lunes 20 de noviembre, 2017

Catástrofe nacional: 10 millones de hectáreas bajo el agua.

Comentarios desactivados en Catástrofe nacional: 10 millones de hectáreas bajo el agua.

Sensible baja en la siembra.

Catástrofe nacional: 10 millones de hectáreas bajo el agua.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, puntualizó hoy que “hay más de 10 millones de hectáreas de las más productivas inundadas”, por lo que definió la situación como una “catástrofe” que “tiene que hacer tomar conciencia del abandono que hubo en la Argentina durante el anterior gobierno”.

El productor enfatizó que “todavía seguimos pagando las consecuencias del abandono de los años anteriores”, no obstante remarcó que “ahora, cuando baje el agua, sí hay que hacer las obras porque la Argentina se pierde una gran chance de producir algo que el mundo quiere y que necesita, que son alimentos”.

Según el dirigente agropecuario, “un 35 por ciento del agua que está se va a evaporar a partir de que haya sol, de que empiece la primavera”, mientras que “el otro 20, 25 por ciento, a pesar de que el suelo está saturado, hay que esperar que drene”.

Inundaciones: estiman que son 10 millones las hectáreas bajo agua

Al respecto, agregó, en declaraciones a radio Rivadavia, que “lo que resta tendría que correr, en el caso de la provincia de Buenos Aires, hacia el mar”, pero añadió que “esto llevará tiempo”.

Etchevehere aseguró que en total “hay 10 millones de hectáreas inundadas de las más productivas de la Argentina”, por lo que definió la situación como “una catástrofe productiva, medioambiental y social”.

Para el presidente de la SRA, “esto nos tiene que hacer tomar conciencia del abandono que hubo en la Argentina durante el anterior gobierno” en el que “no se hicieron las obras a pesar que no se tuvo el dinero y el poder para hacerlo”.

“Está comprobado que la indolencia del gobierno anterior trajo consecuencias”, sentenció Etchevehere, quien sostuvo que durante el kirchnerismo “no tuvieron limitantes para hacer algo que era en beneficio de la comunidad en general”, pero hoy “la plata no se sabe dónde está y las obras quedaron sin hacer”.

Frente a esta situación, señaló que “una vez que baje el agua se van a poder hacer cosas que mitiguen, que rindan, que se puedan ver y surtir efecto” ya que “hoy con los campos con un metro de agua no hay mucho para hacer, sólo esperar que pase”.

El productor resaltó la importancia de las obras, al remarcar que hace 15 años que la Organización Meteorológica Mundial, que es el portavoz de Naciones Unidas, “viene advirtiendo que por el calentamiento global estos fenómenos van a ser cada vez más intensos”. (Fuente Clarín)

BAJA EN LA SIEMBRA

Según un informe de técnicos de Grupo Agros para LA NACION, la cantidad de hectáreas afectadas por el agua, entre inundado y anegado, en la Pampa es de aproximadamente 1.500.000. Esto entre Catriló, General Pico, Quemú Quemú, Eduardo Castex, Embajador Martini, Realicó e Intendente Alvear, con una afectación del 60% aproximadamente.

En tanto, según el reporte, en Buenos Aires, en General Villegas y Florentino Ameghino, hay un 80% de afectación, mientras que Carlos Tejedor, Rivadavia y Trenque Lauquen tienen afectadas unas 100.000 hectáreas cada localidad. “En cuanto a Guaminí, Salliqueló, Pellegrini, Pehuajó y Tres Lomas, están afectados en un 30 a 40% y los partidos de Daireaux y Henderson superan el 45/ 50 % de afectación”, detalla.

“Hoy el porcentaje de hectáreas inundadas en La Pampa es inferior a meses atrás, pero situación inversa se da en Buenos Aires. De todas formas, la situación en ambas zonas es crítica y dependemos de las lluvias de primavera-verano para agravar o mejorar el panorama”, sostienen los técnicos.

“El mayor inconveniente no sólo fueron los milímetros caídos, que elevaron las napas sino también el agua que se desplaza desde el norte (Córdoba y Santa Fe) hacia estas zonas, ya sea por cauce natural o no, debido a que hoy no existe reglamentación clara, creando conflictos interprovinciales y entre partidos”, agregan.

Los técnicos prevén un fuerte recorte del área en las zonas afectadas. “La perspectiva o panorama de hoy es una reducción del área de siembra de 50% en La Pampa y un 30/40% en Buenos Aires, dependiendo del partido”, explican.

Como dato positivo, señalan que la media térmica está subiendo al igual que las horas luz, lo que ayuda a una evaporación constante de unos 10 mm diarios. “Si el clima es favorable, con lluvias normales, más bien bajas, ayudaría notoriamente a un incremento en las hectáreas de la superficie de siembra que hoy se está hablando”, indican.

Para los técnicos de Agros, otra alternativa que hoy los productores tienen en cuenta es retrasar la siembra del maíz, “ya que decreció notablemente la intención de siembra de girasol, porque el área afectada es sumamente girasolera”.

“También hay que tener en cuenta que todo esto hizo que a hoy en día haya muchos lotes sin barbechar o mal barbechados, lo que va a generar un gran cuello de botella de logística y distribución de productos”, añaden. (Fuente La Nación)

Inundaciones: estiman que son 10 millones las hectáreas bajo agua

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.