miércoles 23 de agosto, 2017

Otro rechazo de los docentes a la nueva propuesta de Vidal.

Comentarios desactivados en Otro rechazo de los docentes a la nueva propuesta de Vidal.

Van al paro // El gobierno pagará dinero a cuenta del aumento.

Otro rechazo de los docentes a la nueva propuesta de Vidal.

Las partes mantienen un nuevo encuentro. Los sindicatos amenazaron con realizar un paro si no les reintegran lo descontado por adherir a medidas de fuerza.

Pasadas las 17 comenzó una nueva reunión entre el Frente de Unidad Docente Bonaerense y la provincia de Buenos Aires en la búsqueda de un acuerdo que destrabe el conflicto salarial. Además, los sindicatos ya adelantaron que si el gobierno provincial no reintegra en el acto el dinero descontado en los haberes de los docentes que adhirieron a medidas de fuerza, convocarán a un paro con movilización.

Infobae tuvo acceso a la propuesta de la administración de María Eugenia Vidal, que contempla para 2017 un aumento del 21% con cláusula gatillo, más un plus por presentismo y una recomposición por 2016 de $2.000 por cargo o $4.000 por 2 cargos.

Según explicaron desde el Ejecutivo provincial, con esta oferta el “ingreso medio” sería de $21.334 desde abril y de $23.256 desde septiembre. Además, el ingreso inicial que perciben el 7% de los docentes de grado pasaría a $10.880 desde abril y a $11.864 desde septiembre. Esto último sería sin asignaciones familiares, sin cláusula gatillo y sin presentismo.

La propuesta también contemplará 2018 y 2019. Para este tramo incluirán lo que haya de inflación más un 10% de esa inflación y un plus por presentismo, ya que calcularon que si el primer año se logra bajar el ausentismo un 10% (pasar del 17% al 15,3%), cada docente en promedio podría cobrar $440 adicionales por mes.

En el entorno de Vidal destacaron que ya hubo “13 reuniones con 9 propuestas, cada una superadora de la anterior” y consideran que “los gremios no quieren llegar a un acuerdo”. Una de las frases que utilizan para describir la situación es: “Les mienten a los docentes y usan a los chicos de rehén”.

Asimismo, ante las amenazas de paro en caso de no reintegrar el dinero descontado, recordaron que “siempre” dijeron que el día de paro iba a ser descontado: “Aunque los gremios no quieran acordar la paritaria, nosotros les fuimos haciendo adelantos a los docentes para que no pierdan poder adquisitivo”.

En los números, argumentaron que hubo un pago de $1.000 de presentismo a quienes no adhirieron a las medidas de fuerza y que también hubo un adelanto de entre $1.500 y $3.750 ($2.000 en promedio) por los meses de enero, febrero y marzo. Asimismo, en mayo ya hubo un adelanto de entre $1.000 y $2.500 ( 1.375 en promedio) y en junio habrá un tercero que también va de $1.000 a $2.500.

“Vamos a continuar haciendo adelantos a los docentes. A pesar de que los gremios no hagan nada para que esto pase, como Gobierno nos ocupamos de cuidar a los maestros y de que no pierdan poder adquisitivo”, resumieron.

(Télam)

La respuesta del gobierno bonaerense

Tras anunciarse el paro, los ministros de Economía, Hernán Lacunza, de Educación, Alejandro Finocchiaro, y de Trabajo, Marcelo Villegas, brindaron una conferencia de prensa. Allí, contaron cuál fue su oferta a los docentes y anticiparon que a raíz de la medida de fuerza que harán el 14 de junio, “el gobierno provincial dispondrá medidas adicionales”.

Asimismo, fue Finocchiaro quien defendió la postura de descontar los días de paro: “Desde el momento de asumir anticipamos que los descuentos por días de paro no iban a estar sujetos a negociación, eso basado en un criterio elemental de justicia. Salvo los dos primeros días, a partir del tercer día siempre fueron más los docentes que trabajaron que aquellos que no lo hicieron. No es justo equiparar a un docente que estuvo en el aula con aquel que no lo hizo”.

Y agregó: “Como funcionarios públicos tenemos que pagar bienes y servicios de acuerdo a contraprestaciones. Si un trabajador no puso a disposición de la Provincia su capacidad de trabajo no va a recibir el mismo salario que el que lo hizo. No es lo mismo aquel que trabaja que el que no lo hace”.

Con respecto a esto, opinó: “No veo cuál es la inteligencia de hacer un paro que el gobierno va a descontar, protestando por los días de paro descontado. No vemos en qué beneficia al docente”.

