lunes 26 de febrero, 2018

El Gobierno sospecha que la RAM rastrilló el río Chubut.

Comentarios desactivados en El Gobierno sospecha que la RAM rastrilló el río Chubut.

La familia de Maldonado recusó al juez Otranto.

El Gobierno sospecha que la RAM rastrilló el río Chubut.

Mientras continúa investigando la pista del gendarme que le tiró un piedrazo a un manifestante mapuche, el gobierno de Mauricio Macri también busca abrir una nueva línea: la Gendarmería informó un rastrillaje que hizo una camioneta de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) a lo largo del río Chubut días después del desalojo de la Gendarmería de la ruta 40.

Según pudo saber LA NACION, la Casa Rosada le otorga extrema importancia a ese dato. Implicaría que los manifestantes de la RAM buscaban a un compañero y no que se lo había llevado la Gendarmería.

El enfrentamiento entre manifestantes y gendarmes fue el 1° de agosto. Desde entonces, la RAM denunció la desaparición de Santiago Maldonado y acusó a la Gendarmería de haberlo detenido y cargado arriba de un camión Unimog.

Pero la Gendarmería hizo llegar a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, un informe que indicaba que una camioneta de la RAM rastrilló el 2 y 3 de agosto la costa del río Chubut. Es el mismo lugar donde el gendarme Neri Armando Robledo dijo haber arrojado un piedrazo a un manifestante que cruzó el río a nado y lo insultó.

Estos nuevos indicios y el resultado negativo de la prueba de ADN en vehículos de la Gendarmería hicieron desvanecer la pista de la “desaparición forzada” que existía en la causa del juez federal, Guido Otranto. Este era el principal objetivo del presidente Macri. A partir de ahora, la Casa Rosada apunta a que se investigue como un delito común o un caso policial.

El Gobierno quiere que Otranto investigue si hubo rastrillaje de la RAM y que el juez cite a declarar a un joven identificado como Eduardo Pastorini, docente de Bariloche y supuesto militante de derechos humanos. Un video de Gendarmería muestra que estaba el 1° de agosto en el escenario de la ruta 40, junto al camión Unimog en el que denunciaron que se llevaron a Maldonado. Pero nunca se presentó a declarar ante el juzgado. “¿No vio nada? ¿Por qué no se presentó?”, se preguntan en la Casa Rosada.

El Gobierno le pedirá también al juez que ingrese al campo de Pu Lof en Cushamen. Otranto no ingresó el 16 de agosto, pese a que los perros rastreadores indicaron ese rumbo. La comunidad mapuche le impidió el paso bajo la excusa de que era “territorio sagrado”. Algo podría esconder ese misterioso campo.

RECUSAN AL JUEZ

La familia de Santiago Maldonado, el joven tatuador de 28 años desaparecido el 1 de agosto pasado, recusó al juez federal de esta ciudad, Guido Otranto, a cargo de la investigación.

El juez Otranto todavía no resolvió la presentación de la familia Maldonado porque ya comenzaron los declaraciones de los cuatro gendarmes citados para hoy.

En una entrevista con LA NACION, Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido, había criticado al juez Otranto y a la fiscal de la causa, Silvina Ávila. “No hacen nada para que aparezca Santiago, desde el primer momento. No sé por qué”, dijo.

La familia Maldonado recusó al juez Otranto

El juez Otranto.

Esta mañana, la fiscal Silvina Ávila recibió 18 carpetas con información que puede ser clave para la investigación: los resultados de los peritajes hechos sobre los teléfonos celulares secuestrados a los gendarmes que participaron del operativo del 1° de agosto pasado en el predio ocupado por la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, en la estancia Leleque, en el departamento de Cushamen.

Los peritajes comenzarán a ser analizados hoy después de las declaraciones testimoniales de los gendarmes previstas para esta jornada. Hoy están citados Marcos González, Sergio Rigonatto, Jorge Luis Fortunato y Daniel Orrego.

La explicación de la familia

“Los familiares de Santiago Maldonado y su abogada, principal querella en la causa donde se investiga su desaparición forzada, hemos presentado en el día de hoy la recusación del Juez a cargo de las mismas, Guido Otranto, ante el nulo avance en la investigación sobre la situación de nuestro familiar”, indicaron en un comunicado.

En tanto, sostuvieron que creen necesario:

“Resaltar la necesidad de acumular las causas donde tramita la desaparición forzada de persona de Santiago, para evitar más dilaciones y desvíos en la investigación sobre su paradero actual”

“Requerir la intervención de nuevo magistrado, imparcial y eficiente en la tarea a su cargo.”

“Ratificar el pedido de intervención de un Grupo de Expertos Internacionales de la ONU para colaborar en la investigación judicial. Hemos solicitado una medida cautelar a CIDH en relación a la urgente puesta en marcha de este grupo”

“Solicitar a los demás querellantes en la causa optimizar la coordinación con la familia y el equipo de investigadores que la asisten, a fin de evitar dilaciones en la tramitación de la causa.”

“Nuestro mayor deseo y motivo de angustia es saber la verdad sobre la situación de Santiago y eso orienta todas nuestras acciones. Pedimos el acompañamiento de todos, sin divisiones ni especulaciones”.

EL RASTRILLAJE

La Policía Federal y la Prefectura rastrillaron el pasado 16 de agosto la zona más cercana al lugar donde testigos dijeron que vieron por última vez a Santiago Maldonado , el 1° de agosto último.

Vistas aéreas de la zona donde se ubica el Pu Lof Cushamen. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

En las imágenes exclusivas, a las que accedió LA NACIÓN, se puede observar cómo fue el trabajo de los efectivos. También trabajaron integrantes del grupo de elite Albatros de la Prefectura Naval, que realizaron desde primeras horas de la mañana de ese día un rastrillaje en el sector de la Estancia Leleque, en el departamento de Cushamen, en Chubut, ocupado la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, en busca de pistas sobre Maldonado.

El personal de la Prefectura Naval y la Policía Federal, contaron con la colaboración del Grupo Especial de Búsqueda y Salvamento con Canes de la Policía de Santiago del Estero.

En el procedimiento habían estado presentes el secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios, Públicos y Legislaturas, Gonzalo Cané, y el secretario de Políticas Seguridad e Intervención Territorial, Dario Oroquieta, ambos del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Vistas aéreas del Río Chubut en la zona próxima a los rastrillajes. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

El nuevo rastrillaje de 800 kilómetros

En tanto, hace una semana comenzaron los rastrillajes en los primeros kilómetros de los 800 que recorre el Río Chubut, lo que constituye la zona más cercana al lugar donde testigos vieron por última vez a Maldonado.

Caso Maldonado: el Juez habla con responsables del operativo

Además, una delegación con cinco perros de la División Canes de la Policía de San Luis partió hoy hacia la provincia de Chubut para participar de los operativos de búsqueda.

Los perros, llamados Humo, Apolo, Arles, Beka y Atuk, salieron junto a sus guías hacia Esquel, en la provincia de Chubut, con una delegación de la División Canes.

La solicitud de colaboración fue realizada por el ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich y los perros serán guiados por personal policial.

Vistas aéreas del casco de la Estancia Benetton. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

“Fuimos convocados por el ministerio de Segurad de la Nación a Esquel y vamos a ver en qué podemos colaborar en el trabajo”, dijo el subcomisario Víctor Herrera, uno de los efectivos que participa del viaje, antes de partir hacia el sur del país.

El grupo, sostuvo, está integrado por “seis efectivos y cinco canes de distintas especialidades. Son canes de grandes áreas, siniestros, rastros”, entre otras habilidades.

Vistas aéreas de la zona donde se ubica el Pu Lof Cushamen. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

Asimismo, dijo que fueron convocados a la búsqueda sus similares de Buenos Aires y Santiago del Estero, además de San Luis. “Es mucha la zona que hay que cubrir, nos han hablado de unos 500 ó 600 kilómetros cuadrados”, señaló, y reconoció que no sabían el tiempo que les podía llevar el rastrillaje. “Nosotros vamos a Esquel y de allí veremos adónde nos tenemos que trasladar”, dijo el policía, quien detalló que tenían que estar a las ocho de la mañana del viernes en la zona. (Fuente La Nación)

Vistas aéreas de la zona donde se ubica el Pu Lof Cushamen. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

Vistas aéreas del Río Chubut en la zona próxima a los rastrillajes. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

ADNbaires/

Los comentarios están cerrados.