sábado 25 de noviembre, 2017

Constiituyente del chavismo para aferrase al poder.

Comentarios desactivados en Constiituyente del chavismo para aferrase al poder.

Apunta a obtener votos para poder cambiar la Carta Magna venezolana.

Constiituyente del chavismo para aferrase al poder.

El régimen venezolano se lanza hoy a una dramática elección de constituyentes con resultado asegurado que amenaza profundizar a extremos no conocidos el sesgo autoritario del experimento chavista. Será durante una jornada imprevisible por la decisión de la oposición de lanzarse a las calles en una movilización masiva de repudio que el gobierno de Nicolás Maduro ha advertido que no permitirá.

La votación en centros ya alistados y protegidos por uniformados armados, elegirá a 545 integrantes de una Asamblea Constituyente plenipotenciaria con autoridad para disolver el Parlamento dominado por la disidencia, anular la inmunidad de los legisladores y congelar las elecciones de alcaldes y gobernadores pendientes. No hay postulantes de partidos políticos en esa estructura en la que los candidatos fueron elegidos entre fieles oficialistas. Versiones no confirmadas especulan que su presidente probable será Diosdado Cabello, el segundo hombre más poderoso del país.

La gente temerosa abarrotó las ultimas horas los almacenes para proveerse de los pocos víveres a la venta ante lo que advierten como una emergencia única.

En un país con censura casi total, la preocupación aquí es que el nuevo aparato del chavismo avance sobre la dirigencia política, conculque aún más las libertades civiles y elimine cualquier posibilidad de autoridad alternativa. Todo ello con un ropaje de presunta legalidad aunque la cita electoral se ha hecho violando un puñado de artículos de la actual Carta Magna y con procedimientos que garantizan que la Asamblea será de obediencia vertical al gobierno.

Según la consultora Datanálisis supera el 70% el rechazo nacional a esta maniobra que la alianza Mesa de Unidad Democrática ha venido denunciando como un mecanismo sólo destinado a garantizar la perpetuación del asediado régimen chavista y la consumación de una dictadura. Un anticipo de esa deriva se advirtió el viernes cuando medio centenar de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia, el temido Sebin, equiparado aquí con la Dina pinochetista, arrestó al opositor Alfredo Ramos, alcalde del municipio de Iribarren del Estado Lara, por no acatar un fallo de la Corte Suprema que le ordenaba evitar las barricadas y cortes de calles en su jurisdicción.

El chavismo elige hoy una cuestionada Constituyente para aferrarse al poder

“Pueblo de Venezuela el llamado es a que mañana, con determinación y coraje que nadie participe en ese fraude”, anunció Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento y uno de los dirigentes de la alianza disidente. Esa coalición, con dosis de desconcierto, ha ido variando en las últimas horas su estrategia después de que el gobierno anunció el jueves pasado que prohibía taxativamente cualquier movilización que afectara el desarrollo del comicio con penas de hasta diez años de cárcel para quien violara esa orden.

La estrategia inicial era una gran movilización el pasado viernes que fue desactivada y en su lugar se dispuso el bloqueo por 72 horas de todas las calles y avenidas de las ciudades del país. La medida fue luego levantada durante el sábado y la última decisión fue volver hoy a los piquetes callejeros en avenidas centrales y convocar nuevamente a una gran marcha este domingo. En Caracas será en la autopista Francisco Fajardo en cercanías de la céntrica Plaza Altamira y en abierto desafío a la prohibición gubernamental.

La oposición que asegura que no saboteará la elección, pidió sí a la gente “evitar el choque pueblo contra pueblo”. Y otros dirigentes como el diputado Luis Florido, presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso, pidió a los gobiernos extranjeros que desconozcan a la Asamblea Constituyente rechazada en un plebiscito por 7,6 millones de venezolanos. “Que el régimen no pueda suscribir contratos, ni empréstitos, que no pueda endeudarse a través de bonos, que la Constituyente no le sirva para absolutamente nada”, reclamó.

El chavismo elige hoy una cuestionada Constituyente para aferrarse al poder

Después de casi cuatro meses de rebelión callejera que dejó alrededor de 110 muertos según cálculos conservadores, la disidencia no pudo frenar la maniobra de Maduro que cuenta con el apoyo de las jerarquías militares a las que ha beneficiado con múltiples privilegios entre ellos económicos.

El presidente desconoció las presiones internas e internacionales y creo con este dramático escape hacia adelante una tensión tal que llevó a que la embajada de EE.UU. ordenará sacar a sus diplomáticos del país y la de Canadá recomendara a sus ciudadanos abandonar Venezuela con urgencia. El gobierno mexicano, a su vez, pidió evitar viajar a la nación caribeña. Más de una decena de aerolíneas cancelaron sus vuelos desde y hacia Caracas. La última fue Avianca y Delta lo hará en los próximos días. Air France los suspendió desde el domingo hasta el martes e Iberia hasta el miércoles.