Por su parte, Lacunza expresó: “Es una prioridad poner fin a este conflicto y que los docentes padres y alumnos tengan previsibilidad sobre sus tareas, lecciones y planes de trabajo. Hemos sido consistentes en el tema de descuento de días de paro, nadie puede alegar sorpresa, fuimos claros, antes durante y después del conflicto. La justicia ha avalado la posición del ejecutivo provincial. Estamos actuando ajustados a derecho”.

Sobre la propuesta, ratificó que el aumento del 21% “es el piso” porque “nadie tiene la bola de cristal” en relación a la inflación: “Si fuera superior, (el aumento) será lo que deba ser. Y si es 19%, tendrán el 21% garantizado y le habrán ganado a la inflación”. (Fuente Infobae//Foto principal Mauricio Nievas para Clarín).

PARO EL MIERCOLES

Los sindicalistas docentes de la provincia de Buenos Aires anunciaron hoy un nuevo paro de 24 horas, tras rechazar la oferta de aumento salarial que le hizo el gobierno de María Eugenia Vidal esta tarde. El principal desacuerdo fue la negativa a devolver las sumas descontadas por las huelgas de este año que ratificaron los funcionarios bonaerenses.

La medida de fuerza será el próximo miércoles, por 24 horas, según confirmó la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini. “Es una condición vital la devolución de los descuentos y la regularización de los salarios docentes. Ante esto, hubo una categórica negativa del gobierno”, afirmó.

“El paro es en protesta por estos cuatro meses de lucha, cuatro meses con la misma estructura salarial. No hay consolidación del salario docente y las mejoras no llegan a los jubilados. No hay recupero de poder adquisitivo”, consideró Petrocini y resaltó que, por ahora, “no hay nueva convocatoria”.

Fuentes del gobierno bonaerense admitieron a Clarín que, efectivamente, los ministros con los que tuvieron la reunión técnica de la mesa paritaria les ratificaron a los sindicatos docentes que no se dará marcha atrás con los descuentos y recordaron que la Justicia, de hecho, los dejó firmes.

Desde la provincia, también redoblaron las críticas: “Los gremios no quieren llegar a un acuerdo. Les mienten a los docentes y usan a los chicos de rehén. Siempre dijimos que el día de paro iba a ser descontado y así lo hicimos. La Justicia se pronunció y convalidó esa decisión”.

“Aunque los gremios no quieran acordar la paritaria, se fueron haciendo adelantos a los docentes para que los docentes no pierdan poder adquisitivo. En mayo fue de entre 1.000 y 2.500 pesos y en junio habrá un tercer adelanto que también va ser de una suma similar”, resaltaron los voceros.

La propuesta de mejora que fue rechazada

El gobierno de María Eugenia Vidal había mejorado su propuesta de aumento salarial a los gremios docentes, en el decimotercer encuentro por las paritarias de los maestros de la provincia de Buenos Aires, al que faltó Roberto Baradel, jefe del sindicato Suteba. Los representantes de los trabajadores de la educación consideraron insuficiente la oferta y la rechazaron porque no incluye la devolución de los días descontados por los paros.

Según pudo saber Clarín, los funcionarios bonaerenses ofrecieron un aumento en dos pagos del 21%, con cláusula gatillo por inflación, más un plus de presentismo. Además, incluyó una recomposición por 2016 de $2.000 por cargo o $4.000 por dos cargos. La mejora, tras el anterior ofrecimiento de 20% y 1.500 pesos, fue considerado insuficiente por los sindicatos, que llegaron a la reunión con la advertencia de paro inminente.

El viernes pasado, los integrantes del Frente de Unidad de los sindicalistas docentes (FEB, Suteba, UDA, Udocba, Amat y Sadop) habían anticipado que irían al paro con movilización en caso de que la Provincia no planteara una mejora sustancial del acuerdo salarial.

El principal planteo era una queja por -según los sindicatos- haber cumplido con el compromiso de negociar con los chicos en las aulas. Más de un mes después, los gremios afirman que pese a eso, la provincia no modificó de manera profunda la mejora ofrecida en los sueldos que cobran los maestros.

En el marco de la propuesta que hoy fue rechazada por los sindicatos, el gobierno de Vidal había planteado para el 2018 y 2019, un aumento equivalente al índice de inflación más un 10 por ciento extra del índice de costo de vida que difunda el Indec.

También, se propuso un plus por presentismo, derivado del ahorro atribuible a la baja del ausentismo. Si en el primer año pudiera bajarse el ausentismo solamente un 10% -es decir que pase del 17 al 15,3 por ciento-, cada docente en promedio podría cobrar $ 440 adicionales por mes.

Los gremios docentes bonaerenses vuelven al paro: será el miércoles en rechazo a los descuentos
Los sindicalistas se entrevistas con los ministros Hernán Lacunza (Hacienda), Alejandro Finocchiaro (Educación) y Marcelo Villegas (Trabajo)

Los detalles de la propuesta fueron presentados en el encuentro al que fueron citados los sindicatos docentes en La Plata, al que asistieron los principales dirigentes de los gremios docentes de la provincia, aunque -según fuentes del conflicto- no estuvo presente Baradel, uno de los más duros negociadores.

El gobierno de Vidal resaltó en el inicio de la reunión fallida que la administración provincia este año había pagado dos adelantos de aumentos a cuenta del acuerdo paritario y en los próximos días se dará un tercero de entre $1.000 y $2.500 correspondientes al mes de mayo.

“Con la propuesta de hoy el ingreso medio pasaba a $ 21.334 desde abril y a $ 23.256 desde septiembre”, indicaron las fuentes, que también agregaron que “el ingreso inicial que cobran solo el 7% de los docentes de grado pasaba a $ 10.880 desde abril y $ 11.864 desde septiembre, sin asignaciones familiares y sin gatillo ni presentismo”. (Fuente Clarín)

PAGOS A CUENTA DEL AUMENTO

 

El gobierno bonaerense seguirá otorgando sumas fijas a los docentes -a posteriori del pago de sueldos- para suavizar el impacto que provoca la ausencia de un aumento salarial formal, surgido de un acuerdo paritario.

“Siguen ahorrando plata”, ironizaron los gremios, que hoy llevarán a cabo el 17º día de paro en lo que va del año, luego de haber rechazado de plano la propuesta de suba salarial del 21% que hizo el Ejecutivo el lunes.

Altas fuentes de la cartera educativa provincial dijeron a este diario que “no maduró, hasta ahora, una salida unilateral” al conflicto. En otras palabras, cerrar la paritaria por decreto.

“Estamos a mediados de junio y el gobierno sigue encerrado en su fórmula de hacer ofertas que ni siquiera acercan el ingreso testigo a la canasta básica. Están haciendo un fuerte ajuste en educación. Y lo disfrazan hablando de un paro político, el mismo discurso que utilizaban en marzo”, disparó la secretaria adjunta electa del Suteba, María Laura Torre.

Como se hizo a mediados de abril -pagando un adicional de $1.000 sobre el sueldo de marzo- y a mediados de mayo -$1.500 sobre el sueldo de abril- durante lo que resta de junio se pagará otra suma fija “a cuenta de futuros aumentos” para mejorar el ingreso de bolsillo de mayo. Se hará lo mismo el mes siguiente.

“La intención es poner plata en los bolsillos de los trabajadores para que no se conviertan en rehenes de esta falta de acuerdo”, indicaron en la dirección de Educación de la Provincia.

Torre consideró que “está claro que (desde el gobierno) quieren imponer un salario devaluado, ajustado, porque en rigor están haciendo un fuerte ajuste en el sistema educativo. Y como no lo pueden decir, menos aún explicar, apelan a la figura del paro político, algo que decían durante marzo y que ahora suena totalmente fuera de contexto. ¿Paro político porque a mediados de junio siguen ofreciendo un aumento que deja el sueldo inicial 3.000 pesos por debajo de la canasta básica?”, se preguntó.

Por su lado, luego de ratificar que el paro de mañana se descontará como los 16 anteriores, el director de Educación, Alejandro Finocchiaro, confirmó que van “a sacar otro adelanto a cuenta, y vamos a seguir sacando adelantos a cuenta hasta que cerremos la paritaria, porque en este conflicto no sólo los chicos son rehenes, sino también los docentes”.

Desde la vereda gremial plantearon una postura antagónica. Puntualizaron que “si (María Eugenia) Vidal sigue ofertando sumas absolutamente insuficientes nunca se cerrará el acuerdo paritario, salvo que apele a un decreto, algo que ella se niega a firmar para no pagar un costo político en un año electoral. Y tiene a 280 mil docentes presos de ese interés”.

Con el de hoy se iguala la cantidad de paros de 2014. Ya suman 17

La presidenta de la Feb, Mirta Petrocini, aseveró que ningún dirigente docente “se va a sentar a negociar a la baja. La situación que atraviesa la docencia es preocupante y de mucha angustia”, señaló. Después opinó que “no puede calificarse como político un paro que rechaza una propuesta con cifras en negro y con $90 de diferencia respecto de la que hicieron el 2 de mayo; con la pretensión de cerrar una paritaria hasta 2019 y de instalar un presentismo incierto, que se pagaría sólo si se verifica un ahorro determinado en suplencias. Controlar el ausentismo es misión del gobierno, no de los gremios”, disparó.

“Con un 21% de aumento un maestro que recién se inicia terminará cobrando en octubre $11.850”, remató. (Fuente El Día)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.