miércoles 20 de septiembre, 2017

Del Potro no puede levantar cabeza, ni “acomodarla”.

0 comentarios

No logra meterse en los partidos y eso se paga.

Del Potro no puede levantar cabeza, ni “acomodarla”.

Juan Martín Del Potro se prepara para debutar en el US Open, el torneo que ganó en 2009. Luego de confirmar que será baja frente a Kazajistán y que puso en duda que vuelva a jugar la Copa Davis, el tandilense reconoció que le está costando encontrar motivación después de la intensa temporada pasada que vivió tras recuperarse de tres operaciones de muñeca.

“Estoy en camino de encontrar la motivación, que en los últimos torneos me costó mucho. Es una realidad que no hay que ocultar, ni mentir”, dijo uno de los siete tenistas argentinos que participarán en el torneo estadounidense en una entrevista con la agencia DPA. “Este año me está costando mucho jugar. El sacrificio que he hecho para volver a jugar, todo el año pasado, las cosas buenas que me pasaron, tal vez estoy pagando esas consecuencias del gran esfuerzo que hice”, agregó.

Mientras espera por el debut, que será contra el suizo Henri Laaksonenen, Del Potro considera que jugar el US Open es “especial”. “Me hacen sentir un campeón en cada lugar donde voy y cada momento que camino por acá me recuerda a algo del 2009. Eso automáticamente me renueva las ganas y las energías, y espero poder volcarlo en la cancha”, deseó Delpo.

Para Del Potro, que la gente le exija buenos resultados es “una presión linda”. “Saben que puedo dar más y que tal vez hoy no lo puedo demostrar. Pero también estoy tranquilo y consciente de que hace un año y medio, esto lo veía por televisión: no podía competir, no podía jugar y sufría mucho todo lo malo que me estaba tocando. Y que en muy poco tiempo cambió de nuevo mi vida y conseguí la Copa Davis, que fue algo soñado para nuestro país durante muchísimo tiempo. También viví una de las mejores semanas de mi vida en Río, consiguiendo otra medalla”.

“A mí me pone mal perder y me amarga esta situación. Pero pasa mucho que la gente te compara todo con el año pasado, con el 2009 o cuando estaba bien. Hoy estoy 30 del mundo (ocupa el puesto 28) y hace un año y medio estaba mil y pico. Mucha gente lo naturaliza o lo ve como algo normal, pero no muchos pueden lograr eso. Desde (Roger) Federer hasta el que te imagines tienen altibajos, con momentos que se encuentran mejor, con momentos que se encuentran peor. Y es normal en un deporte tan exigente como éste. Esa es mi realidad y yo estoy muy feliz de poder volver a jugar al tenis, de poder estar en estos torneos y de venir acá, que es un sueño para mí”, expicó Delpo.

Respecto de sus aspiraciones en el último Grand Slam de la temporada, Del Potro indicó: “Todo el mundo sabe que es mi torneo favorito, donde mejor quiero jugar y donde más lejos quiero llegar. La realidad marca que mi situación no es como la deseo. Pero también me agarro de que le puedo ganar a Berdych como lo hice en Cincinnati o que puedo tener buenos partidos, como el que perdí con Dimitrov, que ganó el torneo. Sé que si el tenis se me despierta y ese hambre que siempre tengo me acompaña, me da ilusión de poder hacer un buen torneo”.

Del Potro no descarta jugar los próximos Juegos Olímpicos. “Por ahí es medio loco escucharlo, pero a mí me encantaría estar en Tokio 2020. Llegar sano y en buen nivel. Es uno de los objetivos que me planteo a largo plazo. En el futuro, me veo poniéndome físicamente como corresponde para estar a la altura de estos torneos y de los mejores del mundo. Me cuesta mucho más que a los 20 años, ya tengo casi 29, y sufrí mucho con el tema de las lesiones”, indicó.

En el final de la entrevista, la Torre de Tandil confirmó que trabajará con el entrenador Sebastián Prieto. “Vamos a probar. Es un perfil bajo como a mí me gusta. No sabemos cómo puede seguir el futuro, pero para mí es importante en un torneo tan exigente y tan demandante encontrar una compañía, alguien que esté en la cancha conmigo, que me pueda ayudar, que me pueda corregir cosas. Lo tomamos como algo natural, nos estamos conociendo también dentro de la cancha y no cerramos ninguna puerta. Estamos abiertos al diálogo, pero sabemos que vamos día a día”. (Fuente Clarín)

ADNbaires/

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *