jueves 21 de septiembre, 2017

Caos por piqueteros y la Izquierda frente al Ministerio de Trabajo.

Comentarios desactivados en Caos por piqueteros y la Izquierda frente al Ministerio de Trabajo.

Piden que el salario mínimo sea igual a la canasta básica // ¿Campaña política?

Caos por piqueteros y la Izquierda frente al Ministerio de Trabajo.

Cortaron el Bajo y la zona del Obelisco. Pidieron que el Gobierno los incluya en la mesa del Consejo del Salario, que se reunió hoy.

Protesta y campaña. Una masiva marcha de piqueteros, militantes de izquierda y sindicalistas en reclamo de una suba del salario mínimo, convirtió durante la mañana y el mediodía en un verdadero caos la circulación en el Centro y el Bajo. Luego, la situación se empezó a descomprimir.

Una extensa columna de Barrios de Pie se movilizó por la 9 de Julio para marchar hasta el Obelisco y de allí ir hasta el Ministerio de Trabajo en reclamo de que el salario mínimo sea igual a la canasta básica e incluyan a los sectores precarizados.

La protesta se sumó al acampe de las organizaciones sociales nucleadas en el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) desde anoche en la sede de Leandro N. Alem al 600, en reclamo del aumento del sueldo mínimo y de un lugar en la mesa de negociación del Consejo del Salario, que reunirá esta tarde al Gobierno, empresarios y sindicalistas de la CGT.

También se movilizaron cientos de militantes del Partido Obrero, que forma parte de la alianza electoral del Frente de Izquierda, cuyos principales candidatos, Marcelo Ramal y Romina Del Plá, hablan desde un escenario montado frente a la cartera laboral con un discurso contra la “burocracia sindical” y el Gobierno de Cambiemos.

“El Consejo del Salario se apresta a profundizar la política de ajuste que busca bajar el costo laboral en beneficio de los empresarios, de la cual ha sido cómplice la dirigencia sindical”, se quejó Del Pla. Y detalló que la propuesta del ministro Jorge Triaca es elevar 20% y llevar el salario mínimo a $ 10.000.

Hubo caos de tránsito por una marcha de piqueteros y la Izquierda al Ministerio de Trabajo

A través de un comunicado, pidieron que se duplique la cifra de salario mínimo y que también se dé “un aumento de emergencia equivalente de haber mínimo jubilatorio, paritarias sin techo y salario inicial de convenio igual al costo de la canasta familiar”.

La movilización comenzó a causar congestiones de tránsito desde temprano y se esperan más complicaciones para circular por el Microcentro hasta entrada la tarde, a medida que las columnas del resto de las agrupaciones se vayan sumando.

Marianela Navarro, representante del FOL, señaló esta mañana que unas mil personas pasaron la noche en carpas que instalaron en ese lugar, en pleno Bajo porteño, en demanda de que los trabajadores no reciban un salario mínimo “por debajo de la línea de pobreza”.

“Todos los programas de empleo equivalen a la mitad del salario mínimo. En la actualidad nuestros ingresos están en 4.030 pesos, lo que significa que estamos por debajo de la canasta de indigencia”, dijo Navarro en declaraciones radiales.

La dirigente reclamó que el Gobierno otorgue “un lugar en el Consejo del Salario a los sectores precarizados” y vaticinó que durante la jornada “con todas las organizaciones, van a estar movilizadas unas 30.000 personas”.

Las organizaciones anunciaron que instalarán ollas populares en el marco de la protesta, para reclamar la actualización del sueldo mínimo y también integrar el Consejo del Salario que fue convocado por el Gobierno. Actualmente, el salario mínimo está en 8.060 pesos. En la Casa Rosada hablan de subirlo a 10.000 y en la CGT hablan de un piso de 15.000.

“Dejarnos afuera de la discusión implica darles la espalda a quienes menos tienen, y es por eso que una vez más sacaremos los comedores a la calle con ollas populares”, explicó Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie. Es una de las organizaciones, con la CTEP, que venían trayendo buen diálogo (y consiguieron millonarios subsidios y planes) con el Ministerio de Desarrollo Social.

El Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil (CSMVM), que reúne a funcionarios, gremios y empresarios, se reunirá a partir de las 16 para fijar un nuevo piso salarial. La solución, por ahora, parece lejos.

CAMPAÑA POLITICA

Néstor Pitrola, del Polo Obrero y candidato a senador por la Provincia de Buenos Aires por el Frente de Izquierda, vinculó los cortes de tránsito en el centro porteño de esta mañana y el mediodía -que bloquearon la circulación en decenas de calles durante horas- con el arranque de la campaña electoral. “Para nosotros, la campaña política es un instrumento de lucha de los trabajadores que van a la huelga de transportes en Córdoba, que ocupan Pepsico o como ustedes que vienen a luchar por un salario mínimo vital y móvil equivalente a una canasta familiar que sirva para sostener a nuestras familias. Ponemos la campaña política al servicio de la lucha de la clase obrera. Ese es el significado de las candidaturas del FIT”, bramó Pitrola desde uno de los escenarios.

Hoy, largas columnas multicolores de movimientos sociales coparon el centro para marchar hacia el ministerio de Trabajo y reclamar para participar de la mesa por el salarió mínimo vital y móvil, que tendrá a representantes del Gobierno, la CTA y la CGT. Pasadas las 14.30 empezaron a desconcentrarse.

Desde la mañana, una marea humana multicolor marchó por el Bajo y por la 9 de Julio, donde había decenas de cuadras con ómnibus estacionados sobre la avenida, volvió intransitable el centro. El reclamo por el salario social complementario, que tras la reglamentación de la ley de Emergencia equivale a la mitad del salario mínimo, es el eje del reclamo de los movimientos sociales. En conversaciones informales, el Ejecutivo había prometido en marzo que seguiría actualizando el salario social a la mitad del salario mínimo, que hoy es de 8.060 pesos. Las exigencias de las organizaciones se mezclaron con el inicio de la campaña electoral.

Prolijamente uniformados, marcharon trabajadores de ATE con sus pecheras verdes, militantes del Frente de Izquierda y del Polo Obrero ocn banderas rojas. Los más convocantes fueron las organizaciones que forman parte de la CTEP, donde confluyen la CCC, Barrios de Pie y el Movimiento Evita.. Cada espacio tuvo su propio escenario, a pocos metros de distancia. Hubo desde anoche, varios acampes frente al ministerio que conduce Jorge Triaca.

El kirchnerismo, por el contrario, sostuvo que la protesta de hoy no estuvo vinculada con la campaña. Esteban Gringo Castro, secretario general de la CTEP, habló desde un camión del Movimiento Evita -que integra esa organización- en el que sobresalía un afiche de Néstor y Cristina Kirchner.

En diálogo con Clarín, Castro negó que hubiera una motivación política y advirtió que si no hay acuerdo con el Ejecutivo, habrá marchas y cortes de ruta en todo el país. “Este acto fue estrictamente para ser parte del Consejo del Salario, que es la convocatoria que hace el Gobierno. Queremos que el salario complementario sea acorde al salario mínimo vital y móvil y consideramos que no puede estar por debajo del índice de indigencia”, explicó Castro. Hoy el salario social es de 4 mil pesos y el índice de indigencia supera los 6 mil pesos.

Desde el Ejecutivo señalaron que el reclamo busca presionar al Gobierno en el inicio de la campaña. Y también para sostener a bases como las del Movimiento Evita, disconformes con el cierre de listas. (Fuente Clarín)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.