marcó la agenda de los trabajadores, claramente opositora a la política de ajuste del Gobierno nacional y los Gobiernos provinciales”. Ante una multitud de trabajadores, jóvenes y mujeres, el dirigente del PTS-Frente de Izquierda afirmó que “todos ellos coinciden en lo fundamental: gobiernan para los grandes grupos económicos y empresarios amigos y quieren descargar su crisis sobre el pueblo trabajador”.

El actual precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires se refirió también a los actos convocados por las conducciones sindicales: “Mientras Macri y el Momo Venegas se abrazaron en Ferro, mostrando su desprecio por los trabajadores, la CGT ’celebró’ en un escuálido acto en Obras que vuelve a la tregua con el Gobierno nacional. Nosotros, en cambio, vinimos a esta Plaza a denunciar su política de ajuste, tarifazos, entrega y flexibilización laboral”, dijo, y subrayó que “nuestras vidas valen mucho más que las ganancias de los empresarios. Exigimos un paro nacional activo de 36 horas para derrotar el plan de Macri y los gobernadores provinciales y proponemos impulsar una gran campaña por la reducción de la jornada laboral, para que todos trabajen y para que nadie más tenga que dejar su vida en la fábrica”.

Del Caño destacó también que “este masivo acto reafirma que el Frente de Izquierda es un ejemplo de independencia política a nivel nacional e internacional. No actuamos solo cuando hay elecciones: estamos presentes en cada lucha y nos proponemos recuperar los sindicatos para que estén al servicio de la organización de los trabajadores, como lo hacemos juntos en la lista Multicolor del Suteba y la lista Granate-Blanca de Foetra, el estratégico sindicato de telefónicos, donde libraremos una importante batalla en los próximos días”. Y agregó: “Ahora también tenemos por delante una batalla electoral. El peronismo se alista para ir unificado en octubre entre el kirchnerismo que está haciendo el ajuste en Santa Cruz y los que les votaron todas y cada una de las leyes a Macri junto al bloque de Massa. Cada voto que conquistemos para el Frente de Izquierda es un voto para fortalecer una herramienta política propia de los trabajadores”.

Carlos Artacho, candidato a secretario general por la oposición en el gremio telefónico, Foetra, sostuvo que “en nuestro sindicato el oficialismo es una alianza entre pejotistas y kirchneristas. Así como en el Congreso le votan las leyes a Macri, en gremios como el nuestro imponen techos salariales y mantienen divididos a efectivos y tercerizados, dejando de lado cada una de sus luchas”. Lorena Gentile, obrera de Kraft y luchadora por los derechos de las mujeres, estuvo a cargo del cierre de la jornada. “Hoy estamos conmovidas por el femicidio de Araceli Fulles: denunciamos más que nunca que el Estado es responsable”, dijo, y destacó que “las trabajadoras somos parte de ese movimiento de lucha, también con nuestras demandas, porque en los lugares de trabajo la discriminación va enlazada con el látigo de la explotación. La lucha de las mujeres tiene que ser abrazada por toda la clase trabajadora. El Frente de Izquierda tiene que estar al servicio de desarrollar toda esa fuerza y energía”, afirmó.

Junto a los principales referentes del sindicalismo combativo, como Lorena Gentile y Carlos Artacho, hablaron Néstor Pitrola (PO), Romina del Pla (candidata a secretaria general de Suteba), Rubén “Pollo” Sobrero y Juan Carlos Giordano. La dirigente Myriam Bregman (PTS-FIT), precandidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires, y Christian Castillo (PTS-FIT), precandidato a senador nacional por la Provincia de Buenos Aires, también estuvieron presentes. (Fuente La Izquierda Diario)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.