El enojo popular por lo que sucede lo sintetizó ayer con tono de furia la ex Miss Mundo Venezolana, Pilin León en una carta pública dirigida al jefe de Estado. “¿Cómo me dirijo a una persona que usurpa el cargo de presidente de mi país natal? ¿Cómo te digo Nicolás, que eres la consecuencia de la peor catástrofe política que le ha pasado a Venezuela?”, escribió.

Maduro acusa a la oposición de intentar un golpe de Estado y su actitud ha sido todo el tiempo desafiante. Acaba de condecorar a 13 altos funcionarios de su régimen que fueron sancionados por EE.UU., incluida la jefa de jefa del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena que amparó todo este proceso constituyente.

HUELGA Y “TOMA DE VENEZUELA”

La crisis en Venezuela escaló de un modo dramático en la tarde de hoy con un doble y definitivo desafío entre el asediado régimen de Nicolás Maduro y la alianza opositora decidida a impedir la controvertida elección constituyente del próximo domingo.

Mientras se cumplía el segundo día de una huelga de 48 horas que paralizó nuevamente al país convocada por la disidencia, el régimen anunció, en un virtual estado de Sitio, la prohibición a partir de este viernes de cualquier manifestación que perjudique ese comicio denunciado como una maniobra espuria por la oposición.

La medida dispuesta por el ministro del Interior, el general Néstor Reverol, buscó salir al cruce de una gigantesca marcha opositora convocada para este viernes llamada “la toma de Caracas” con destino al palacio de Gobierno en Miraflores.

Pero la dirigencia disidente respondió de inmediato que las movilizaciones siguen y que ahora serán a nivel nacional, bajo el nombre de la “toma de Venezuela”. Y convocó a la militancia a marchar por todo el país en abierto desafío a la prohibición.

De este modo se ha establecido una clara lucha de fuerzas con destino imprevisible que puede colocar al país en las horas definitivas de la larga crisis que experimenta. En los últimos dos días hubo cinco muertos, él último un chico de 16 años baleado al caer la tarde de ayer. Se suman a al menos 107 victimas fatales producidas en la actual rebelión contra el gobierno iniciada hace más de un centenar de días. Todo hace prever que esa cifra seguirá creciendo por el aumento de la violencia de la represión y la actividad desatada por parte de los grupos parapoliciales.

´”El régimen anunció que no se puede manifestar. Responderemos con la toma de Venezuela mañana”, advirtió, apenas minutos después de conocerse la decisión gubernamental, la Mesa de Unidad Democrática que contiene a las principales organizaciones disidentes de Venezuela. En otro mensaje la coalición señaló que “las calles de Venezuela son del pueblo, no de la dictadura” y sostuvo que la manifestación es un derecho consagrado en la Constitución.

Poco antes el diputado José Antonio Mendoza señaló que la decisión de la MUD de ampliar la protesta forma parte del llamado que hizo la oposición a desconocer al gobierno de Maduro y declararse en desobediencia civil, derechos establecidos en la Carta Magna.

La Asamblea Constituye es la última herramienta pergeñada por el chavismo para generar un suprapoder bajo su control con autoridad para disolver el Parlamento con mayoría opositora; eliminar la inmunidad de los legisladores; disponer el cierre de la Fiscalía General crítica de esa medida y arremeter contra la dirigencia disidente.

Maduro prohibió las marchas, pero la oposición llamó a tomar Venezuela

Este cuadro convertiría al régimen en una dictadura clásica con un maquillaje tenue de legalidad. En ese sentido el gobierno anunció a través de sus voceros que será esa Asamblea la que decida si se hacen las demoradas elecciones de alcaldes y gobernadores pendientes desde el año pasado y que resolverá si hacer o no un referéndum para que la gente valide con el voto a la nueva Carta Magna.

En duda queda también la elección presidencial de 2018. Es un intento de huir hacia adelante del gobierno chavista que cuenta con escaso apoyo electoral debido a la magnitud de la crisis económica y social que enfrenta. “La Constituyente tiene el único propósito de evitar las elecciones, todo lo demás no existe”, dijo un analista a este enviado.

El crecimiento de la protesta se hizo evidente con el resultado de la actual huelga general y además con una participación la tarde de hoy mucho menor a las históricas en el acto de cierre con Maduro presente de sus candidatos a la Asamblea.

En ese acto en la avenida Bolivar de Caracas, el presidente reiteró que “llueva, truene o relampaguee, la Constituyente va”. El líder chavista emplazó a la oposición a sumarse a una “mesa de paz” y reconciliación antes del domingo y pidió a la disidencia que “que abandone el camino insurreccional, que vuelva a la Constitución”.

Pero la MUD denuncia que justamente es la Carta Magna lo que no se ha respetado porque no se llamó a un referéndum como dispone para que habilite una reforma. Las elecciones detenidas sin fecha también violan la letra constitucional.

Maduro advirtió que si no se logra ese acuerdo “yo le entregaría a la Constituyente todo el poder de convocar de manera obligatoria un diálogo nacional de paz con una ley constitucional”. El amontonamiento de amenazas puede leerse como una reacción de preocupación ante el persistente desafío opositor. Así este día viernes puede determinar de modo radical el destino de esta crisis. (Fuente Clarín)

EEUU RETIRÓ FAMILIARES DE DIPLOMÁTICOS

Con la oposición en abierta desobediencia civil y ante el temor a que haya estallidos de violencia durante la elección para la Asamblea Constituyente de pasado mañana, Estados Unidos ordenó ayer a los familiares de su personal en la embajada de Caracas abandonar Venezuela.

El anuncio del Departamento de Estado tiene lugar después de un aumento de las tensiones entre el gobierno de Donald Trump y el de Nicolás Maduro. Anteayer, la Casa Blanca le impuso sanciones a 13 altos funcionarios chavistas y advirtió que se prepara para una respuesta “rápide y firme” si avanza el plan del gobierno venezolano para reformar la Constitución y darle más poderes al presidente.

En un comunicado, el Departamento de Estado también autorizó la salida voluntaria de los empleados de gobierno, dada la crisis política y el pico de violencia. Además, sugirió a los norteamericanos no viajar al país “debido a disturbios sociales, crímenes violentos y la omnipresente falta de alimentos y medicinas”.

El anuncio tuvo lugar apenas tres días antes de las elecciones para la Constituyente, y en un clima de gran convulsión social en el que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) está decidida a no dar un paso atrás.

Los líderes opositores decidieron ayer mantener y ampliar su desafío contra Maduro, pese a la suspensión del derecho a la manifestación y a la reunión impuesto por el gobierno. El llamado es no sólo a tomar hoy la capital, sino también las principales vías del país en la llamada ahora “Gran toma de Venezuela”.

Desobediencia civil por todo lo alto: “A las 12,30 [justo después de la hora tope gubernamental] todos a la calle en todas las vías y avenidas”, anunció el diputado Jorge Millán, quien actuó como vocero de la oposición y que calificó de “inconstitucional” la prohibición del oficialismo. “Mientras más seamos, menos podrán con nosotros”, añadió Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento.

La respuesta contundente llegó tras el movimiento de última hora del gobierno, que busca disminuir el impacto de la multitudinaria protesta de la oposición. “Quedan prohibidas las reuniones y manifestaciones públicas en todo el país desde las 12 del 28 de julio”, informó el ministro de Interior, mayor general Néstor Reverol, uno de los 13 sancionados por Estados Unidos, que incluso amenazó con penas de cinco a 10 años de cárcel para quienes “perturben” el proceso electoral.

El “éxito” de las 48 horas de la huelga general, que se acrecentó durante la jornada de ayer, ha obligado al oficialismo a mover ficha en vísperas de los comicios amañados de la Constituyente. Y lo ha hecho mediante un fuerte despliegue militar, que incluso ha sumado a los milicianos al Plan República, para un total de 230.000 hombres.

Las amenazas gubernamentales no han amedrentado a la oposición, otra cosa será si han conseguido atemorizar a sus militantes. Más tensión para un conflicto que se ha cobrado, de momento, siete vidas durante el paro cívico de esta semana. La fiscalía confirmó un total de 109 en 118 días de protestas, tras ordenar la investigación del asesinato de un menor de 16 años en Caracas y de un gerente comercial de 48 en el interior del país.

Gilimber Terán fue alcanzado por un proyectil en la cabeza cuando volvía de llevar comida a su hermano. Al pasar cerca de una protesta recibió el disparo, procedente, según sus familiares, de un grupo de colectivos revolucionarios que fustigaba a los concentrados.

A Aurelio González lo acribillaron a balazos cuando también acababa de llevar comida a un grupo de jóvenes que se enfrenta a la policía en Los Guayabitos, estado Carabobo. Era un conocido miembro de la resistencia contra Nicolás Maduro. De forma extraoficial también se adelantaron las muertes violentas de José Miguel Pestano, de 16 años, y de Anthony Torrealba, en un oscuro crimen. El joven fue encontrado en un vertedero con el cráneo fracturado. “Los vecinos nos han informado que le llevaron en un camión de la Guardia Nacional”, informó Guevara.

Cifras terroríficas que se van acumulando al mismo ritmo que los agentes gubernamentales atacan a manifestantes y a sus residencias, como el miércoles en la noche en La Candelaria, barrio cercano al Palacio de Miraflores en el que viven emigrantes españoles y portugueses.

Maduro insistió ayer, a última hora, en abrir un diálogo directo con los opositores, a los que acusó de ser unos matones a sueldo: “Le propongo a la oposición que abandone el camino insurreccional, que vuelva a la Constitución, e instalemos en las próximas horas una mesa de diálogo”.

Una propuesta que la oposición no aceptó, pese a que uno de sus líderes, el gobernador Henri Falcón, se mostró decidido a acudir al diálogo. “Nunca hubo una intención real de acuerdo”, detalló Guevara para explicar las negociaciones mantenidas con José Luis Rodríguez Zapatero. (Fuente La Nación)

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.